OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

El coche autónomo Google

El coche autónomo Google

El coche autónomo Google ha sido la última innovación en cuanto avances en el ámbito de la automoción, los cuales podemos ver que en la actualidad pueden conducirse solos. No obstante, para llegar hasta este punto han pasado unos años con cambios que han derivado en lo que conocemos hoy en día como coches autónomos. Ahora bien, ¿sabías que hay diferentes niveles de conducción autónoma?

Los avances y el coche autónomo Google

La conducción autónoma era un reto que poco a poco se ha ido abordando y que con el tiempo se está puliendo en cuanto a detalles hasta un grado que hace poco era inimaginable, pero es cada vez  más una realidad presente en nuestras calles. De esta manera, los avances tecnológicos se pueden medir en función del grado de autonomía del coche:

Nivel 0: sin automatización en la conducción y prácticamente todas las tareas de conducción son realizadas por los humanos.

Nivel 1: hay cierta asistencia al conductor, este realiza la mayoría de las tareas pero con un cierto respaldo tecnológico, como puede ser el control del movimiento longitudinal. No obstante, el conductor debe estar atento en todo momento, ya que el funcionamiento del sistema está limitado a condiciones muy concretas.

Nivel 2: aquí ya hay una automatización mayor en la conducción, donde el conductor delega funciones relativas a la movilidad y el coche tiene la capacidad de controlar los movimientos longitudinales y laterales al mismo tiempo.

Nivel 3: automatización condicionada de la conducción, donde el usuario debe estar preparado para intervenir si el sistema lo solicita, pero aquí ya podemos ver en acción algunas ayudas como la detección y respuesta ante objetos y situaciones inesperadas de forma completa.

Nivel 4: la automatización es más elevada y el vehículo ya tiene sistemas de automatización para controlar los movimientos longitudinales y laterales a la vez. Cuenta con detección y respuesta ante objetos de forma completa y ya no es necesario que el usuario esté preparado para intervenir si el sistema lo pide. No obstante, hay situaciones en las que el coche no puede seguir conduciendo por lo que sigue siendo necesario que haya un conductor.

Nivel 5: en este nivel, la automatización ya es completa y el coche ya puede hacer todas las funciones sin que la intervención del conductor sea necesaria. En este nivel está ubicado el coche autónomo Google.

¿Qué hace el coche autónomo Google?

Siguiendo esta escala, el coche de Google quedaría encuadrado en el nivel 5, ya que ha sido diseñado y desarrollado para poder conducir de forma totalmente autónoma, con o sin conductor en su interior.

Por ello, las múltiples ventajas van desde una mayor comodidad hasta el planteamiento de situaciones en las que el coche puede ser útil, como hacer la compra por ejemplo. Los inconvenientes entrarían en el tiempo de respuesta o la capacidad del mismo para poder desarrollar las actividades tal y como queremos, así como la pérdida de esa ‘magia’ de conducir por nosotros mismos.

En definitiva, la autonomía de los vehículos es el futuro y el coche autónomo de Google es un claro ejemplo de ello, por eso no solo las personas nos debemos adaptar a esta realidad, por ello, puedes descubrir cómo se preparan los países ante la llegada del coche autónomo y cuáles serán los principales cambios.

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares