Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

Causas del ruido metálico en el aire acondicionado del coche

Ruido metálico en el aire acondicionado.

Escuchar un ruido metálico proveniente del sistema de aire acondicionado de nuestro coche es señal de que algo no marcha bien. Te explicamos de qué se trata y cómo solucionarlo.

De entre las muchas prestaciones y ventajas que poseen los coches en la actualidad, el aire acondicionado es, por mucho, uno de los elementos más apreciados. 

Más que un capricho, regular la temperatura al interior de nuestros coches se ha convertido en una necesidad y un factor de seguridad al conducir, sobre todo en verano. Que falle el aire acondicionado bajo un sol abrasador es algo que nadie desea sufrir; pero a veces lo podemos evitar si escuchamos con atención.

Y es que, el aire acondicionado de nuestro coche susurra, pero también puede gritar demandando nuestra atención. Si el aire acondicionado produce un ruido metálico, no hay duda de que es un mensaje que claramente quiere comunicarnos nuestro valioso climatizador, y advertirnos de alguna irregularidad en el sistema.

¿Cómo saber si el aire acondicionado funciona correctamente?

El aire acondicionado del vehículo es un sistema que, si bien no es del todo silencioso, tiende a operar de forma discreta y poco ruidosa, en aras de la comodidad de conductores y pasajeros.

 Esto significa que, en condiciones normales y funcionando en óptimo estado, uno no debería notar el funcionamiento del equipo de aire acondicionado, más que por la disminución de la temperatura al interior del vehículo y un rumor estable que no llegue a incomodar a los ocupantes del coche. Y, claro, cuando el ventilador opera a máxima velocidad, en ocasiones es posible escuchar el sonido del aire saliendo a través de las rejillas. 

Una especie de siseo que se oye inmediatamente después de apagar el aire acondicionado, es otro sonido que se esperaría escuchar; este se ocasiona por los fluidos circulando a través de las distintas áreas de presión en el sistema, mientras regresan a su punto de equilibrio natural.

¿Cómo identificamos un ruido que no sea normal, y qué significa?

Cuando el aire acondicionado de nuestro coche tiene problemas, muchas veces lo manifiesta haciendo ruidos característicos. Reconocer estos sonidos nos alertará sobre la existencia del problema, su causa y su gravedad, y nos permitirá ejercer las acciones más convenientes. Hablamos de sonidos como estos:

  • Chirrido. Suelen evidenciar un problema con la correa serpentina (también conocida como multi vee, poli-v o correa multi-torácica), que es la correa que transmite potencia a varias piezas accesorias del motor del coche: el alternador, la bomba de dirección asistida, la bomba de agua y el compresor del aire acondicionado. Cuando la correa está en malas condiciones, o cuando la tensión que la ajusta a las poleas es incorrecta, se desliza, produciendo un chirrido. Según el caso, hay que ajustar la tensión o sustituir la correa, pues si se rompe o se zafa, no solo dejará de funcionar el compresor del aire acondicionado, sino que tampoco lo harán los demás elementos impulsados por ella. Peor aún, al soltarse o romperse, podría enredarse con la correa o cadena del tiempo del motor, ocasionando daños importantes, y posiblemente costosos.
  • Golpeteo. Puede ser indicador de un tornillo de montaje flojo o faltante en la base del compresor de aire acondicionado, o en otros lugares del sistema. En este caso, cabría inspeccionar cada uno de los pernos de montaje y asegurarlos, en caso de estar flojos, sin apretarlos demasiado para que no se lleguen a partir. Si falta alguno, reemplazarlo. No suele representar una condición particularmente grave, ni impide el funcionamiento del equipo, pero conviene hacer los arreglos para prevenir posibles daños mayores.
  • Ruido metálico o de rozamiento entre metales. Si proviene del compresor, puede que la bobina se haya averiado y no ejerza suficiente atracción sobre el plato de embrague magnético. O puede que la bobina esté en buenas condiciones, pero el embrague ya esté muy desgastado y no se acople correctamente. Hay que reemplazar las piezas dañadas, aunque probablemente el compresor podría seguir trabajando (ruidosamente) mientras se hace el reemplazo.
  • Ruido metálico o estruendo proveniente del ventilador. Señala algo muy serio, pues lo más probable es que la hélice se haya aflojado o desprendido del todo, y está haciendo contacto con el marco. ¡Apaga de inmediato el aire acondicionado y no lo vuelvas a encender mientras el desperfecto no sea reparado!

El sistema de aire acondicionado de nuestro coche nos habla, y escucharlo es importante. Esperamos que, de ahora en adelante, puedas entenderlo mejor y responder a sus necesidades de forma oportuna y efectiva. Si quieres mantener el vehículo más fresco sin necesidad de aire acondicionado puedes implementar soluciones como el laminado de lunas, que además aumenta la privacidad en el habitáculo.

Para terminar, queremos aconsejarte no descuidar el mantenimiento del sistema de aire acondicionado de tu coche y hacerlo conforme a las instrucciones del fabricante. Así le aseguras una larga vida útil al sistema, con un funcionamiento correcto, eficiente y sin contratiempos.

Deje un comentario

Post Similares