Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

¿Qué es el líquido refrigerante del coche?

El líquido refrigerante del coche.

El líquido refrigerante del coche es uno de los fluidos que no pueden faltar en tu vehículo. Se trata de un compuesto químico basado en etilenglicol, el cual tiene la capacidad de regular la temperatura. Este producto ofrece un amplio rango de temperatura, que va desde los -30ºC hasta los 140ºC. De esta manera, hace que funcione dentro del circuito térmico del motor a una temperatura estable y óptima para su funcionamiento. 

Su función principal es absorber el calor del motor para evitar que se produzcan sobrecalentamientos en él. Al contrario, en invierno aguanta muy bajas temperaturas y evita que se congelen algunas piezas, lo cual causaría graves inconvenientes mecánicos. Por otro lado, actúa como lubricante, limpia y protege de la oxidación a las piezas del sistema refrigerante del coche gracias a sus propiedades anticorrosivas.

¿Qué líquido refrigerante debo usar para el coche?

Existen dos tipos de líquido refrigerantes: el orgánico y el inorgánico. Si tienes la posibilidad de meter a tu sistema refrigerante líquido refrigerante orgánico, te va a durar mucho más. Esto sucede porque el líquido refrigerante orgánico no utiliza silicatos, que es el componente que hace que con el tiempo el líquido refrigerante se degrade. En vez de silicatos usa aditivos de protección más versátiles y duraderos. Al ser biodegradables son menos dañinos para el medioambiente. Además, alcanzan una temperatura de congelación más alta. 

A pesar de conocer ahora esta información, no puedes usar el que quieras. Comprueba siempre que cumpla la normativa adecuada para tu vehículo. Cada vehículo tiene su propio manual del motor donde te indica cuál es el líquido refrigerante que más le conviene a su motor. 

También deberás de tener en cuenta dónde vives, la temperatura de tu región, si lo aparcas en la calle o en garaje… dependiendo de eso cogerás un líquido refrigerante con más o menos etilenglicol. No es lo mismo vivir en una ciudad con temperaturas que varían poco, a una ciudad de temperaturas extremas. Por ejemplo, si contiene un 10% de etilenglicol puede alcanzar temperaturas de -4ºC a 102ºC y si tiene un 25% alcanzan de -12,5ºC a 103ºC .

¿Qué hago si me quedo sin líquido refrigerante?

Revisa cuidadosamente y a menudo los niveles de líquido refrigerante de tu vehículo. En caso de que tengas alguna pérdida a través del circuito, corres el serio riesgo de que éste se vacíe y el coche no pueda refrigerar adecuadamente todos los elementos del motor, llegando a producirse en casos extremos un sobrecalentamiento y posterior avería.

Si observas que la aguja de la temperatura sube por encima de los niveles marcados por el fabricante, detente inmediatamente y señaliza tu vehículo con una luz de emergencia Help Flash.

¿Qué significan los colores del líquido refrigerante del coche?

Podrás observar que el líquido refrigerante tiene unos colores muy llamativos. Estos colores no forman parte ni de su composición ni de sus propiedades. Llevan una especie de colorantes para identificar cuando hay alguna fuga de importancia.

En lo que debemos fijarnos y dar importancia es en que el líquido refrigerante del coche tenga una baja temperatura de congelación, de manera que cuando haga mucho frío el volumen del líquido no suba y así evitar que se estropee el circuito de refrigeración.

Otro dato que debemos saber es que el anticongelante tiene propiedades anticorrosivas y antiincrustantes, para que se acumulen menos depósitos sólidos y de esta manera menos cal en las tuberías. En la misma etiqueta viene el nivel de PH que contiene, el cual indica la capacidad de corrosión del líquido sobre los metales,  así como la cantidad de inhibidores alcalinos y la cantidad de residuos máximos. 

¿Puedo usar solo agua?

Esto no es buena idea. El agua es corrosiva, por lo que puede afectar a distintas piezas de un vehículo. Además, el agua a los 0ºC se congela y a los 100ºC evapora, lo que supone un rango limitado de trabajo. En el caso de no tener otra opción, echarle agua destilada. El agua de grifo o pozo, puede traer restos de sal, algas, bacterias y otros depósitos que pueden arruinar el motor de un coche.

¿Cómo debo cambiar el líquido refrigerante del coche  y cada cuánto?

Lo primero que debes saber es que jamás debes de mezclar dos o más líquidos refrigerantes para el coche. Esto puede estropear completamente el coche. Algunos anticongelantes pueden estar concentrados, por lo que es recomendable mezclarlo con agua al 50%.

Para echar el líquido anticongelante debes hacerlo cuando el motor esté frío, nunca caliente. Cuando el motor está funcionando o en caliente aumenta el nivel del circuito y el nivel del líquido refrigerante se coloca por encima de la marca máxima. Antes de cambiarlo, ten en cuenta que es muy importante vaciar por completo los restos del antiguo líquido. Para echarlo, lo primero es abrir el vaso de llenado gradualmente y si fuera necesario con un paño para que vaya haciendo la descompresión progresiva. Es una acción bastante sencilla.

Recuerda realizar una revisión periódica de los diferentes líquidos de tu vehículo, así como inspeccionar el estado de las ruedas, las escobillas del parabrisas.

Deje un comentario

Post Similares