Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

¿Cómo rellenar un parte de accidente?

Cómo rellenar un parte de accidente.

En ocasiones pequeños despistes y distracciones pueden provocar un accidente en la carretera. Si alguna vez lo has sufrido, seguramente hayas tenido que rellenar un parte de accidentes y te habrás dado cuenta de la gran cantidad de datos que hay que aportar y el sumo cuidado que hay que tener al hacerlo. 

Si por el contrario eres de los afortunados que nunca ha tenido un accidente de tráfico posiblemente no sepas cómo cumplimentar este impreso, y seguramente saberlo te será útil en algún momento. En este post te contamos cómo rellenar un parte de accidentes y te damos algunas recomendaciones. ¡Toma nota!

¿Qué es un parte amistoso?

Cuando nos enfrentamos a un accidente en el que no hay consecuencias graves ni daños personales, lo recomendable es cumplimnetar un parte amistoso o una Declaración Amistosa de Accidente (DAA). Este proceso no es obligatorio pero te librará de muchos dolores de cabeza.

Se trata de un documento oficial y homologado por la Unión Europea que todas las compañías de seguro están obligadas a dar a sus clientes. El objetivo principal del mismo es facilitar la evaluación de daños para la posterior indemnización en caso de accidentes leves. 

Es importante recalcar que al hacer un parte amistoso no se está dictaminando el culpable. En el impreso solo se exponen los hechos y los datos del accidente, así como los implicados y, una vez enviado a las aseguradoras, son estas quienes dictaminan quién tuvo la responsabilidad en el golpe. 

Básicamente, un parte amistoso es un impreso formado por dos hojas autocalcables, de tal forma que lo que se escriba en una quede reflejado en la otra, sirviendo como copia para el otro conductor. De esta forma, las compañías tendrán el mismo testimonio y los mismos datos para empezar el peritaje. 

Apartados y datos del impreso

La hoja en cuestión se divide en cuatro partes diferenciadas, en cada una de las cuales hay que apuntar unos datos muy concretos que ayuden a clarificar el motivo del accidente y la responsabilidad del mismo: 

  • La parte superior del impreso, donde hay que apuntar el día, la hora y el lugar exacto del accidente. Asimismo, se debe señalar si hay víctimas, los datos personales de las mismas en la parte de atrás; si hay otros vehículos implicados; y los diferentes objetos del entorno que se hayan podido ver perjudicados, así como los datos de los testigos, si los hubiese. 
  • Una columna de color azul situada a la izquierda del papel donde hay que rellenar los campos con los datos del vehículo A, que suele ser el propio. En este apartado debes anotar tus datos personales, los datos de tu compañía de seguro y los datos de la persona que iba conduciendo. 
  • Una columna de color amarillo situada a la derecha de la hoja, donde se anotarán los datos del Vehículo B, que suele ser el del otro conductor. En este caso los datos que deben aparecer son los del otro conductor asegurado, los de su compañía y de la persona que iba conduciendo. 

En la parte de abajo de ambas columnas aparecen unos dibujos de una moto, de un coche y de una furgoneta. Sobre esos dibujos se debe señalar con una flecha cuál ha sido el punto de choque inicial. 

  • Un espacio central denominado ‘Circunstancias’ destinado a explicar los detalles del accidente. En este apartado se deben marcar las casillas que afecten a uno o a otro vehículo de tal forma que se clarifique lo sucedido. En la parte inferior de esta sección hay un espacio para realizar un dibujo explicativo de los hechos. Este croquis debe ser muy detallado, ya que es lo que va a determinar quién ha tenido la culpa en un primer momento. 

Recomendaciones para cumplimentar el parte de accidentes

Ya hemos visto que una DAA sirve para hacer un resumen de lo ocurrido, determinar los daños causados y clarificar quién es el responsable del siniestro. No obstante, es importante seguir una serie de recomendaciones para rellenar un parte amistoso, ya que cualquier fallo podría anular la validez del documento

  • La claridad es muy importante y por eso es mejor escribir en mayúsculas para que los datos sean lo más legibles posible.
  • Se recomienda hacer fotos de los daños, tanto en el coche como en el asfalto y el resto de elementos perjudicados. 
  • Revisar que todos los campos están completados y apuntar todos los detalles que se recuerden del accidente. No escatimes en datos. 
  • Debes saber que este documento no es válido ni vinculante si no es firmado por ambas partes. Por eso, si no estás de acuerdo con lo expuesto por el otro conductor, no firmes. 
  • Cuando es la otra parte quien no quiere firmar el parte se deberá llamar a la Policía o a la Guardia Civil para que determinen la culpabilidad a través de un atestado policial. 
  • No añadas información tras haber firmado y haberlo entregado a la otra parte porque anulará su validez al contar cada hoja con datos diferentes. 
  • Una vez realizado todo este proceso, ambas partes deberán entregalo a la compañía aseguradora correspondiente en un plazo de 7 días tras el accidente. 

En caso de sufrir algún desperfecto poco importante en el vehículo, como una pequeña grieta en el cristal, ten en cuenta la reparación o sustitución de la luna para evitar que el daño se agrave.

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares