Reparación de lunas
¿Queda alguna marca tras reparar el parabrisas?

Nuestros técnicos cuentan con tecnología propia de Belron para reparar un impacto con la mayor calidad y garantía posible. No obstante, es inevitable que en el parabrisas reparado quede siempre una pequeña cicatriz, testigo de un impacto anterior. En la mayoría de los casos es imperceptible y no molesta en absoluto a la visión del conductor. Si no has quedado satisfecho con el resultado, contamos con una garantía óptica de un plazo de tres meses desde el momento de la reparación. Por otro lado, y a tener en cuenta para que el arreglo sea lo más eficaz posible, conviene actuar rápidamente desde que se produce el daño. De esta manera, la cicatriz será todavía más difícil de apreciar.