Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

¿Por qué es tan importante revisar la presión de los neumáticos?

presión de los neumáticos

Los neumáticos son la única parte de nuestro vehículo que está en contacto con la carretera. Una afirmación indiscutible y que nos lleva a preguntarnos si damos la importancia que merece a esta parte básica de nuestro coche. Revisar la presión de los neumáticos de manera periódica para comprobar que circulamos con la medida adecuada no solo tiene una influencia directa para realizar una conducción segura. Influye, además, en el consumo de combustible y, por lo tanto, en la contaminación a la atmósfera que emitimos en cada desplazamiento.

Revisiones durante todo el año

Con la llegada de las vacaciones en verano y los viajes hasta nuestro destino de descanso somos más conscientes de que hay que revisar la presión de los neumáticos. Hacerlo antes de emprender un desplazamiento más o menos largo siempre es positivo, pero esa tarea debería formar parte de nuestra rutina habitual, incluso aunque realicemos trayectos diarios cortos. Comprobar la presión una vez al mes es una buena frecuencia.

¿Qué ocurre cuando la presión no es la adecuada?

Las consecuencias negativas son inmediatas:

  • Menos seguridad. Una presión inadecuada ‘falsea’ las reacciones del vehículo en la carretera, generando subvirajes y sobrevirajes. También disminuye la adherencia y aumenta la distancia de frenado, en especial con suelo mojado. 6 de cada 10 fallos mecánicos, según la DGT, son achacables a los neumáticos. Entre ellos destacan los reventones.
  • Mayor consumo. Una baja presión del neumático aumenta el consumo de carburante. Las estimaciones indican que circular con solo 1 bar de presión menos de la que corresponde aumenta el gasto de combustible hasta en un 6%.
  • Mayor coste de mantenimiento. Los neumáticos con poca presión se sobrecalientan, lo que hace que se gasten más deprisa y reduce su vida útil.
  • Más emisiones a la atmósfera. Los vehículos con una incorrecta presión de los neumáticos no solo consumen más, sino que son menos eficientes desde un punto de vista medioambiental. Emiten más dióxido de carbono (CO2),  y más óxido de nitrógeno (NOx), dos de los principales gases responsables del incremento del efecto invernadero.

¿Cómo se mide la presión de los neumáticos?

Siempre debe hacerse en frío, de otra forma no obtendremos datos fiables.  Se puede decir que el coche está frío cuando ha recorrido menos de 5 kilómetros de distancia. Consulta en el manual cuál es la presión adecuada (en algunas modelos puedes encontrar la información también en el lateral de la puerta del conductor o en la tapa del depósito de combustible) teniendo en cuenta que se suele indicar la presión en condiciones de conducción normales y en plena carga. Busca un lugar en el que puedas realizar la operación. Los manómetros de las estaciones de servicio pueden no ser fiables debido a que están a la intemperie. Para ello tienes la alternativa de acudir a un centro especializado o de adquirir un manómetro para tu uso particular.

Si vas a salir de viaje este verano, revisa la presión de los neumáticos y no olvides otro elemento fundamental antes de salir de vacaciones: el parabrisas. Ante cualquier desperfecto, aprovecha las ventajas que te ofrece Carglass y ¡Pide cita ahora!

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares