Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

6 distracciones al volante que pueden suponerte un disgusto

Distracciones al volante

Las distracciones al volante son, según la Dirección General de Tráfico (DGT), responsables de 3 de cada 10 accidentes que se producen en España. Por desgracia, son muchos los conductores que no son conscientes de que algunas de sus acciones mientras conducen, a las que no se suele dar importancia, atentan directamente contra lo que debería ser una conducción segura. Hablar por el móvil es una de las distracciones más visibles y también una de las más perseguidas por los agentes de tráfico, pero hay otras igual de peligrosas. Ahora que llegan los desplazamientos del verano, te ayudamos a detectarlas y evitarlas.

  1. Hablar por el teléfono móvil

A pesar de que muchos conductores reconocen que usar el móvil, aunque sea por un instante, es peligroso, siguen incurriendo en ello. En España es obligatorio desde hace años el uso de un sistema de manos libres para hablar por teléfono mientras se conduce. Aún así, estudios de la DGT indican que una conversación de más de tres minutos provoca que el conductor deje de percibir el 40% de las señales y que su tiempo de reacción se incremente.

  1. El GPS, el climatizador y otros dispositivos

Los actuales coches cuentan con mucha tecnología, y eso puede hacer que, casi sin querer, caigamos en distracciones al volante muy peligrosas. Establecer con el climatizador una temperatura agradable y que no nos obligue a realizar constantes cambios ayudará a que sigamos centrados en la carretera, al igual que planificar la ruta del GPS con el coche parado. El equipo de sonido, incluida la radio, es otro de los más importantes focos de distracción.

  1. Comer y beber mientras se conduce

Es otra práctica desaconsejada porque para ella se utilizan las manos, ya sea para sujetar la comida, para abrir envoltorios o botellas, etc. Cuando se come y se bebe dentro del coche se deja de mirar constantemente a la vía y al resto de vehículos, con el riesgo que eso supone.

  1. Fumar a bordo

Fumar dentro del vehículo implica una serie de movimientos de las manos y los dedos que lo hacen incompatible con una conducción segura. Desde la búsqueda del tabaco hasta que se termina de fumar, hay que encender el cigarro, sujetarlo, intentar que la ceniza no se caiga, procurar no quemarnos,  retirarla de los lugares en los que ha caído y apagarlo. Demasiadas acciones. Si somos fumadores, es más aconsejable parar en un área de descanso para fumar y después reemprender la marcha.

  1. La búsqueda de objetos

Antes de ponernos en marcha deberíamos haber buscado todo lo que fuera necesario, y no tener que hacerlo cuando estamos conduciendo. Es bueno establecer una rutina en cuanto nos sentemos en el asiento, como por ejemplo colocarse las gafas de sol o sintonizar nuestra emisora de radio favorita. Si, por ejemplo, vamos a pasar por un peaje, debemos buscar el dinero o la tarjeta de crédito para abonarlo solo cuando el coche ya esté detenido en el punto de pago, nunca antes, y dejar el recibo correspondiente en su sitio antes de reanudar la conducción.   

  1. Los acompañantes

El conductor del vehículo debe encontrarse en un estado de tranquilidad y no verse alterado por sus acompañantes. El copiloto ideal es aquél que ayuda cuando hace falta y contribuye a la buena marcha, no el que distrae al conductor manipulando constantemente la radio o el climatizador del coche, o el que le ofrece información confusa sobre la ruta a seguir. Es responsabilidad del conductor asegurarse de que sus acompañantes se encuentren en buenas condiciones (que no hayan ingerido bebidas alcohólicas ni drogas) y negarle el acceso al vehículo a aquél que considere que puede poner en riesgo la conducción.

Además de evitar las distracciones al volante, también es muy importante conducir un coche en perfecto estado. Si tienes alguna rotura en tu luna, aprovecha las ventajas del servicio de reparación de lunas de Carglass.

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares