Conduce seguro

En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

Los asientos ergonómicos para el coche

los asientos ergonomicos del coche

Hoy en Carglass® vamos a hablar de los asientos ergonómicos para coches, su importancia y qué debemos tener en cuenta a la hora de tener buenas posturas durante la conducción.

La importancia de la ergonomía de los asientos

Todos recordamos los asientos de los coches de nuestros padres o abuelos, que torturaban nuestras espaldas y, además, aunque no lo creamos, aumentaban nuestra inseguridad como conductores y también como pasajeros.

Hoy en día, para algunas personas, pasar muchas horas conduciendo es el pan de cada día. Tanto tiempo en el coche, soportando las tensiones propias de la conducción y malas posturas produce lumbalgias, dolores cervicales y malestar. Estos síntomas pueden combatirse si tenemos asientos ergonómicos, no hay que olvidar que es importante que tengamos coches cómodos para viajar.

Por eso, los fabricantes de coches cada vez prestan más atención a los asientos y su respectiva ergonomía. En los últimos años hemos vivido una notable evolución tecnológica. Ahora existe incluso una regulación en lo que a fabricación de asientos se refiere.

La fabricación del asiento va estrechamente ligada al diseño de la estructura de los coches.

Esto nos permite sustituir los asientos originales de nuestro vehículo por otros nuevos más ergonómicos, eso sí, teniendo en cuenta que se cumplan las normas de la legislación vigente. Si decidimos instalar asientos que se salgan de estas normativas, tendremos que homologarlos, y esto se traducirá en un gasto bastante considerable para nuestras carteras.

Muchos coches ofrecen diferentes tipos de asientos dependiendo del dinero que estemos dispuestos a invertir y, en ocasiones, vienen con el modelo que hayamos elegido. Normalmente esto suele ocurrir en los coches de gama media o alta.

Dentro de las maravillas que hacen algunos asientos ergonómicos para coches, podemos encontrar desde sistemas electrónicos que permiten modificar hasta 16 posturas en algunos asientos, hasta diferentes y modernos gadgets y apps incorporadas que nos ofrecen diversas experiencias gracias a las últimas tecnologías.

Los asientos multicontorno, por ejemplo, se adaptan a la anatomía del conductor mediante cámaras de aire, que regulan eléctricamente el grado de sujeción del asiento.

Existen también asientos con sistemas de climatización frío/calor, que nos permiten adaptarnos a las condiciones climáticas del interior de nuestro coche. Los asientos anatómicos para coches están dando también muy buenos resultados.

Desde luego, siempre enfocado todo a conseguir una mayor sensación de confort y bienestar durante nuestra conducción.

Las buenas posturas en la conducción del coche

Encontrar la postura de conducción perfecta es fundamental. Tenemos que encontrarla porque el impacto de la parte superior de nuestra espalda con el asiento es clave para futuros problemas lumbares y cervicales. Por el contrario, la parte baja de la espalda debe estar lo menos en contacto posible con el asiento.

Cada vez que nos subamos a un coche que no es el habitual, debemos siempre ajustar el asiento. Casi debería ser tan importante como ajustar el retrovisor y ponerse el cinturón de seguridad. Todos lo sabemos, pero a menudo olvidamos estos pasos:

  1. Es importante sentarse con la espalda pegada al respaldo (no olvidemos que nuestra espalda tiene forma de “s” sin final, por lo que nuestra parte superior siempre deberá tocar el asiento, mientras que la parte inferior, no debería tocarlo). Hay que regular el respaldo a nuestra inclinación, adaptándolo a nosotros. Nunca se debe ir demasiado erguido, pero tampoco demasiado reclinado, hay que encontrar una postura intermedia.
  2. Siempre hay que mirar la distancia que tenemos entre nuestros pies y los pedales. El embrague se toma como referencia, hay que poder pisarlo hasta el fondo, con nuestra rodilla flexionada (si tenemos que extender la pierna entera, algo estamos haciendo mal con nuestro asiento).
  3. El reposacabezas de nuestro asiento tiene que estar lo más posible pegado a nuestra nuca.
  4. El volante. Debemos ser capaces de apoyar nuestra muñeca en el volante, sin separar los hombros del respaldo del asiento. Si los brazos, los tenemos algo flexionados, mejor.
  5. La última recomendación hace referencia al tiempo que pasamos al volante, hay que intentar parar cada 200 kilómetros recorridos. Actualmente es una norma que incumplirla, puede suponer una sanción.

Este tipo de recomendaciones sobre las posturas y los asientos ergonómicos para coches pueden ahorrarnos serios problemas de salud y, sobre todo, nos van a permitir tener una conducción que asegure en todo momento la seguridad vial propia y la del resto de usuarios de la vía. Y tú, ¿ya has comprobado si te sientas bien en el coche?

Compartir en

Deje un comentario

Post Similares