Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

¿Qué es un doble embrague y cómo se hace?

Cómo hacer un doble embrague

Si te gusta conducir y te apasiona todo lo que tenga que ver con el mundo del motor, al menos te sonará la expresión de hacer doble embrague cuando llega el momento de cambiar de marcha. Una maniobra generalmente conocida por los aficionados a la conducción deportiva, pero también por los conductores de camiones antes de que estos fuesen mayoritariamente automáticos: se hacía para cuidar la mecánica y no comprometer la velocidad de rotación del motor en la nueva marcha. Es una muestra de habilidad al volante, y una demostración de querer cuidar el embrague. Pero veamos: ¿qué es el doble embrague?

¿Qué es el doble embrague?

El principio básico de la maniobra del doble embrague tiene mucho que ver con cómo cambiamos de marcha en nuestro vehículo, especialmente a la hora de reducirla. ¿Cuál es el objetivo? Hacer que las revoluciones por minuto del motor sean similares a las que debe tener una vez reduzcamos a la nueva marcha, evitando así esos molestos ‘tirones’ provocados por el aumento tan brusco de la velocidad de giro del motor al bajar de marcha.

Pongámonos en situación para entenderlo. En el momento de afrontar una cuesta o un repecho, hablando en todo momento de vehículos con cajas de cambio manuales, lo más normal es reducir una o dos marchas para poder continuar subiendo a una velocidad adecuada sin que el coche se nos ‘ahogue’. En ese momento, cuando engranamos la nueva marcha, las RPM van a ser superiores a las que el motor tenía con la marcha anterior…provocando el famoso ‘latigazo’, que será brusco en tanto lo seamos nosotros al volver a soltar el embrague para engranar la marcha.

El doble embrague es la técnica utilizada para evitar estos casos: al igualar las RPM a las que tendrá el vehículo al bajar de marcha, sincronizaremos este cambio y no solo evitaremos ese latigazo, sino que también estaremos cuidando la mecánica del vehículo. Actualmente, esta técnica está en desuso incluso en los vehículos con cajas manuales, ya que éstas cuentan con sincronizadores en su diseño que evitan este fenómeno.

¿Cómo hacer un doble embrague?

Comencemos con la explicación de cómo cambiamos de marcha en una caja de cambios manual: pisamos el embrague, movemos la palanca de cambios a la marcha inmediatamente anterior, y soltamos el embrague para continuar la marcha. Es en estos casos, como hemos visto en nuestro ejemplo anterior, cuando el aumento de las revoluciones por minuto provocado por ese cambio de marcha puede incluso hacer que el cambio sea brusco y no termine de entrar sin hacer algo de fuerza.

Cómo hacer un doble embrague con coche manual

Pues bien, para explicar cómo se hace el doble embrague, hay que añadir algún paso extra en el proceso:

  • En primer lugar, pisamos el embrague, como en cualquier vehículo con caja de cambios manual.
  • Movemos la palanca de cambios hacia la posición de punto muerto.
  • Levantamos el embrague. Este paso puede omitirse en la mayoría de los casos salvo en mecánicas asociadas a coches de competición con piñonería recta, lo que llamamos ‘técnica del falso doble embrague’.
  • Con el pie derecho, aceleramos ligeramente para aumentar las revoluciones por minuto del motor hasta un valor aproximado al que tendrán al engranar la nueva marcha.
  • Pisamos el embrague de nuevo.
  • Movemos la palanca de cambios hasta la posición de la marcha inmediatamente inferior.

El proceso tiene que llevarse a cabo rápidamente, lo que requiere de cierta práctica y tacto con los pedales del vehículo. Muchos conductores aplicaban esta técnica añadiendo un factor adicional, que es el pedal del freno: el famoso ‘punta tacón’ es una evolución natural del doble embrague, que consiste en frenar a la vez que bajamos de marcha de forma ágil y rápida aplicando el doble embrague.

Actualmente, apenas se utiliza esta técnica en la conducción rutinaria debido a que el diseño y construcción de las cajas de cambio modernas cuentan con sincronizadores del eje primario y el secundario. En camiones y autobuses se ha mantenido algo más tiempo entre sus conductores debido a la idiosincrasia de su conducción, aunque como cada vez son más los vehículos de este tipo que cuentan con una caja de cambios automática, también está desapareciendo paulatinamente.

Ahora que sabes lo que es la técnica del doble embrague y cómo aplicarla, estás preparado/a para probarla sobre la carretera. Eso sí, con mucha precaución y teniendo en cuenta en todo momento la situación de la vía. ¡La seguridad siempre es lo primero!

Deje un comentario

Post Similares