Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

Cómo ser el copiloto perfecto y contribuir con la seguridad al conducir

copiloto seguridad al conducir

Si alguna vez has sido copiloto, ya sea en ciudad o durante un largo viaje, te habrás dado cuenta de que el papel que se juega como acompañante del conductor resulta crucial. De momento, al menos, el factor humano sigue siendo clave, a pesar de los constantes avances en el coche autónomo. Con tu actitud puedes favorecer una conducción tranquila o acelerada, pendiente de la carretera o repleta de distracciones… ejercer de copiloto perfecto no es tarea sencilla y afecta de forma directa a la seguridad al conducir. Hoy te invitamos a preguntarte qué tal lo haces tú y cómo podrías hacerlo aún mejor.

La seguridad al conducir es aquella que evita las distracciones

El copiloto perfecto tiene siempre unos rasgos comunes que se pueden resumir así:

  • Ni está muy distraído ni, sobre todo, distrae al conductor. Esto significa que no le hace invitaciones a mirar su teléfono móvil, a mirar a otro lugar que no sea la carretera y el resto de vehículos, etc.
  • Tiene en todo momento una actitud de colaboración y participación. Puede hacer tareas como ajustar el GPS o la climatización. Asume algunas responsabilidades, como asegurarse de que todos los pasajeros tienen puesto el cinturón de  seguridad o de que los niños tengan sus sistemas de retención infantil bien colocados.
  • Presta atención a la vía, la señalización y el resto de vehículos. Además, un copiloto perfecto debe saber el estado en el que se encuentra el conductor y, por ejemplo, proponerle algún tema de conversación ameno con el cual combatir el aburrimiento en un viaje largo.
  • Si el copiloto sabe conducir y tiene toda la documentación en regla, debería ofrecer relevo al volante al conductor cada 2 horas.
    • Posee experiencia como conductor o como copiloto para realizar mejor las indicaciones y ‘ponerse en la piel’ del conductor, por ejemplo si se produce un atasco. También sabe echar una mano para solucionar pequeñas averías o, por ejemplo, sustituir una escobilla.

Mujer al volante y copiloto hombre, el perfil ideal

Uno de los estudios que más en profundidad ha radiografiado la importancia que tiene el copiloto en la conducción es el estudio El copiloto y su influencia en la prevención de los accidentes de tráfico. Una perspectiva de género, de 2015, la Fundación Línea Directa. Según éste, la presencia de un acompañante reduce las probabilidades de padecer un accidente de tráfico en casi un 35 por ciento.

A la hora de cumplir normas y respetar la señalización, el mejor copiloto es el que tiene entre 60 y 69 años, y de todas las combinaciones, la más eficaz para evitar los accidentes es la de mujer al volante y hombre copiloto. El peor dato es el que indica que el copiloto sufre un 17% más de siniestralidad que el conductor. En cuanto a la seguridad, se estima que hasta 500.000 conductores permiten que el acompañante de las plazas delanteras circule sin el cinturón de seguridad. Es más, 1,3 millones de conductores permiten que el copiloto le enseñe el móvil mientras está manejando el vehículo. Con los datos de siniestralidad en la mano, el perfil del peor copiloto es el de un varón de tenga entre 18 y 29 años.

No dejes pasar la oportunidad de arreglar en Carglass cualquier impacto en tu parabrisas.¡Pide cita ahora!

Comentarios (3)

Deje un comentario

Post Similares