Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

Cámaras de vigilancia de coche: ¿cómo instalarlas?

Las Cámaras de Seguridad para coches.
La cámara de vigilancia del coche es un dispositivo con el que puedes grabar el interior y/o el exterior del vehículo. Su uso está condicionado a que la puedas utilizar sin que dificulte el campo de visión del conductor. Aunque también hay una serie de condicionamientos legales que tendrás que cumplir antes de instalarla. La Dirección General de Tráfico (DGT) asegura que llevar una cámara de vigilancia en el coche es legal si la usas para grabarte o para grabar el paisaje o la carretera. No está permitido divulgar vídeos de personas o de vehículos que se puedan identificar a partir de la matrícula. Pero, ¿qué ventajas tienen las cámaras de vigilancia del coche?

Ventajas de instalar una cámara de vigilancia en el coche

Una cámara de vigilancia del vehículo, o dashcam, te permite grabar desde el momento en que inicias la marcha, hasta que terminas tu recorrido y te detienes por completo en tu destino. No solo podrás compartir las imágenes en redes sociales, sino que es algo que viene muy bien si te propones hacer un viaje de placer y quieres guardar la experiencia a modo de recuerdo. Asimismo, una cámara de vigilancia es perfecta para poder grabar todo lo que ha ocurrido en caso de tener un accidente. El vídeo será una prueba legal que puedes presentar para saber quién o quiénes han sido los culpables de dicho accidente. Lo mismo sucede si ha habido un accidente delante de nuestro coche. La cámara de vigilancia puede recoger todo lo que suceda para así tener un soporte legal a la hora de declarar como testigos. La cámara de vigilancia también te puede servir en caso de que hayas tenido problemas de vandalismo con tu coche o ser utilizado como sistema antirrobo. Si es algo reiterativo, lo mejor será instalar una cámara para comprobar quién está siendo el autor de los hechos.

Cómo instalar una cámara de vigilancia en el coche

La instalación de la cámara de vigilancia es muy sencilla. Tan solo tendrás que seguir una serie de pasos para ello y pronto la tendrás lista.

Elegir dónde se va a colocar

Antes de instalar la cámara de vigilancia en el vehículo, debes asegurarte que lo harás en un lugar en el que el conductor no perderá ni un ápice de visibilidad. También es recomendable que la coloques en un sitio en el que no te dificulte manejar ningún mando del coche. La ubicación dependerá del uso que le vayas a dar, aunque siempre la puedes ir cambiando de lugar todas las veces que desees. No obstante, lo más recomendable es dejarla ya fija desde el principio.

El soporte de la cámara

Todas las cámaras de vigilancia del coche vienen con una ventosa de sujeción. Una vez que tengas decidido dónde la vas a colocar, hay que coger la cámara y ajustarla en el soporte en el que se halla la ventosa. A continuación, ya podrás situarla, bien en el salpicadero o bien en el parabrisas.

Esconder los cables

La cámara de vigilancia o dashcam se conecta al circuito eléctrico del vehículo a través del mechero. De esta manera, solo se enciende cuando arrancas el coche para así grabar de forma constante. Puedes conectar la cámara a la toma del mechero y dejar el cable suelto, aunque lo más habitual será ocultar el cable. Para ello, tendrás que situar la cámara en un punto desde el que puedas ir ocultando el cable para que no se vea.

Conectar la cámara

Finalmente, ya solo tienes que conectar el adaptador que trae la cámara de vigilancia a la toma del mechero. Aquí es muy importante que tengas en cuenta cómo colocar el cable para no tener problemas a la hora de manejar la palanca de cambios. Lo ideal es que el cable no presente holguras y esté bien sujeto al vehículo.

Lo que marca la legalidad

En la actualidad, no es ilegal instalar una cámara de vigilancia en el interior del coche. Pero sí hay que tener en cuenta el uso que se hará de las grabaciones. Si el uso que se hace de las imágenes es privado y doméstico, no habrá ningún problema. Sin embargo, no podemos grabar a terceros, o coches con matrículas identificativas, porque no sería legal. En este sentido, para denunciar una infracción de tráfico tendrías que hacerlo, siempre y cuando no se vea en las imágenes a otras personas. Por tanto, antes de instalar una cámara de este tipo, deberás tener muy en cuenta lo que dice la Ley de Protección de Datos al respecto. En definitiva, las cámaras de vigilancia en el coche ofrecen numerosas ventajas a los conductores. Su instalación en el vehículo es muy sencilla y tan solo tendrás que seguir una serie de pasos. A partir de aquí, ya podrás obtener imágenes del interior y del exterior del vehículo.
Deje un comentario

Post Similares