Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

¿Tormenta en un coche? Cómo actuar si te pilla

Cómo Protegerse de una Tormenta en el Coche
A lo largo de los años, los coches han ido mejorando, tanto en prestaciones como en seguridad. En referencia a lo segundo, el objetivo es brindar al conductor y al resto de integrantes en un vehículo, todas las medidas de seguridad directas e indirectas posibles para evitar accidentes o minimizar los daños en caso de que ocurran. No obstante, hay veces que los riesgos y peligros que hay en la conducción no dependen de lo seguro que sea un coche o de lo bien que conduzcamos o de lo cautos que seamos. Muchas veces el peligro está ahí de forma inevitable a causa de factores externos. Uno de esos factores es la lluvia, y más concretamente la lluvia torrencial. Junto a esa se encuentran otros fenómenos meteorológicos extremos como la nieve o el viento extremo, las cuales se caracterizan por incrementar el riesgo de padecer accidentes al volante. Es por ello que frente a situaciones climatológicas adversas conduciendo un coche, como por ejemplo, una tormenta, es importante saber bien cómo actuar y qué medidas adicionales tomar para no comprometer nuestra integridad ni la del resto de integrantes del vehículo. En este artículo conocerás los riesgos existentes de una tormenta en un coche y cómo lidiar con esta clase de situaciones. Cómo conducir en medio de una tormenta

Inconvenientes y riesgos de conducir bajo la lluvia

Lo ideal es conducir con el cielo despejado y con la cantidad justa de luz solar. Sin embargo, no siempre es posible conducir con estas condiciones, y muchas veces tenemos que adaptarnos al entorno en el que conducimos. Eso incluye que alguna vez tengamos que conducir con lluvia, lo cual aunque no es el mayor de los inconvenientes, sí genera alguna que otra incomodidad. Para empezar, la visibilidad se ve reducida. Nada que no sepamos. El cielo se oscurece y las gotas no dejan ver con claridad. Si la lluvia es abundante, hay que poner los limpiaparabrisas para que se muevan a mayor rapidez, y eso aún puede dificultar más la visión. Si cuentas con un tratamiento antilluvia, la visibilidad será mayor, ya que su efecto hidrófobo repele la acumulación de agua sobre la luna.  Otro problema con el que podemos encontrarnos es la adherencia. Los neumáticos de los vehículos convencionales están pensados para este tipo de situaciones y por esta misma razón no son lisos. Sin embargo, la adherencia se verá reducida de todos modos en situaciones de lluvia. Además, si estás en una vía por la que vas a alta velocidad, aumenta el riesgo de aquaplaning, lo cual es potencialmente peligroso.

Más riesgo si conduces en tormenta

Si conducir bajo la lluvia ya plantea algún que otro problema, imagínate conducir un coche en una tormenta. Todas las situaciones que hemos mencionado se vuelven aún más extremas. Conducir con tormenta implica una visibilidad aún más reducida, los limpiacristales a toda velocidad y el susto que pueda darnos algún que otro rayo o trueno.

¿Qué sucede si cae un rayo encima del coche?

Ya que hemos mencionado al rayo, es posible que te haya surgido la duda de si te puede caer un rayo en el coche mientras conduces o si es seguro el interior de un coche para refugiarse de un rayo. Antes que nada, hablemos de probabilidades. Y es que aunque es poco probable, puede caer un rayo en un auto en medio de una tormenta. Pero tranquilo, porque si eso ya es poco probable, menos es que llegue a ser peligroso para tu vida. Como hemos dicho al principio del artículo, los coches cada vez son más seguros y precisamente por eso el interior de un coche es seguro para refugiarse de un rayo. Eso es porque la mayoría de vehículos tienen una carrocería metálica, la cual es mejor conductora que nuestro cuerpo y por lo tanto, nos protegerá del rayo que haya caído. Evidentemente nadie te salvará del estruendo que sentirás cuando el rayo impacte en el vehículo, pero como mucho te pitarán los oídos durante unas horas. En el peor de los casos, y eso también es poco probable, es que debido a la subida repentina de tensión eléctrica, se puedan averiar alguno de los sistemas eléctricos del vehículo, como las luces o el sistema de sonido. Sin embargo, si priorizamos la vida por encima de la integridad de nuestra cadena de música del coche, es seguro permanecer en un automóvil durante una tormenta eléctrica.

Cómo conducir en medio de una tormenta

En conclusión, si vas a conducir tu coche en medio de una tormenta, debes extremar al máximo las precauciones. Eso pasa por aminorar la marcha, garantizar toda la visibilidad posible evitando que se empañen los cristales, poner los limpiaparabrisas a la máxima velocidad y detenerte en caso de que la vía y las condiciones meteorológicas no auguren un trayecto seguro. Ante la duda, lo mejor siempre es parar y resguardarse hasta que la tormenta haya remitido. Y recuerda, no hay que temer a los rayos, ya que en medio de una tormenta eléctrica, el sitio más seguro donde puedes estar, probablemente, sea tu propio coche.
Deje un comentario

Post Similares