Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

¿En qué consiste el test Euro NCAP?

Test Euro NCAP.

El llamado test Euro NCAP (European New Car Assessment Programme, “Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos”) es un programa de pruebas de seguridad para automóviles nuevos de varios países de Europa, realizado y avalado por varios e importantes fabricantes así como por organizaciones relacionadas con el sector automoción y de seguridad en las carreteras de todo el mundo.

Euro-NCAP realiza pruebas de seguridad pasiva en automóviles de nuevo lanzamiento  al mercado elaborando una clasificación en estrellas de 0 a 5 basada en el comportamiento del automóvil ante posibles impactos frontal y lateral. El objetivo de esta prueba es dar al público y a futuros compradores de coches, toda la información acerca de la eficacia del sistema de seguridad que incorporan estos vehículos con la intención, claro está, de que escojamos los más seguros para nosotros y los que nos rodean. Por esto, en los últimos años se ha incorporado una prueba de medición de seguridad de niños a bordo, así como de peatones en caso de atropello. Las velocidades a las que se hace colisionar a los automóviles de manera autónoma varían entre los 29 km/h y los 64 km/h, cifras que vemos a diario en los monitores de nuestros coches.

La pruebas que realiza un test Euro NCAP

Euro NCAP se basa en un sistema de valoración de cinco estrellas para calificar la seguridad de vehículos nuevos y así ayudar a los clientes, a sus familias y a las empresas a comparar vehículos con la máxima confianza e identificar las opciones más seguras con facilidad. Según la página web oficial de Euro NCAP, una valoración 5 estrellas quiere decir que el vehículo ha demostrado estar equipado con una tecnología de excelente rendimiento general de seguridad en caso de colisión; y una valoración de cero estrellas, que el vehículo cumple con las reglas básicas para ser vendido de manera legal pero que no está equipado con la tecnología adecuada para proteger en caso de cualquier tipo de accidente. 

Algunas implementaciones, como el laminado de lunas, pueden aumentar la seguridad de nuestro vehículo.

La valoración de seguridad se determina a partir de una serie de ensayos o pruebas en vehículos que representan, de forma sencilla, escenarios de accidentes reales y lamentablemente cotidianos que podrían causar lesiones o la muerte en los ocupantes de los vehículos o los usuarios de la carretera. La prueba de impacto frontal se realiza a 64 km/h contra una barrera deformable; y la de impacto lateral estándar, a 50 km/h contra una barrera móvil. Los ensayos complementarios de impacto lateral contra un poste para medir la protección de la cabeza del conductor se realizan a 29 km/h moviendo la plataforma sobre la que se sitúa el automóvil contra una bola metálica. Por último, los test de protección de peatones se realizan a 40 km/h

Gracias a estos test previos a la puesta en venta de los vehículos, es posible asegurar unos mínimos de seguridad y detectar posibles fallos en el diseño inicial de los turismos, contribuyendo a salvar vidas en la carretera.

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares