Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

Todo lo que debes saber sobre el líquido anticongelante del coche

La importancia del líquido anticongelante.

El líquido anticongelante del coche es imprescindible para el funcionamiento del motor, ya que se encarga de refrigerar el coche, además de que cuando las temperaturas son muy bajas en el exterior, también hacen efecto anticongelante. Los motores de combustión necesitan tener una temperatura constante para funcionar correctamente y no sufrir un sobrecalentamiento, ya que esto podría dañar piezas importantes del motor.

Gracias a los aditivos del líquido anticongelante (antioxidantes y anticorrosivos) este conserva las propiedades lubricantes del aceite, evita el fenómeno de la erosión, además de impedir las cavitaciones y espumas para proteger el motor contra la corrosión.

¿Cuál es la diferencia entre anticongelante y refrigerante? 

Muchos conductores confunden los términos anticongelante y refrigerante. Lo cierto es que el líquido anticongelante es uno de los compuestos del refrigerante, por lo que este líquido cumple ambas funciones: absorber el exceso de calor que se produce cuando el motor se enciende, manteniendo su temperatura a una media de 90º, y a su vez evitar que congele cuando las temperaturas son muy bajas.

En resumen, el líquido anticongelante del coche no es más que un componente del refrigerante para disminuir su punto de solidificación, para que todo siga funcionando correctamente aunque las temperaturas sean bajas. De hecho, el líquido anticongelante también es un componente de la gasolina y el gasoil, para evitar que así se congelen en invierno.

El primer anticongelante que se comenzó a usar en los coches fue el metanol, pero como tenía tendencia a evaporarse, a finales de 1930 se comenzaron a utilizar los etilenglicoles, que brindan un punto de congelación muy bajo y un punto de ebullición muy alto, en torno a los 197º. Por eso, actualmente es el líquido anticongelante más usado.

Con la llegada de las bajas temperaturas es importante asegurarnos de contar con líquido refrigerante y revisar el estado de diferentes elementos elementos, como las escobillas.

¿Qué líquido anticongelante del coche debo usar?

Principalmente existen dos tipos de líquido anticongelante: el orgánico y el inorgánico. Si el anticongelante de tu coche es orgánico suele durar más. Los anticongelantes orgánicos, a diferencia de los inorgánicos, suelen tener un periodo de vida útil más largo debido a que no utilizan silicatos, que tienden a degradarse con el tiempo, sino que recurren a aditivos de protección más versátiles y duraderos. Además son biodegradables por lo que dañan menos el medioambiente.También suelen tener una temperatura de congelación más alta y protegen mejor contra la cavitación.

A pesar de esta información, no siempre puedes usar el que quieras. Para saber qué tipo de anticongelante es mejor para tu coche debes comprobar que cumpla los requisitos específicos de tu vehículo, es decir, consulta el manual de tu coche.

También debes tener en cuenta cuál es el clima habitual de la región en la que vives. No es lo mismo aparcar el coche en la calle en una ciudad de montaña, que aparcarlo en un parking en zona de costa.

Por otro lado, lo recomendable es sustituir el líquido anticongelante cada 2 años o cada 40.000 km, ya que en este tiempo el líquido ha perdido ciertas cualidades de su función principal, además de las anticorrosivas. Es importante hacer una revisión del líquido refrigerante y otros elementos antes de hacer un viaje largo o irse de vacaciones.

Deje un comentario

Post Similares