Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

¿Cómo puedo restaurar un volante de cuero?

Cómo restaurar un volante de cuero

Cuando piensas en un coche o en la acción de conducir, casi siempre es el volante el que aparece en la imagen mental. Eso es porque es uno de los elementos más esenciales de un coche, y uno de los que más controla el conductor directamente. Es imposible imaginarse un vehículo sin volante. Son los encargados de la dirección del automóvil, y por lo tanto, su buen estado es tan importante como la salud del motor, los neumáticos o el cambio de marchas.

Al tratarse de uno de los elementos más determinantes para una conducción segura, el volante siempre incorpora mejoras y prestaciones que hacen que su uso sea más seguro y cómodo para el conductor. No obstante, también puede presentar problemas, averías o desgaste con el paso del tiempo. Nada dura para siempre, y hasta los mejores volantes pueden deteriorarse. Existen distintos tipos de contratiempos que pueden presentar los volantes, desde un problema en la manejabilidad hasta un deterioro del material que lo compone.

En este artículo conocerás los distintos tipos de problemas que puede presentar un volante, pero en especial identificarás las claves para restaurar un volante de cuero, para que siempre se encuentre en perfecto estado y te proporcione la mayor comodidad posible en la conducción.

Además de ser necesario tener el volante bien cuidado para una conducción más cómoda y segura, hoy en día con la amenaza del Covid-19 o la gripe, ahora que llega el frío, es muy importante tener el coche desinfectado para su prevención, ya que es el vehículo que más usamos para realizar las tareas del día a día. En Carglass tienes a tu disposición el servicio de tratamiento de desinfección del coche, para la prevención de contraer cualquier bacteria, virus u hongo.

Mi volante no funciona: ¿A qué se debe?

Imagina que estás conduciendo y tu volante no gira como es debido. O que por ejemplo se gira por sí solo hacia una dirección u otra. Imagina que de repente no notas la dirección asistida para aparcar. Si te encuentras en una de estas situaciones, es que tu volante tiene algún problema. 

Aunque lo notes en el volante, es posible que no sea el elemento donde se halla la avería. El volante forma parte de un entramado de piezas mecánicas conocido como el sistema de dirección y que incluye, además del volante, la caja de dirección y la barra direccional.

Si tu volante no funciona como siempre, es posible que haya un error de dirección en uno de estos tres elementos. Pero aun así, existe la posibilidad de que la avería no se encuentre en ninguno de estos tres componentes. 

El problema también podría manifestarse en los neumáticos. Estos podrían estar desalineados, mal encastados al vehículo o estar sufriendo un desgaste irregular. Todos estos fallos en los neumáticos, los podrías estar notando mediante una conducción anómala. El volante suele ser un elemento sensible, por lo que cualquier fallo en elementos como los neumáticos se puede notar al conducir.

En caso de tener problemas con los sistemas de de ayuda del coche, puedes acudir a Carglass y pedir cita para Sistemas ADAS, donde recalibran los sistemas de ayuda a la conducción para que vuelvas a sentirte seguro mientras conduces.

Mi volante de cuero se desgasta. ¿Cómo lo restauro?

Quizás, el problema que tienes con tu volante no es mecánico, sino que tiene que ver con el material. No son pocos los volantes que están hechos de cuero. Es un material que no resbala y que permite una muy cómoda conducción, pero debido a agentes externos como el calor, la humedad, los cambios bruscos de temperatura, el inevitable paso de los años o el propio sudor de las manos, hace que este cuero se vaya deteriorando poco a poco.

Qué hacer si el volante no funciona

Es fácil encontrarse grietas o manchas en volantes de cuero viejos, o la desagradable sensación de acabar con las manos llenas de trocitos de cuero desgastado que se han desprendido del volante y por el sudor se han quedado en las manos. Incluso el tacto con el volante no es el mismo, especialmente en verano. 

Por suerte, no es difícil reparar un volante de cuero. Más bien todo lo contrario. Es un proceso rápido, sencillo y económico. Estas son las posibles soluciones para restaurar un volante de cuero desgastado.

  • Instala una funda: es una solución rápida y sin duda, la más sencilla de todas. Una funda bien fijada evita el desagradable tacto con el cuero desgastado y proporciona mayor comodidad en la conducción. Sin embargo, también hay gente a quien no le resulta cómodo, ya que esas fundas incrementan el grosor del volante y hay personas que no se sienten a gusto conduciendo así.
  • Parches: si el desperfecto de tu volante está focalizado en una zona en concreto, una solución eficaz puede ser la de poner un parche. No es muy estética, pero sí evitará que tu mano entre en contacto con el cuero desgastado.
  • Productos de limpieza especiales: el cuero no es algo que se limpie con agua y jabón sin más. Es un material especial y el hecho de limpiarlo con cualquier cosa, puede suponer que el remedio sea peor que la enfermedad. Mediante productos que encontrarás en tiendas especializadas, puedes resolver fácilmente el problema. La norma general pasa por no echar directamente el producto sobre el volante, sino aplicarlo mediante una esponja o un paño. Estos productos pueden ser tintes de cuero,  limpiadores suaves o pastas especiales para grietas o desperfectos más profundos.
  • Betún: existe la creencia de que se puede reparar un volante de cuero con betún, una sustancia que se usa para limpiar zapatos. Aunque puede ser una solución eficaz para algunos volantes, puede no serlo para otros modelos o marcas, ya que no todos los volantes usan el mismo tipo de cuero. Y en cualquier caso, no es un producto especificado para restaurar un volante de cuero.

Estas son las alternativas que tienes a tu alcance para restaurar un volante de cuero con problemas de desgaste. Como has podido ver, son opciones económicas y viables que puedes realizar con facilidad. En cualquier tienda especializada encontrarás los productos necesarios para poder devolverle a tu volante la brillantez y calidad que tenía cuando compraste tu coche.

 

Deje un comentario

Post Similares