Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

¿Qué es el diferencial del coche y para qué sirve?

¿Qué es el diferencial del coche?
El diferencial del coche es una de las piezas mecánicas más importantes en cuanto a conducción y seguridad se refiere. Cuando un vehículo se mueve sin giros del volante (es decir, en línea recta), todas las ruedas del mismo se mueven a la misma velocidad en el avance. Sin embargo, cuando tiene lugar un giro hacia un lado, las ruedas del radio exterior recorren irremediablemente más distancia que las del interior, algo que antes de la existencia del diferencial del coche ponía en riesgo su seguridad y estabilidad. Gracias al diferencial, las ruedas de la parte exterior son capaces de girar más rápido que sus hermanas interiores durante las curvas, asegurando así la mencionada estabilidad en todo momento para que el conductor no pierda el control del vehículo. En otras palabras, las ruedas interiores recibirán menos par motor que las exteriores. Pieza fundamental en los vehículos actuales, el diferencial del coche fue inventado en la década de los años 30 del siglo XIX por el francés Onesiphore Pecqueur para solucionar uno de los grandes problemas de la industria automovilística. Pese a que diversas teorías aseguran que los chinos ya lo utilizaban hace 3.000 años, es en 1827 cuando se documenta su invención y primera aplicación en un vehículo de vapor.

Partes del diferencial del coche

Previo paso a explicar el funcionamiento del diferencial del coche, es necesario conocer las partes en las que está dividido para un mejor entendimiento y comprensión. Estas son las partes que confirman esta pieza mecánica:
  • Carcasa: es la que contiene y protege el resto de elementos en su interior.
  • Corona: es la parte encargada de transformar el movimiento de giro procedente de la caja de cambios a uno compatible con las ruedas.
  • Satélites: no, su nombre no tiene nada que ver con la astronomía. La caja de satélites es la que aloja los piñones soldados a la estructura de la corona, girando libremente y absorbiendo la diferencia de giro entre los palieres, transmitiendo hasta éstos el giro.
  • Planetarios: Los piñones planetarios reciben el movimiento de los piñones satélites, haciendo que los palieres giren. Son el final del movimiento del diferencial.
  • Palieres: finalmente, los palieres son la unión entre el propio sistema del diferencial y las ruedas.

¿Cómo funciona el diferencial del coche?

Una vez repasadas las partes de las que está formado el diferencial del coche, es el momento de comprobar su funcionamiento. En primer lugar, el propio diferencial recibe el movimiento del piñón ubicado al final del eje de transmisión, que es transformado en movimiento transversal compatible con las ruedas del coche por la corona para que éstas sean capaces de desplazarse. Después, son los piñones satélites los que posibilitan que las ruedas interiores y exteriores del coche sean capaces de girar a ritmos diferentes debido a que giran sobre sí mismos cuando giramos hacia un lado. Si, por el contrario, el movimiento del vehículo es en línea recta, estos piñones permanecen estáticos actuando como un bloque que transmite el ritmo de giro a ambas ruedas por igual.

¿Dónde se ubica el diferencial del coche?

La ubicación del diferencial del coche depende de su tipo de propulsión, debido a que esta pieza va colocada en función de las ruedas motrices del vehículo. Si es propulsión delantera, encontraremos el diferencial integrado junto a la estructura de la transmisión o caja de cambios. Por el contrario, si nuestro vehículo es tracción trasera, el sistema diferencial estará por lo general ubicado en el eje trasero y recibirá la potencia mediante el eje de transmisión. Por último, si de lo que estamos hablando es de un vehículo con tracción a las cuatro ruedas, nos encontraremos con tres diferenciales distintos: uno central, uno ubicado en el eje delantero y otro en el eje trasero para controlar todas las ruedas motrices de forma (valga la redundancia) diferenciada. Como podemos comprobar, el diferencial del coche es uno de los elementos mecánicos que más ha contribuido a mejorar la seguridad durante la conducción y a asegurar un correcto paso por curva sin que el conductor vea comprometida la estabilidad del vehículo.
Deje un comentario

Post Similares