Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

Todo lo que hay que tener en cuenta al comprar un coche nuevo

comprar coche nuevo

Si tenemos un poco de suerte, nuestro coche nos acompañará en nuestros viajes durante bastantes años; por esta razón, cuando compramos un vehículo nuevo, debemos meditar bien esta decisión y tener en cuenta algunos factores que harán que no nos arrepintamos de la elección que tomemos. ¿Quieres saber cuáles son algunos de estos aspectos que conviene valorar antes de tomar la decisión de adquirir un coche nuevo?

Ya has tomado la decisión más importante, que es cambiar de vehículo. A continuación, te esperan algunas semanas de valorar tus necesidades, preguntarte qué es lo que realmente buscas y de comparar precios, y es que la compra de un coche nuevo afectará directamente a tu rutina, a tu comodidad y a tu economía, por eso, la elección no se puede tomar a la ligera.

 Factores a tener en cuenta cuando se compra un coche

  • ¿Cuáles son tus necesidades?: Esta es una de las primeras preguntas que debes plantearte antes de comprar un coche. Piensa en cuántas personas quieres llevar en él, si lo vas a usar para hacer vacaciones en familia, solo para ir al trabajo, para moverte por toda la ciudad… Valora esto y selecciona algunos modelos que se adapten a estas circunstancias. Recuerda que un coche puede llegar a durar 10 o más años, si le brindas los cuidados adecuados. Desde Carglass te ayudamos a alargar la vida de tu vehículo ofreciéndote el mejor servicio en reparación y sustitución de lunas. Por tanto, para tomar una decisión sobre qué coche elegir no deber tener en cuenta solo tus necesidades actuales, sino también las que tendrás en un futuro próximo.

  • Define un presupuesto: De nada servirá que elijas increíbles modelos de coche, si estos no entran dentro del presupuesto que tienes previsto para su compra. Establece una cantidad máxima que quieres gastarte y, a partir de ahí, busca modelos que se adapten a lo que buscas. Ten en cuenta que comprar un coche no solo implica el dinero que marca el precio, sino también gastos posteriores como el mantenimiento o el seguro y la financiación.
  • ¿Cómo lo financiarás?: Tan relevante como el precio total es llegar a un buen acuerdo respecto a la financiación del vehículo, ya que pocas son las personas que pueden pagarlo al contado. Fíjate en la letra pequeña porque no siempre un precio más reducido es la mejor opción si lo financias. Para conseguir un buen plan que se adapte a lo que puedes pagar mensualmente y al modelo que quieres quizá tengas que visitar varios concesionarios. ¡No tengas miedo de comparar y de recorrértelos todos!
  • ¿Gasolina o diésel?: Para elegir entre un combustible u otro influirá también la primera pregunta que hemos planteado. Si vas a viajar fundamentalmente por autopista y vas a recorrer muchos kilómetros, más de 25000, el diésel es una buena opción, mientras que para un uso urbano se recomienda más la gasolina.
  • Prueba el coche: Estás tomando una decisión importante, no pases por alto decir en tu concesionario que quieres probar el coche. En ocasiones, aunque tengas una idea teórica muy clara de que ese es el modelo que quieres, al probarlo notarás que no se adapta a ti; y también puede suceder lo contrario, por eso, es tan importante probarlo y experimentar tus sensaciones al volante en primera persona. En casi todos los concesionarios disponen de versiones de prueba de los principales vehículos, con lo que no deberías tener ningún problema.
  • ¿Entregar el antiguo coche al comprar uno nuevo?: Se trata de una operación muy frecuente al adquirir un nuevo vehículo y que supondría un descuento variable en su precio. Para beneficiarte de ello deberás consultarlo en tu concesionario, ya que si tu antiguo vehículo tiene muchos años o kilómetros quizá no les resulte interesante. Ten en cuenta también que tendréis que acordar el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Y… ahora ¿a qué esperas? ¡Disfruta del momento de elegir el coche de tus sueños!

Deje un comentario

Post Similares