Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

Retrovisores digitales: qué son, cómo funcionan y qué ventajas tienen

Retrovisores digitales: qué son, cómo funcionan y qué ventajas tienen

No son pocos los elementos de un vehículo que nos vienen a la cabeza cuando hablamos de seguridad: el cinturón, el freno de mano, el airbag, el parachoques, etc. Todos estos elementos aportan seguridad y protección al conductor y al resto de integrantes del coche, pero hay otros elementos que quizá nos pasan desapercibidos, como por ejemplo el retrovisor. Los espejos retrovisores cumplen una función vital para una conducción segura y sin riesgos, como es la de ofrecernos un campo de visión de prácticamente 360 grados.

Con solo la vista humana no podríamos ver lo mismo que nos permiten los retrovisores. Gracias a ellos podemos saber si viene un coche por el carril al que queremos cambiar, o si hay alguien o algo detrás al momento de aparcar o dar marcha atrás. En general, nos dan conocimiento sobre nuestro entorno para así poder efectuar maniobras o movimientos concretos con seguridad, salvaguardando nuestra integridad y la del resto de integrantes de la vía pública.

A medida que la tecnología ha ido evolucionando, lo han hecho también los automóviles, con importantes innovaciones en el campo de la seguridad y la protección. Actualmente están empezando a ganar terreno los retrovisores digitales, y han llegado para quedarse y sustituir a los manuales. En este artículo conocerás las características de estos nuevos espejos y en qué se diferencian de los tradicionales. 

 Qué diferencia a los retrovisores digitales de los normales

Los retrovisores digitales funcionan con cámaras. Estas están situadas en el lugar donde antes estaban los espejos. Están conectadas a unas pantallas situadas en los laterales, pero en el interior del vehículo. La principal ventaja es que el conductor realiza el mismo movimiento intuitivo de mirar a los retrovisores pero de forma más directa y con una visión mucho más clara y nítida.

Sucede muchas veces que cuando llueve o hay niebla, la visión de los retrovisores disminuye notablemente por lo que el potencial peligro aumenta. Los retrovisores digitales están pensados para mejorar la imagen que captan las cámaras y ofrecer una mejor versión al conductor. Aunque haya un clima tempestuoso o que dificulte la visión, el conductor puede ver lo que hay detrás de él como si fuera un día soleado.

 

Recuerda que en Carglass tienes disponible para tu parabrisas el tratamiento antilluvia y antimosquitos, que ofrece una mejor visibilidad y una conducción más segura tanto de día como de noche en situaciones de lluvia.

 

Los retrovisores digitales ofrecen principalmente ventajas relacionadas con la comodidad, ya  que tienen la capacidad de adaptarse al conductor que maneje el vehículo en función de su altura y a la acción concreta que esté realizando el vehículo, como cuando está aparcando o simplemente conduciendo por la ciudad. Pero si el vehículo lo utiliza más de una persona, no hay que preocuparse por estar adaptando todo el tiempo los retrovisores, ya que estos lo hacen automáticamente.

Ventajas de los retrovisores digitales

Los retrovisores digitales están pensados para ampliar el campo de visión y, a su vez, hacer la conducción más segura. Aunque son unos elementos relativamente jóvenes, ya están empezando a aparecer los primeros modelos de vehículos que incorporan esta novedad. No son pocos los que creen que poco a poco irán sustituyendo a los retrovisores convencionales.

Algunas ventajas ya las hemos mencionado, pero no son las únicas:

  • En los vehículos de gran tamaño, como rancheras o todoterrenos, elimina fácilmente los ángulos muertos. De facto es como si estuvieras conduciendo un coche pequeño.
  • Evita deslumbramientos. ¿A quién no le ha pasado que se ha cegado momentáneamente porque el coche de atrás llevaba las luces largas? Eso se debe a que esa potente luz rebota en los espejos retrovisores; pero, con los digitales, esa luz rebotará en una cámara, por lo que no habrá deslumbramiento.
  • La forma de los nuevos retrovisores mejora la aerodinámica del coche y hace la conducción más cómoda.
  • El movimiento de la cabeza del conductor es más sencillo y no tan pronunciado como con los tradicionales, por lo que la vista está más tiempo centrada en la carretera.

Mantenimiento de los retrovisores

Aunque suponen una gran innovación tecnológica, los retrovisores digitales precisan de un buen mantenimiento y, por supuesto, no son indestructibles. Igualmente pueden padecer golpes o roturas que afecten a su correcto funcionamiento. El principal inconveniente puede ser que, si se rompen, la reparación y repuesto pueden ser más caros que con un retrovisor normal.

Estamos ante los primeros prototipos de retrovisores digitales y su evolución aún tiene que dar muchos pasos. Seguramente con el paso de los años iremos viendo cómo más marcas y fabricantes lo van añadiendo a sus vehículos y cómo estos van mejorando sus prestaciones.

Deje un comentario

Post Similares