Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

Los distintos tipos de cinturones de seguridad

Tipos de cinturones de seguridad.

¿Quién no se pone el cinturón nada más entrar en el coche? Es un movimiento que hemos automatizado y ya resulta impensable viajar en un vehículo sin este elemento básico de seguridad. Este sistema protege a los pasajeros en caso de accidente, y al contrario que los sistemas ADAS, es  un elemento de seguridad pasiva, de los más importantes del coche. ¿Sabías que los hay de diferentes clases? En este post te contamos su historia y los diferentes tipos de cinturones de seguridad. ¡Allá vamos!

Historia de los cinturones de seguridad

En España, el cinturón de seguridad es de uso obligatorio y no abrochárselo durante la conducción conlleva una sanción monetaria y la pérdida de puntos del carnet. En síntesis, el cinturón es un arnés diseñado para sujetar al ocupante en caso de colisión. El objetivo es minimizar las heridas en un accidente, impidiendo que el pasajero se golpee con los diferentes elementos del coche, con los otros ocupantes o que sea arrojado fuera del vehículo. 

Se empezaron a usar en aeronaves en 1930, pero no fue hasta 1956 cuando se empezaron a instalar en los coches de Ford de manera opcional. El primer cinturón de serie en coches de producción masiva fue en el Volvo Amazon en 1959, que patentó la tipología de tres puntos de anclaje. Desde entonces, se han llevado a cabo una serie de mejoras, como la introducción del carrete inercial, que permite desenrollar el cinturón en movimientos lentos, pero lo bloquea en caso de movimientos bruscos. 

Tipos de cinturones de seguridad

Este elemento de seguridad pasiva es un mecanismo muy sencillo pero muy efectivo. Tanto que hay una gran diferencia entre usarlo mientras se conduce y no hacerlo: salvar la vida. Aunque a día de hoy los coches llevan integrado el cinturón patentado por Volvo, existen diversas tipologías que, por el momento, no han conseguido la practicidad del de tres puntos. ¡Veamos cuáles son!

  • Cinturón de dos puntos o abdominal. Suele ser el que se instala en autobuses y aviones. Tienen el anclaje en los dos lados de la cadera, lo que lo convierte en uno de los menos seguros y, por ello, ya han desaparecido de los turismos. 
  • Cinturón de tres puntos de anclaje. Como hemos visto, es el más común y el que llevan integrado todos los coches del mercado. Lo ideó Volvo en 1959 añadiendo un tercer punto de sujeción al sistema de dos puntos por encima de uno de los hombros. Es el más seguro del mercado y está homologado por la DGT. 
  • Cinturón de cuatro puntos o tipo arnés. Añade un punto de sujeción al sistema de tres puntos, quedando los puntos de anclaje en los dos lados de la cadera y de los hombros, uniéndose todos en el centro. Simula un arnés pero no es legal en la circulación vial. 
  • Cinturón de cinco puntos. Son más seguros pero más incómodos, por eso solo se usan en sillas para niños y en coches de competición. Consiste en la integración de dos correas independientes en cada hombro, otras dos de la parte del regazo o la cadera y otra correa que funciona como punto de unión que va entre las piernas. 
  • Cinturón en X. Al igual que el cinturón de cuatro puntos, cuenta con cuatro anclajes, pero en esta ocasión los puntos de los hombros se colocan en diagonal y se sujetan en la zona de la cadera, de tal forma que queda dibujada una X en el torso del pasajero.
  • Cinturón ergonómico. Los avances en tecnología y en seguridad no cesan y, por ello, se ha inventado un tipo de cinturón que se adapta a la figura del pasajero, garantizando seguridad y comodidad a partes iguales. 
  • Cinturón para embarazadas. Desde 2016 el cinturón de seguridad también es de uso obligatorio en mujeres embarazadas, pero para que no suponga un riesgo ni una molestia, existen diferentes tipos de cinturones adaptados, de uno, dos y tres anclajes. Lo importante es que alejen la zona de sujección del vientre de la madre. Adquirir uno de estos sistemas de seguridad especiales, es uno de los consejos más útiles a la hora de viajar en coche estando embarazada.
  • Cinturones para perros. La imaginación -y la practicidad- no tiene límites. Nuestras mascotas también pueden ir seguros en el coche gracias a este tipo de cinturón, creado especialmente para perros grandes de más de 10 kg que no caben en un transportín. 

Sea de la forma que sea y tenga los puntos de anclaje que tenga, un vehículo siempre tiene que integrar uno de los tipos cinturón de seguridad existentes, y los pasajeros tienen que abrochárselo obligatoriamente. Lo dice la DGT: usar cinturón salva vidas. ¡Haz click!

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares