Conduce seguro

En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

Trucos imprescindibles para conducir con lluvia

A casi nadie le gusta conducir bajo la lluvia, ¿verdad? No obstante. cuando no queda más remedio que ponerse al volante bajo condiciones climatológicas adversas como es la lluvia, es importante extremar las precauciones y tener en cuenta algunos consejos para no poner en juego nuestra seguridad. Ya sabemos que las intensas lluvias suponen un riesgo en la carretera, aunque también hay que prestar atención a la llovizna o cuando comienzan a caer las primeras gotas, ya que la mezcla de agua con la suciedad del asfalto puede convertirse en una pista de patinaje.

A continuación, te ofrecemos algunos trucos para tener bajo control la conducción con lluvia e incrementar la seguridad en estos casos:

1. Dado que los neumáticos son el único punto de contacto del coche con el suelo, es imprescindible que estos se encuentren siempre en buen estado. Aunque la profundidad mínima del dibujo que se permite legalmente es 1,6 milímetros, se recomienda que sea superior para conducir sobre el asfalto mojado y poder evacuar el agua sin ninguna dificultad. Asimismo, las ruedas también deben tener la presión adecuada para favorecer un apoyo correcto sobre el firme.

2. Si conduces con lluvia debes reducir la velocidad y adaptarla al estado de la vía y a la magnitud de las precipitaciones.

3. Aumenta siempre la distancia de seguridad con el coche que nos para evitar un choque en caso de un frenazo brusco, ya que sobre el asfalto mojado se incrementa el tiempo de frenada. Al mismo tiempo, evitaremos las molestias del agua que va despejando el vehículo de delante.

4. La conducción con mal tiempo debe ser suave, evitando en la medida de lo posible las maniobras bruscas, así como los acelerones y los frenazos. Considerando que el asfalto es altamente deslizante, si circulamos sin atender a estas precauciones, existen más probabilidades de sufrir un incidente.

5. Evita atravesar los charcos o cualquier zona con agua acumulada para prevenir el temido efecto aquaplanning. En estos casos el coche pierde el agarre a la carretera y se pierde el control de este, por lo que es recomendable únicamente levantar el pie del acelerador de forma suave y mantener el volante firme hasta que el vehículo vuelva a desplazarse con normalidad.

 

Conducir con lluvia

 

6. En los días de lluvia, para hacer frente a la falta de visibilidad es importante circular con las luces encendidas, aunque no sea de noche. Las luces permiten ver y ser vistos para no poner en riesgo nuestra seguridad ni la del resto de vehículos.

7. Uno de los efectos más molestos que se suele originar cuando llueve es el empañamiento de los cristales, con el consiguiente peligro que supone por la reducción de visibilidad. Para evitar que esto suceda, es aconsejable encender el sistema de climatización a una temperatura entre 20 y 21 grados con las rejillas hacia la luna. Si fuera necesario, también se puede abrir un poco la ventanilla para eliminar el vaho.

8. Una de las recomendaciones más importantes para conducir con lluvia con total tranquilidad es asegurarse de que las escobillas del limpiaparabrisas se encuentran en perfecto estado. Este elemento es el encargado de despejar el agua del parabrisas para permitir una correcta visión durante los desplazamientos.

9. Para que sea más fácil conducir bajo los efectos de la lluvia es muy recomendable aplicar al parabrisas un tratamiento antilluvia. Este tratamiento, que realizamos en Carglass®, repele el agua, mejora la visibilidad y hace que la conducción sea más cómoda.

Además de poner en práctica estas recomendaciones para circular con mal tiempo, recuerda mantener siempre el coche a punto para que no te juegue una mala pasada cuando las condiciones climatológicas no son las idóneas. En este sentido, uno de los elementos que favorecen una correcta visibilidad al volante es el parabrisas, por lo que ante el más mínimo desperfecto no dudes en acudir a uno de los centros Carglass® donde te ayudaremos a solventar el problema rápidamente. Puedes encontrar aquí tu centro más cercano y pedir cita J

Compartir en

Deje un comentario

Post Similares