Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

5 consejos para mantener el coche fresco en verano

mantener el coche fresco en verano

Con la llegada del buen tiempo, el coche se convierte en nuestro mejor aliado para realizar pequeñas escapadas de fin de semana o para marcharnos de vacaciones. Pero el verano es sinónimo también de altas temperaturas, algo que exige precaución. Con las ventanillas cerradas y al sol, un coche puede alcanzar en pocos minutos temperaturas entre los 50 °C y los 60 °C, un verdadero riesgo. Pero mantener el coche fresco también afecta a la hora de llevar a cabo una conducción segura; si estamos incómodos al volante, nuestra atención se reduce y nuestros reflejos son menores.

  1. Haz un uso racional del aire acondicionado

Todos los coches actuales cuentan con aire acondicionado o climatizador. Saber usarlos es fundamental para combatir el exceso de calor y mantener el coche fresco. Uno de los errores más comunes que se suelen cometer es el de activarlo a la máxima potencia cuando se entra en el coche. Además de incrementar exponencialmente el consumo de combustible, generamos unas corrientes de aire frío que, por el contraste, pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Lo más aconsejable es situar el climatizador en una temperatura entre los 20 °C y los 22 °C, para que el habitáculo, poco a poco, vaya adquiriendo esa temperatura. Dirige las salidas de aire hacia diferentes espacios del coche, no hacia los ocupantes. También es una buena idea ‘ayudar’ al climatizador bajando las ventanillas del coche antes de entrar en él, para que el aire caliente del interior se vaya.

  1. Aparca bajo cubierto o a la sombra

Aunque parece evidente, es una recomendación a la que no se suele prestar mucha atención. La diferencia entre un coche al sol y un coche a la sombra, en pleno verano, puede alcanzar los 10 °C. Si vas a estacionar el vehículo durante varias horas, comprueba hacia dónde se desplazará el sol para saber si la sombra se mantendrá. Siempre que sea posible, busca un aparcamiento subterráneo o, al menos, la protección de una cubierta. Aunque el coste de dejar un coche en un parking sea superior, merece la pena cuando el mercurio de los termómetros alcanza sus cifras más elevadas. Además de proteger el brillo y la pintura exterior, estará fresco para conducirlo de inmediato, te permitirá ahorrar en climatizador y evitarás muchas molestias, incluidas las posibles quemaduras.

  1. El parasol, un buen aliado

Colocar un parasol detrás del parabrisas es una acción sencilla y económica que contribuye a mitigar el efecto del calor sobre el volante, el salpicadero y otras partes plásticas del habitáculo. Los hay de muchos tipos y tamaños, y también para las ventanas laterales y la luna trasera.

  1. Cuidado con algunos materiales del coche

Recuerda que las partes del coche que más se calientan cuando llegan los meses de máximo calor son las metálicas (chapa exterior y algunos elementos interiores) y las plásticas (volante, salpicadero, guantera, palanca de cambio, revestimientos, etc.) En cuanto a los asientos, los de tela se calientan mucho menos que los de cuero y materiales sintéticos. Si tú o tus acompañantes vestís pantalones cortos y otras prendas de verano, tened precaución para no sufrir una quemadura. Cuando estaciones el coche asegúrate de no dejar ningún objeto suelto en los asientos, como por ejemplo monedas, que entre cristales pueden alcanzar temperaturas muy altas.

  1. Las lunas tintadas pueden ayudarte

Mantener el coche fresco es más fácil si tu coche cuenta con lunas tintadas o laminadas en los cristales traseros. Además de proteger de la luz directa de los rayos ultravioleta del sol, en verano reducen el efecto de ‘invernadero’ cuando dejas el coche estacionado. Durante la marcha también protegen el habitáculo del calor, lo que repercute en un menor consumo de combustible derivado del uso del climatizador. Por añadidura, los materiales del coche durarán más y conservarán mejor sus colores y brillos.

Pon tu coche a punto para el verano con el servicio de reparación de lunas de Carglass. ¡Pide cita ahora!

Comentarios (2)

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares