Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

La pegatina de la ITV y tu parabrisas, condenados a entenderse

pegatina itv
Tu coche va cumpliendo años y una de las citas ineludibles que debes pasar con él periódicamente es la Inspección Técnica de Vehículos. Si es superada, recibes la pegatina de la ITV correspondiente a la certificación final, que indica que nuestro vehículo ha superado el examen técnico de modo favorable y que no presenta ninguna anomalía. Tendremos, por lo tanto, un vehículo que es apto para la circulación. Que nuestro vehículo haya superado la ITV correspondiente es un requisito básico cuando hablamos de una conducción segura. Pero las dudas que genera la popular pegatina de la ITV, que técnicamente es un distintivo llamado ‘V-19’, comienzan en el mismo momento en el que nos la entregan. ¿Es obligatorio que esté siempre a la vista?, ¿Dónde hay que pegarla?, ¿Cuál puede ser la multa de los agentes del tráfico si no está visible?, ¿Por qué son de distintos colores?. A continuación resolveremos estas más que habituales dudas.

¿Es obligatorio que esté siempre visible?

Sí. El Real Decreto 2042/1994 establece de forma clara que siempre se tiene que circular con la pegatina, y hacerlo además de forma que ésta sea visible, después de la primera ITV. Un coche nuevo estará exento de portarla, ya que hasta que cumpla los 4 años no tendrá que superar el examen técnico. A partir de los cuatro años de antigüedad, el vehículo pasa la prueba cada 2 años y si tiene más de 10 años, lo hace de forma anual.

¿Dónde debe ir pegado el distintivo?

El Reglamento General de Vehículos señala que “en el caso de vehículos que tengan parabrisas, el distintivo se colocará en el ángulo superior derecho del parabrisas por su cara interior. La cara impresa del distintivo será autoadhesiva. En el resto de los vehículos, el distintivo se colocará en sitio bien visible. La cara sin imprimir del distintivo será autoadhesiva”. Como se afirma, en un vehículo que no tenga parabrisas la pegatina se colocará en el lugar más visible que se pueda.

¿A cuánto puede ascender la multa por no llevarla pegada?

La multa que refleja la normativa para este caso es de 100€, aunque en la práctica la cantidad que se aplica es de 80€ y si se produce el pago dentro del primer plazo que se facilita, se puede reducir hasta los 40€. La sanción, considerada infracción leve, no incluye la retirada de puntos. Las sanciones de este tipo no están libres de polémica, puesto que asociaciones de conductores reivindican que la DGT ya posee la información sobre qué vehículos han superado y cuáles no la ITV, por lo que es un dato que no se debería exigir a los conductores.

¿Qué ocurre en el caso de que tenga que cambiar el parabrisas?

Si hemos tenido que sustituir el parabrisas por razones de distinto tipo, la normativa no contempla que se expida un duplicado del distintivo. Por ello es aconsejable tener a mano y enseñar a los agentes de tráfico tanto la ficha técnica como el informe de la inspección con el resultado favorable.

¿Por qué las pegatinas de la ITV son de diferentes colores?

Los colores (amarillo, rojo o verde) van rotando y tienen que ver con el año en el que se expide la inspección, de manera que vuelven al color inicial cada 3 años. En 2017 son amarillas, lo que quiere decir que en 2018 serán rojas y, en 2019, verdes. Cuando el fondo de la pegatina es rojo, las letras serán amarillas, mientras que si el fondo es verde o amarillo, el color de las letras será el rojo. Recuerda que en Carglass contamos con cristales homologados, siempre con el certificado de calidad y garantía. ¿Necesitas reparar o sustituir tu parabrisas o lunas antes de la cita de ITV? Acércate por cualquiera de nuestros centros de servicio ¡Localiza tu centro más cercano!

Comentarios (3)

Deje un comentario

Post Similares