Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

¿Puedo poner techo solar en mi coche si no lo tengo?

Techo solar en un coche. ¿Es legal?

Existen varios tipos de techo solar en un coche: pueden ser manuales o automáticos, corredizos, de spoiler o sobre rieles…en definitiva, distintos sistemas y formas en función de su forma. En cuanto a su función está clara: en conjunto con el laminado de lunas, son la mejor forma de contar con toda la luz posible en el habitáculo sin renunciar a la privacidad o la seguridad de sus ocupantes.

En cuanto a la pregunta que nos ocupa, sí: es posible poner un techo solar en el coche si no contamos con él de serie, pero no fácilmente. Existen algunos aspectos que se deben tener en cuenta si nos lanzamos a su instalación a posteriori en nuestro vehículo. ¿Lo tienes todo preparado para apuntarlo? Pues vamos a ello.

Confía solo en un experto

Antes de cualquier otro tipo de recomendación y como expertos en la sustitución y reparación de parabrisas, desde Carglass te recomendamos que tan solo confíes en empresas especializadas a la hora de poner techo solar en el coche. No se trata de una instalación sencilla, ya que depende de muchas variables a tener en cuenta, como pueden ser el tipo de vehículo o el techo solar que se pueda instalar en el mismo.

Para obtener un buen resultado es imprescindible contar con un experto que sepa llevar a cabo a la perfección este tipo de instalaciones: es una modificación compleja del vehículo que no podemos tomarnos a la ligera. Además, si se opta por poner un techo solar en el coche de tipo automático, dicha instalación va a llevar asociados distintos trabajos eléctricos, por lo que contar con una empresa experta es de nuevo algo que no puede ser discutible.

Precio y consumo posterior

Poner un techo solar en el coche no es algo que vaya a salir precisamente barato. Pero piénsalo: es una modificación estructural del vehículo que conlleva trabajo minucioso y conocimientos exhaustivos del proceso, además de los materiales y la mano de obra para llevarlo a cabo. Por ello, lo más adecuado es pedir presupuestos a varias empresas especializadas en este tipo de trabajos para tener una idea de lo que puede llegar a costar hacerlo.

También el consumo de combustible es algo que se debe tener en cuenta cuando pensamos en poner un techo solar en el coche, ya que si lo llevamos abierto durante la conducción estaremos aumentando el consumo por simple física: tendremos un vehículo menos aerodinámico y con una mayor resistencia al aire. En este punto, también debemos contar con la probabilidad de un mayor ruido generado en el interior del habitáculo con motivo de contar con un techo solar en el coche.

Estanqueidad del habitáculo

Este punto está directamente relacionado con el de confiar en empresas expertas a la hora de poner un techo solar en el coche si éste no cuenta con este elemento de serie. En caso de que el proceso de instalación no sea correcto, es muy posible que con el tiempo y la llegada de las lluvias (o algo tan sencillo como pasar por el túnel de lavado) nos encontremos con problemas de filtraciones de agua o humedades en el interior del vehículo. ¿Y quién quiere llevar un paraguas de emergencia en el interior de su coche? 

Si después de tener todo esto en cuenta sigues teniendo la firme decisión de instalar un techo solar en tu coche para disfrutar de más luz y aire dentro del habitáculo, solo te queda encontrar una mano experta y lanzarte a ello. 

Deje un comentario

Post Similares