OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Los vehículos del futuro: coches sin ruedas

Coche sin ruedas.

En 1959 Ford presentaba un modelo revolucionario que se pensaba que se iba a adelantar mucho a su época: el Levacar, el primer coche sin ruedas. Finalmente quedó en la historia como el sueño de un ingeniero, Andrew Kucher. 

¿Cuál era su propuesta? Un coche sin ruedas que se levantaría del suelo por la presión de aire y que alcanzaría los 800 km/ hora. Se desplazaría sobre una película de aire, sin llegar a tocar el suelo. Ford llegó a hacer un prototipo de tamaño humano, pero la verdad es que era un coche diseñado para los pocos que se lo pudiesen permitir. 

Lo cierto es que a partir de esto se comenzó a soñar con la idea de que en 50 años estaríamos volando y surcando cielos, en vez de seguir en las carreteras. Aunque este concepto de coche sin ruedas no evolucionó tan rápido como se esperaba ni mucho menos, existen varios proyectos de futuro, con variaciones del inicial, que pueden hacer realidad el que fue el sueño de Andrew Kutcher. Pese a que el coche volador aún parece que tendrá que esperar, la tecnología sí ha hecho posible que tengamos contemos con avances como los Sistemas ADAS, que nos ayudan a conducir con mayor seguridad.

¿Cuáles son los próximos prototipos de coches sin ruedas?

La evolución de los coches no para, y el pasado 2019 en la Muestra Electrónica de Consumo de las Vegas, también conocida como CES por sus siglas en inglés, se presentaron varias propuestas que permitieron a los fanáticos de los coches ver hacia dónde se dirige el futuro de la industria automovilística. Entre los temas más famosos surgió el del famoso futuro coche sin ruedas:

  • UberAir (Taxis voladores): Uber es una de las compañías que quieren hacer realidad esta fantasiosa idea de poder salir volando de un atasco. Con el programa UberAir, la firma pone sobre la mesa un servicio de taxis sin ruedas como alternativa al transporte convencional. Se trataría de un vehículo con sistema híbrido capaz de despegar y aterrizar de forma vertical. Sería más similar a un helicóptero que a un coche, pero al contrario que los helicópteros sería silencioso y eléctrico. Se ha propuesto que la primera ciudad en disfrutar de este servicio sea los Ángeles, la segunda urbe más poblada de EE.UU. Además también pretende implantar este modelo transgresor en Dallas y Dubai. 
  • Elevate (Hyundai): Otra de las propuestas más originales en esta feria electrónica fue hecha por Hyundai con su Elevate, o también llamado “walking car”. Es un concepto de vehículo eléctrico y autónomo cuyo objetivo es realizar labores de rescate y salvamento. A diferencia de los coches voladores, este modelo no vuela, sino que tiene cuatro patas a modo de ruedas, que permite tanto caminar como escalar en todo tipo de terrenos. Permite el acceso a zonas con un nivel elevado de peligrosidad y puede ayudar a eliminar las barreras físicas que tienen en el entorno personal con diversidad funcional. 

Otros proyectos de coches sin ruedas:

 

  • Kitty Hawk Flyers (Google): Otro de los grandes se suma a la investigación de promover los coches sin ruedas. El coche sin ruedas de Google se llamará Kitty Hawk Flyers, y se trata de un proyecto en desarrollo, como el coche autónomo. El único inconveniente que retrasará bastante su venta es su obligación de preparar el terreno. Es decir, regulaciones, que se adapte el espacio y sobre todo la aceptación del público. 

 

  • Pal-V Liberty Pioner: Esto va un poco más allá, ya que se trata del primer modelo de producción de automóviles voladores del mundo. Ha sido presentado en el Salón del Automóvil de Barcelona. Tiene una capacidad para dos personas, y una carga de equipaje de 20 kgs. El peso del vehículo es de 664 kgs y el peso máximo de despegue de 910 kgs. El Pal-V Liberty Pioner está propulsado por un motor con 100 CV de potencia y utiliza gasolina Euro 95 y 98. Además incorpora un segundo motor para el vuelo con una potencia de 200CV, alcanzando como máximo 3.500 metros. 

Podemos pensar que aún estamos muy lejos de ver por nuestras calles coches sin ruedas, que se muevan en el aire y permitan una movilidad más amplia y ágil, pero por lo que parece, la legislación y capacidad de adaptación van por detrás de la tecnología.

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares