¡Buen Viaje!

¿Te gusta viajar? ¿Eres de los que se lanzan a la aventura de explorar nuevos lugares? En ¡Buen viaje! te ofrecemos rutas y planes en coche, trucos de ahorro y consejos de mantenimiento para disfrutar de un viaje inolvidable.

¿Qué elementos del coche debemos revisar antes de vacaciones?

Llega la época que más esperas en el año: las vacaciones. Pero también es el periodo en el que más debes prestar atención a tu coche, ya que suceden el mayor número de accidentes en carretera.  Revisar el automóvil antes de viajar, realizar un mantenimiento preventivo y así, evitar sorpresas desagradables en carretera, es la mejor forma para garantizar tu seguridad y la de las personas que más quieres.

Mantener tu coche a punto implica conocer los puntos de revisión del coche y entender cuáles son las partes neurálgicas, que van más allá de calibrar neumáticos y comprobar el nivel del aceite.  En Carglass® siempre promovemos la seguridad vial y, por eso, en nuestra entrada de hoy, compartimos los 10 elementos que debes revisar en el coche antes de ir de vacaciones.

 

REVISIÓN DEL COCHE: 11 elementos que debes revisar antes de ir de vacaciones

Para disfrutar unas vacaciones sin ningún imprevisto desagradable debes prestar especial atención a los siguientes aspectos en el momento de revisar el coche:

Lubricante

Revisa el nivel de aceite y si está bajo tendrás que cambiarlo. Utiliza un aceite de calidad.

Filtros de aires, aceite y combustible

Realizar el cambio de filtros de aire, combustible y aceite, de acuerdo con las indicaciones del manual del usuario del coche. Cambiar lubricantes, sin cambiar filtros, disminuye la vida útil del lubricante y puede generar un riesgo para la conducción en carretera.

Limpiabrisas

Implica revisar el estado del parabrisas, las escobillas y los cauchos. Aunque estos elementos estén en buen estado, y no requieran cambio, siempre necesitarán limpieza para que no se deterioren. Si necesitas cambiarlas, en Carglass lo hacemos sin cita previa.

Frenos

El nivel del líquido de frenos y las posibles fugas siempre deben ser revisados. Si hay ruidos, trepidaciones, pérdida de eficiencia o pedal duro, es necesario realizar una evaluación minuciosa.

 

 

El parabrisas

Debemos revisar que la luna delantera garantice la total visibilidad de la carretera para evitar incidentes por lo que si observas que no está en condiciones te recomendamos que cambies el cristal, ya que en verano es cuando más se rompen las lunas debido, en gran medida, a los cambios de temperatura que sufre la luna.

Sistema eléctrico

Algunos fabricantes recomiendan que todo el sistema debe ser examinado cada 10.000 kilómetros y que los cables deben ser reemplazados cada 50.000 kilómetros. Cualquier fallo en este sistema ocasiona desgaste prematuro y compromete la vida útil de otros componentes.

Suspensión

El sistema de amortiguación y la estabilidad del coche son tan importantes como los frenos. Revisar el coche y su amortiguación, requiere examinar los muelles, los tacos, las bandejas, los pivotes y las terminales, sobre todo cuando el objeto de la revisión es poner el coche a punto para ir de vacaciones.

Correa de distribución

La sustitución preventiva de este elemento, de acuerdo con el fabricante debe hacerse cada 50.000 kilómetros. Sin embargo, una verificación cada 15.000 kilómetros puede mostrar grietas y desgastes que indican la necesidad de cambio. Recuerda que la ruptura abrupta de esta pieza puede dañar en forma grave el motor.

Radiador

Atención al cambio del refrigerante. Pide a tu mecánico que compruebe de paso, el funcionamiento de la válvula termostática, del radiador, de la bomba de agua, del ventilador y de los marcadores de temperatura en el panel.

Lámparas

Para viajar con seguridad, también es importante hacer una revisión de la batería, el motor de arranque, el alternador y todas las lámparas y fusibles del coche. Recuerda que en cualquier momento puedes conducir por una montaña con niebla o un camino en una tarde de lluvia.

Neumáticos

Verifica la presión y el estado de los surcos de los neumáticos, incluyendo el de repuesto. Cámbialos de posición en forma periódica, para equilibrar los desgastes irregulares. Por supuesto alineación y equilibrado se hacen obligatorios antes de irte de vacaciones.

Listo. Ahora solo debes revisar tu documentación, planear tu viaje y verificar en el mapa las estaciones de gasolina, centros de servicio, policía, hospitales… y sobre todo, ¡disfrutar de tus vacaciones!

Compartir en

Deje un comentario

Post Similares