¡Buen Viaje!
¿Te gusta viajar? ¿Eres de los que se lanzan a la aventura de explorar nuevos lugares? En ¡Buen viaje! te ofrecemos rutas y planes en coche, trucos de ahorro y consejos de mantenimiento para disfrutar de un viaje inolvidable.

Organiza tu maletero sin tapar la visión de luna trasera

lunas del coche y el maletero

Con el buen tiempo apetece realizar alguna escapada y conocer lugares nuevos. Si utilizamos el coche para ello, ya estamos familiarizados con la sensación de que, por muchas vueltas que le demos, el maletero siempre parece quedarse pequeño. En demasiadas ocasiones, hasta llega a tapar la luna trasera, con la consiguiente pérdida de visibilidad. Conoce más sobre el mundo de las lunas de coche.

Saber cómo administrar el espacio del maletero para que entren todas las maletas, bolsas y accesorios que necesitamos es casi un arte. Tiene, además, influencia directa en la seguridad y en la conducción, ya que afecta a la distribución de pesos del vehículo. Recuerda que en caso de necesidad, puedes recurrir a nuestro servicio de reparación de lunas a domicilio.

A continuación te ofrecemos una serie de sencillos consejos para sacar partido al maletero y hacerte olvidar los agobios de última hora.

De lo más grande a lo más pequeño

  • Lo más pesado y grande, lo primero. Para empezar, coloca las maletas y los bultos que más pesan y son más voluminosos en primer lugar. Hazlo en la parte más profunda del maletero, junto a los asientos traseros. Esto ayudará a que las siguientes maletas que coloques encima permanezcan estables.
  • Completa el espacio restante de mayor a menor peso. Coloca las maletas aprovechando los espacios superiores que van quedando y después los laterales.
  • Lo último, lo más necesario. Si tienes previsto realizar alguna parada intermedia durante el trayecto, y puede que necesites algo del maletero, recuerda situarlo cerca de la boca de entrada.
  • Utiliza la bandeja cubremaletero. Si el modelo de tu coche tiene una bandeja que cubre el maletero, como suele ocurrir en los modelos de tres puertas y en los todoterreno, no olvides colocarla, aunque tengas la tentación de retirarla y seguir cargando cosas. Esta bandeja tiene varias funciones; por una parte evita que algún objeto sobresalga y reste visibilidad al conductor por la luna trasera, y por otra ayuda a la sujeción de las maletas, lo que impide que cualquier objeto pueda salir disparado hacia el habitáculo en el caso de producirse un accidente.
  • Usa las cuerdas y redes. Es la mejor forma de impedir que queden maletas u objetos sueltos. Muchos modelos de coche los incorporan de serie, pero si no es el caso siempre puedes adquirirlo en tiendas especializadas. Además, ayudan a organizar la carga y evitan que ésta se desplace de un lugar a otro, lo que podría dañarla.
  • Toda la carga, en el maletero. Evita la tentación de colocar los objetos que no caben en alguno de los asientos libres. Restan visibilidad, en especial de los retrovisores, y es una práctica peligrosa porque en el caso de un impacto pueden abalanzarse sobre los ocupantes.

Del coche de dos puertas al monovolumen

Debes ser realista con la capacidad de carga de tu coche. No cuentes con disponer del mismo espacio si tienes un coche utilitario de dos puertas que si eres propietario de un monovolumen de 7 plazas. La capacidad puede oscilar entre los 250 litros y los más de 500 que ofrecen algunos modelos todoterreno. Cuantos menos recovecos tenga, será más aprovechable, y más aún si cuenta con un doble fondo para la rueda de repuesto en el que se pueden ‘esconder’ elementos como los pilotos obligatorios de sustitución, una manta, una rasqueta y otros accesorios. Otro aspecto que también influye a la hora de cargar los enseres en el coche es la boca de carga. Cuanto más cerca esté del suelo más facilitará el trabajo.

Si tienes algún problema con tus lunas, recuerda que somos especialistas en reparación y sustitución. ¡Pide cita ahora!

Deje un comentario

Post Similares