¡Buen Viaje!
¿Te gusta viajar? ¿Eres de los que se lanzan a la aventura de explorar nuevos lugares? En ¡Buen viaje! te ofrecemos rutas y planes en coche, trucos de ahorro y consejos de mantenimiento para disfrutar de un viaje inolvidable.

Consejos Básicos para Viajar en Furgoneta

Viajar en furgoneta

Después de unos años difíciles en los que las restricciones hicieron complicados los desplazamientos, muchos fueron los que se aventuraron a hacer un road trip echándose a la carretera con una furgoneta camper. Hay que reconocer que este tipo de viaje te da una libertad que muy pocos ofrecen. Viajar en furgoneta es poder ir donde quieras cuando quieras, sin depender de horarios, ni hoteles en los que hacer el dichoso check-in ni check-out. ¿Por qué? Porque la casa, literalmente,  ya la llevas a cuestas. 

Sin embargo, no todo es de color de rosa. La libertad está muy bien, pero entran en juego una serie de factores que debes tener en cuenta entre ellos una cierta organización. Si es tu primera vez, o estás iniciándote en este mundillo, nunca viene de más poner un poco de sentido común. 

 

10 consejos consejos para viajar en Camper

Vamos con una serie de consejos para viajar en furgoneta empezando por que si lo que quieres es hacer kilómetros y kilómetros lo mejor es hacerte con los servicios que ofrece una camper. 

 

Conoce tu furgoneta

Antes de nada y para que empiece el viaje lo más tranquilo posible, es necesario conocer tus necesidades a la hora de escoger furgoneta. No te quedes con la que te parezca más bonita. Si no con aquella que mejor se adapte a las personas que iréis en ella, el destino, si lleváis extras deportivos como bicicletas o tablas de surf, etc. 

Una vez hayas escogido a tu compañera perfecta de aventuras, tienes que conocerla. Averigua dónde está la rueda de recambio, cómo funciona el techo elevable (si tiene), conoce todos los indicadores de tu cuadro de mandos, tiempos de batería, dónde se encuentran los diferentes depósitos de agua,etc. Esto te ayudará a resolver cualquier contratiempo así como a optimizar tareas durante el mismo trayecto. 

 

Revisión completa antes de partir

Es indispensable hacer una revisión completa a tu vehículo. Revisa que las ruedas estén en la presión correcta igual que el aceite y otros indicadores que tengan que ver con la mecánica. Además, si mientras revisas te das cuenta de que tienes algún chinazo en tu parabrisas o en alguna otra de tus lunas, no dudes en pedir cita con nosotros. La seguridad siempre es importante pero cuando la furgoneta es tu casa, aún más.

 

 

También tendrás que tener en cuenta todo lo relacionado con la electricidad como que la nevera funcione correctamente, las baterías auxiliares, luces, etc. Si lo has alquilado, seguramente tenga todo en orden, pero no estará de más preguntar a los propietarios por algunos detalles. 

De hecho en este momento, también puedes decidir si laminar tus lunas para disfrutar de un poco más de privacidad. Siempre y cuando la furgoneta sea tuya o dispongas ya de algún tipo de cortina que pueda servirte.

 

Planifica tu viaje con antelación

Sí, la libertad está muy bien y siempre da pie a improvisar. No seremos nosotros quienes te digamos que no lo hagas, porque sería quitarle gracia al asunto. Sin embargo,sí que es recomendable tener una guía de ruta con lo indispensable para tener controlados los sitios por los que te apetezca pasar o quedarte más tiempo. Así como zonas en las que pueda haber servicios necesarios durante el trayecto como supermercados o gasolineras. 

Dónde dormir y dónde no

Existen varias opciones cuando se trata de un viaje de furgoneta. Seguro que te has encontrado personas que te han dicho que lo mejor es dormir en campings y otras, que por el contrario te dicen que no es necesario. Ambas versiones son igual de aptas y dependerá también de la duración del viaje así como las comodidades que busques y las características de tu propia furgoneta. 

Nuestra recomendación es que si vas a estar más de una semana, las combines. Ya que lo bueno de los campings es que podrás disponer de tomas de corriente para cargar las baterías de tu camper. Además de disponer de duchas para un buen baño sin miedo a quedarte sin agua caliente. 

Puedes decidirte hasta por tres zonas diferentes para dormir:

  • Libre pernoctación: Aquellas en las que está permitido estacionar para pasar la noche. Normalmente, no ofrecen ningún tipo de servicio alrededor. Suelen ser laterales de autopistas, aparcamientos grandes o parques naturales. Ojo, en España no está permitido quedarse a dormir en cualquier lugar, asegúrate que es una área de libre pernoctación si no quieres llevarte ningún susto en forma de multa. 
  • Específicas para furgonetas y autocaravanas: Se diferencian de las anteriores en que estas ofrecen algún servicio mínimo como duchas o fuentes para cargar agua por un precio bastante bajo. También hay gratuïtas, pero son menos. 
  • Campings: Las zonas de pernoctación con más comodidades. Amplio abanico de precios en función de lo que necesitemos y los servicios que se quieran: instalaciones, parcela propia, ducha, etc. 

 

Viajar en camper

 

Herramientas básicas para viajar en furgoneta

Debemos llevar lo mínimo imprescindible y muy bien organizado. Viajar en furgoneta es sinónimo de ser minimalista. Los espacios son compartidos, así que a no ser que vayas solo, tener cosas por medio acabará trayendo problemas. 

Cada furgoneta cuenta con su propio equipamiento pero no está de más ampliarlo con más cosas. Por ejemplo, un botiquín de primeros auxilios, un kit de herramientas básicas, una cuerda y mosquetones para tender ropa, sujetar algo que se rompa o tensar puertas. También una linterna y luz antimosquitos, así como una alfombra para la entrada de la furgoneta si no quieres llenarla de arena o tierra. 

 

Ten a mano tu smarthpone

A día de hoy, llevar tu móvil contigo es un básico que te puede salvar de muchos imprevistos. En él vas a tener toda la información que puedas necesitar de dónde se encuentran las gasolineras más cercanas así como restaurantes, gasolineras y, por supuesto el GPS para indicar la ruta a seguir. 

También te da la oportunidad de contar con aplicaciones específicas para descubrir spots increíbles donde pasar la noche entre las que destacan: Park4nifght, ÁreasAC y Campercontact

 

Controla la temperatura interior

Debes intentar tener una buena temperatura interior para mayor confort. Tanto en invierno como en verano, llevar protectores térmicos te ayudarán. Por supuesto, durante las noches de invierno, revisa que las claraboyas y ventanas estén cerradas. Y en verano busca aquellas zonas de sombra en las que el sol no de directamente aumentando la temperatura considerablemente. 

 

Vigila las reservas de agua

Estate atento a las reservas de agua, ya que de ellas depende que puedas asearte, cocinar y limpiar. Ten en cuenta que podrás rellenar tu depósito de aguas limpias en lugares concretos o aprovechando algunas fuentes en tu camino. En este sentido, lo mejor que puedes hacer es llevar una manguera para conectarla al punto de carga. Ya que, aunque en algunas ocasiones cuentan de él, normalmente no es lo habitual. 

 

No conduzcas más de 300 kilómetros sin parar

El cansancio puede provocar falta de atención a la carretera o que acabes teniendo algún accidente. De la misma manera que en otros viajes en coche, la parada obligatoria cada 2 o 3 horas como máximo es imprescindible. Hidratarse, estirar las piernas o hacer un cambio de conductor si es posible, serán de gran ayuda. 

 

Respeta el entorno

Lo más bonito de viajar en furgoneta a tu aire es poder disfrutar del entorno y la naturaleza que rodea la ruta. Pases donde pases, pernoctes donde pernoctes, deja siempre el lugar igual o mejor de lo que lo encontraste. No dejes basura ni viertas líquidos. Es quizás, uno de los consejos que más debes grabarte a fuego. Este planeta también nos necesita. Si queremos seguir disfrutando de todo lo bueno que nos ofrece, cuidemoslo. 

Deje un comentario

Post Similares