Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

¿Qué es el efecto túnel y cómo evitarlo?

Efecto tunel.

Conducir puede ser todo un placer, pero también un riesgo para la seguridad si no se hace adecuadamente y con los cinco sentidos. Cualquier distracción puede poner en peligro al conductor y a los pasajeros del coche.

Y no solo las distracciones: ir aumentando la velocidad con el vehículo puede ser muy peligroso ya que se puede producir el efecto túnel, un fenómeno en el que, si vamos demasiado rápido con el vehículo, la visión de nuestro entorno se va reduciendo significativamente.

Es decir, se va perdiendo cada vez más campo de visión y ya no se puede perfilar ni limitar. Todo empieza a verse más difuso. Por el efecto túnel, puedes tener el riesgo de sufrir un accidente con el vehículo. A lo largo de este artículo te daremos unos datos sobre este efecto, que te sorprenderán, y te explicaremos cómo evitar que se produzca.

A mayor velocidad, menor campo de visión

El efecto túnel se explica muy fácilmente. Si conduces rápido, la visión empieza a no percibir las cosas de manera nítida y, cuanto más rápido conduzcas, el efecto irá aumentando de la mano de la velocidad. De hecho, cada vez se vuelven más difusas las imágenes de nuestro entorno, hasta que llega un momento en el que se produce el conocido como efecto túnel.

Para tener una idea de cómo se produce, y en qué circunstancias, os dejamos aquí una tabla comparativa para saber el campo de visión que tenemos dependiendo de la velocidad a la que circule el coche, según los datos aportados por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Datos del campo de visión según la velocidad

Si circulas a velocidad reducida Campo de visión de 104º
Si circulas a 65 km/h Campo de visión de 70º
Si circulas a 100 km/h Campo de visión de 42º
Si circulas a 130 km/h Campo de visión de 30º
Si circulas a 150 km/h Campo de visión de 18º

Pérdida de visión lateral

“A 150 km/h solo se puede ver lo que hay en el centro de nuestra visión. Los lados, como si no existieran. Ese túnel no está en la carretera.”

Esa frase aparece al final de un vídeo de la DGT publicado este 2020 para concienciar a los conductores sobre el peligro de exceder el límite de velocidad en la carretera, sobre todo tras el confinamiento y la limitación de movilidad por la pandemia del coronavirus, que nos ha dejado tanta ansiedad por viajar.

¿Cómo evitar ese efecto túnel?

Evitar que se produzca el efecto túnel puede ser muy sencillo, si cumples con unos consejos básicos que da la DGT: 

  • Conduce a una velocidad moderada.
  • Respeta las señales de tráfico.
  • No cojas el coche si estás cansado.

Bajo esas tres premisas, se podrá evitar el efecto túnel. Las dos primeras van ligadas, ya que si respetas las señales de tráfico colocadas en las carreteras, se da por hecho que vas a conducir moderadamente.

Pero, respecto a la tercera, es importante saber en qué estado te encuentras para conducir. Es decir, si te encuentras cansado, es mejor que reposes y no cojas el vehículo. Además, si vas aumentando la velocidad para intentar llegar antes a tu destino, habrá una mayor activación de tu cuerpo, lo que supondrá aún más fatiga y dejarás de valorar objetivamente el peligro que hay a tu alrededor.

Para mejorar la visibilidad a través del parabrisas, puedes aplicar sobre él el tratamiento antilluvia y antimosquitos, que repele la suciedad y el agua de manera eficaz, permitiendo mejores condiciones de visión con clima adverso.

El efecto túnel: un peligro para tu bolsillo

Además de que el efecto túnel puede ser todo un peligro para la seguridad vial, también lo va a ser para tu bolsillo.

Cada vez hay más radares colocados en las carreteras españolas, y aunque creas que las aplicaciones te van a avisar de todos los radares, algún fallo en la app o que no haya actualizado los mapas puede desmontar tu estrategia. Por eso, el aumentar la velocidad en un tramo de la carretera te puede dar una sorpresa: ¡un flash!

Ya es seguro que de la multa no te vas a librar por conducir más rápido de lo permitido.

¿A qué velocidad conducir?

Para evitar el efecto túnel y así los accidentes de tráfico en las carreteras, lo importante es que sigas el Reglamento General de Circulación vigente. También  las señales de tráfico donde se ha rebajado a 90 km/h el límite de velocidad en carreteras convencionales, aunque podrá subir a 100 km/h si existe la suficiente distancia de seguridad entre los coches; mientras que en las autopistas y autovías, el límite sigue en 120 km/h.

Hay que tener en cuenta que, según la DGT, más del 70% de los accidentes en España se producen en las carreteras convencionales.

Mejor más despacio

Una vez vistos los efectos que puede producir el efecto túnel, lo necesario es que moderes la velocidad mientras estás conduciendo, por tu seguridad y la de los demás; tanto los que están contigo en el coche como los demás conductores que se encuentren en tu misma vía.

Tanto un animal como una persona pueden aparecer por sorpresa por un lateral, y no lo vas a ver. O un vehículo se te puede cruzar sin tener tiempo a reaccionar por la velocidad a la que vas. Por lo tanto, cuanto más despacio vayas en la carretera, mejor. Recuerda los datos proporcionados, las matemáticas no fallan.

Deje un comentario

Post Similares