Conduce seguro

En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

Mantenerse en el centro del carril: ¿Cómo funciona el sistema LKAS?

funcionamiento sistema lkas

¿Cuántas veces en tu vida has perdido el control de tu coche, aunque sea por un microsegundo, debido al sueño o a un descuido? Ese microsegundo, ese instante insignificante en otras situaciones, puede tener muchas consecuencias cuando vas circulando.

Y es que ¡es tan fácil despistarse! El GPS, la lista de Spotify, la búsqueda de las gafas de sol, los niños y la modorra después de comer. Que tire la primera piedra el que no haya sido culpable de algunas de estas acciones al volante.

Afortunadamente, los coches del siglo XXI conocen nuestras debilidades. La Industria automovilística ofrece soluciones para este tipo de situaciones gracias a la tecnología ADAS (Advance Drive Assistance System).

 

¿Qué son los sistemas ADAS?

La conducción autónoma es desde hace tres décadas una obsesión en la industria de la automoción. Esta idea ha llevado a los grandes fabricantes a apostar por tecnologías, sensores, alarmas y cámaras, entre otros, que puedan acercar un coche hasta el umbral de la conducción autónoma, con las mejores condiciones de seguridad.

Es así como surge una diversidad de sistemas de asistencia, algunos de ellos apoyados por satélite, que facilitan la tarea del conductor y le advierten acerca de la presencia de factores de riesgo. Este tipo de sistemas se conocen como ADAS – Advanced Driver Assistance Systems – y han sido diseñados para evitar al máximo las consecuencias del error humano durante la conducción.

Dentro de estos sistemas ADAS destacamos el sistema LKAS – Lane Keeping Assistance System. Quizá te suene a chino, pero es probable que incluso tu coche lo incluya. Te explicamos a continuación en qué consiste el tema.

 

Sistema LKAS

El sistema LKAS evita que un coche salga de un carril cuando observa que el conductor, por alguna razón, se desvía inconscientemente de los márgenes del carril.

 

 

Si el automóvil se empieza a alejar del centro del carril por el que transita y se aproxima a uno adyacente o contrario, sin que el conductor haya accionado los intermitentes, el sistema LKAS toma el control del coche y lo mantiene en el carril por el que ha venido circulando.

Esto no quiere decir que si se te olvida accionar los intermitentes no puedas acceder al carril de al lado, pero el coche puede avisarte con un sonido, modificar tu trayectoria, uofrecer una pequeña resistencia en el volante que se puede contrarrestar para llegar al otro carril. Aunque, ya sabes, que lo óptimo es señalizar las maniobras que vas a realizar para poner sobre aviso al resto de conductores…

El sistema LKAS está muy lejos del concepto de conducción autónoma, pero sí es un gran avance en seguridad. Según cifras divulgadas por SEAT, en las autopistas europeas cada año mueren más de 10.000 personas como consecuencia de salidas involuntarias e inesperadas.

 

¿Cómo funciona el sistema LKAS?

Una cámara ubicada en la parte delantera del coche envía información sobre la velocidad del automóvil y el giro del volante, con base en la línea de demarcación en la vía. El sistema tiene la capacidad de corregir el rumbo cuando detecta que el coche se aparta del carril.

Algunos fabricantes no solo han implementado la corrección del rumbo en el sistema LKAS, sino que incorporan una alarma sonora y visual. Otros, como Volkswagen, no solo mantienen el centro del carril, sino que logran compensar diferencias ocasionadas por peraltes o vientos laterales.

 

Sistema LKAS – Advertencias

LKAS es, sin duda, un gran avance en la seguridad en las carreteras, pero no es infalible. Factores como la excesiva temperatura dentro del vehículo, la intensa luz solar que impacta sobre la carretera, la niebla, lluvia excesiva o todo aquello que impide que la cámara pueda funcionar correctamente, pueden afectar a la información que transmite la misma.

También las curvas demasiado cerradas o líneas de demarcación borrosas perjudican a la efectividad del sistema. Nunca puedes estar absolutamente seguro de que LKAS cumplirá su misión. Así que el mejor sistema de seguridad es la prevención.

No apartes tus manos del volante. Presta atención a las condiciones de la carretera. No conduzcas cuando estés cansado o después de haber consumido alcohol. Mientras conduces, no revises tu teléfono ni hagas ajustes en la pantalla del ordenador del coche.

Finalmente, recuerda que el sistema LKAS no ha sido diseñado para dirigir el coche durante largos periodos de tiempo. Cuando detecta que el conductor no realiza ningún movimiento por más de 10 segundos, le alertará para que retome el control del coche.

En Carglass® siempre estamos comprometidos con la seguridad vial y, por ello, permanecemos atentos para informarte de toda la tecnología que nos ayuda a protegernos mientras conducimos. LKAS es un sistema que contribuye a que la conducción sea más segura, ¿conoces más? ¡Esperamos tus comentarios!

Compartir en

Deje un comentario

Post Similares