Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

Tipos de carga para coche eléctrico e híbrido enchufable

Tipos-carga-coche-electrico-híbrido-enchufable

La popularidad de los coches eléctricos así como de los híbridos enchufables ha ido incrementando en los últimos años. A día de hoy, no son mayoritarios en nuestro país pero sí que se deben empezar a tener en cuenta y más con las nuevas normativas medioambientales. Por eso, desde Carglass queremos darle el foco de importancia que se merece y explicar de primera mano los modos de carga y tipos de conectores existentes. 

El aumento de coches con baterías eléctricas ha hecho que exista la necesidad de tener puntos de recarga de las mismas. En estas líneas vamos a hacer un repaso a los diferentes modos así como los tipos de conectores que existen en función de la ubicación y la velocidad de carga que aplican. 

Modos de carga

Existen diferentes tipos de carga para los diversos cargadores de los automóviles eléctricos e híbridos enchufables. En función de la potencia disponible, cuánto tiempo puede tardar en recargar la batería del vehículo existen diferentes modos. 

CARGA OCASIONAL

También llamada modo 1. Se trata de un modo de carga que no está pensado exclusivamente para la carga de un vehículo sino que es el enchufe clásico doméstico en el que conectamos cualquier electrodoméstico o dispositivo electrónico. 

El hecho de ser ocasional es debido a que para un vehículo eléctrico BEV deberá contemplarse siempre como última opción. Mientras que si es un híbrido enchufable puede ser también utilizado para otros más pequeños como motos, bicis o patinetes. Se alcanza un máximo de 10 A y 1,8 kW de potencia y el tiempo de carga puede alcanzar entre las diez y doce horas. 

CARGA LENTA 

Muy parecida a la carga ocasional, ya que también es una conexión doméstica pero se usan sistemas de mayor seguridad. Existen dos tipos:

  • Modo 2: Cuentan con una instalación monofásica y alcanza los 16 A y 3,7 kW. En este modo, aumentan los tiempos de carga hasta tener una media de 8 horas
  • Modo 3: Cuentan con instalación trifásica y alcanza los 32 A y 7,4 kW. El tiempo de carga en este caso será de menos de 8 horas

CARGA SEMI RÁPIDA

Se trata de puntos de carga específicos para coches eléctricos e híbridos enchufables. Habitualmente se encuentran en lugares públicos gratuitos como puede ser un aparcamiento o centros comerciales. En este caso, se consiguen 32 A y de 8 a 14 kW en monofásico -alrededor de hora y media de carga- y hasta 63 A y 22-43 kW en trifásico

CARGA RÁPIDA

A diferencia de las anteriores, este modo de carga utiliza corriente continua y no alterna. Se encuentra habitualmente en estaciones de carga y electrolineras en carretera y puede llegar a alcanzar los 400 A y los 43-50 kW de potencia. El tiempo de carga es de poco más de media hora. Sin embargo, no es la opción más adecuada para utilizar frecuentemente ya que a la larga la batería se ve perjudicada. 

CARGA ULTRA RÁPIDA

En general, este es un modo de carga que está en fase experimental. Pensada para coches eléctricos con acumuladores del tipo supercondensadores como algunos autobuses eléctricos. También recomendada para algunos modelos BEV y los encontramos en lugares muy puntuales de carretera.  La potencia de carga se eleva hasta 130-150 kW.

Conector de carga de coche eléctrico

 

Tipos de conectores 

En función de qué modo de carga queramos aplicar y del automóvil del que se disponga se necesita un tipo de conector u otro. A continuación los seis tipos más habituales:

  • Schuko. El conector que utilizamos habitualmente en casa para enchufar cualquier electrodoméstico o dispositivo. No recomendado para coches eléctricos pero si para vehículos más pequeños o incluso, híbridos enchufables. 
  • SAE J1772 o Yakazi. También llamado tipo 1. Es un estándar japonés, adoptado por el mercado americano y aceptado en la Unión Europea. Se trata de un conector con 43mm de diámetro y cinco bornes que tiene dos niveles de recarga en corriente alterna: uno de 80 A para la carga rápida y otro de 16 A para una carga lenta. Compatible con modelos de Kia, Toyota, Ford, Renault, Citroën, Peugeot, Nissan, Opel o Mitsubishi. 
  • IEC 62196-2 o Mennekes. También llamado tipo 2 o camaleón por su adaptabilidad. Estándar en la Unión Europea que cuenta con siete bornes y opción de dos tipos de corriente: en monofásica como carga ocasional hasta como carga rápida en trifásica con la que se llega a los  63 A y 43 kW de potencia. Compatible con modelos de Renault, Volvo, Volkswagen, Audi, BMW, Mercedes, Porsche o Tesla. 
  • Scame. También llamado de tipo 3. Admite una carga máxima de 32 A y por ello, cada vez se utiliza menos. Se utiliza en pequeños vehículos donde permite una carga semi-rápida con corriente alterna. Cuenta con 5 o 7 bornes en función de si es monofásica o trifásica e incluye tomas de tierra y comunicación con la red. 
  • CHAdeMo. También llamado tipo 4. Uno de los más habituales para coches eléctricos. Con corriente continua, permite una carga rápida y llega hasta los 200 A. Cuenta con 10 bornes, por lo que es el de mayor diámetro de todos los conectores existentes en el mercado. El estándar japonés usado especialmente por Toyota, Nissan, Mitsubishi y Subaru. 
  • Combo 2 o CSS. Admite tanto los modos de recarga lenta como rápida. Intenta ser la solución estándar entre mercados y cuenta con cinco bornes. Compatible con marcas como Volkswagen, Audi, BMW o Porsche.

Si estás pensando en hacerte con un coche nuevo y dudas sobre qué modelo elegir o sobre cuál es la mejor tecnología para cubrir tus necesidades de movilidad, ten en cuenta los tipos de cargas y sus características.

Deje un comentario

Post Similares