limpia parabrisas antilluvia

El tratamiento antilluvia de Carglass®

La última tecnología del tratamiento antilluvia de Carglass® se inspira en el “efecto loto”, que repele el agua e impide que el hielo se adhiera. 

  • También dificulta la adherencia de mosquitos, mejorando la visibilidad del conductor.

El tratamiento antilluvia de Carglass®

Tener buena visibilidad al volante es primordial para la seguridad vial y la de los ocupantes del vehículo. ¿Sabías que más de un 15% de los accidentes de tráfico se deben a una mala visibilidad del conductor? Las condiciones meteorológicas adversas son uno de los principales motivos que influyen en este aspecto.

Para dar solución a problemas de visibilidad por lluvia o nieve, Carglass® ofrece su tratamiento antilluvia: una tecnología de última generación que permite repeler el agua. Las gotas, nada más tocar el cristal, forman perlas que caen rodando por el parabrisas. También dificulta la adherencia del hielo en invierno y la de los mosquitos en verano: es mucho más fácil retirarlos.

Además, este producto de calidad tiene una gran durabilidad, ya que es muy resistente a productos abrasivos de limpieza y mantiene su eficacia hasta ocho meses.

¿Qué es el efecto loto?

El tratamiento antilluvia que aplica Carglass® está inspirado en el “efecto loto”, descubierto en 1977 por botánicos alemanes. Se basa en las propiedades de las hojas de esta planta, cuya superficie hace que las gotas de agua mantengan una forma esférica. De este modo, cuando llueve, las gotas resbalan por las hojas de loto y no se quedan adheridas.

Además, se descubrió que el ángulo de contacto de las gotas de agua con la superficie era determinante.

¿Cómo funciona esta tecnología?

Con toda esta información, y basándose en conceptos de química avanzada y nanotecnológicos, Carglass® desarrolló un tratamiento innovador en el sector del automóvil: consiste en crear una lámina intermedia en el parabrisas que aumenta el ángulo de contacto. Esto facilita que se pueda repeler el agua de la lluvia, ya que el punto de contacto con el cristal es mucho más pequeño. La propia velocidad del vehículo y el viento permiten que las gotas rueden y se vayan rápidamente.

En definitiva, este tratamiento antilluvia de Carglass® mejora la seguridad de los pasajeros y debe ser aplicado por técnicos de confianza que ofrezcan garantías de calidad, como todos los técnicos especializados en nuestros centros de servicio.

Autor: carglass
Fecha de publicación: 05/02/2022

Podrían interesarte