¡Buen Viaje!
¿Te gusta viajar? ¿Eres de los que se lanzan a la aventura de explorar nuevos lugares? En ¡Buen viaje! te ofrecemos rutas y planes en coche, trucos de ahorro y consejos de mantenimiento para disfrutar de un viaje inolvidable.

¿Qué es el caudalímetro del coche? Averías y consejos

Caudalímetro del coche.

El coche dispone de varios sensores que se encargan de medir la temperatura y revoluciones del motor, la cantidad de aire que entra en él y la posición del acelerador. Uno de los sensores más importantes que se encarga de todo esto es el caudalímetro del coche: una pieza que debemos cuidar para que el vehículo pueda funcionar siempre a pleno rendimiento.

Pero, al mismo tiempo, un caudalímetro es un elemento muy delicado. Tanto es así que se recomienda manipularlo lo menos posible. Precisamente, hay diversas averías del coche que tienen como origen o protagonista a este elemento. Es por eso que necesitamos conocer un poco más cómo funciona y cómo cuidarlo mejor.

¿Qué es el caudalímetro del coche?

El caudalímetro del coche es un sensor que se encarga de medir la cantidad de aire que atraviesa el tubo de admisión del motor. Al ser capaz de medir el aire aspirado por el motor, va a poder controlar más fácilmente la necesidad de combustible que tiene el vehículo y el nivel de gases que suele emitir.

Situado junto a la salida del filtro del aire, su uso es fundamental en los coches con motores diésel y gasolina. Tanto es así que es una pieza esencial para ahorrar combustible y evitar la contaminación.

¿Cómo funciona el caudalímetro?

Cuando el caudalímetro del coche mide la cantidad de aire que entra en el colector de admisión, envía la información a la centralita del motor. Es aquí donde se analiza la información para ajustar el combustible y obtener una mejor combustión en el vehículo. Así es como el funcionamiento del caudalímetro nos permite ahorrar y emitir menos gases contaminantes.

Los caudalímetros están equipados con un sensor térmico, capaz de elevar la temperatura hasta unos 120 grados centígrados aproximadamente. Este sensor se enfría a medida que el aire exterior circula por la canalización interior. De ahí que, para mantener la temperatura de origen, debe suministrar una corriente eléctrica que permita calcular la masa de aire que entra en el motor.

Las averías que puede provocar el caudalímetro

Desde siempre se ha creído que el caudalímetro es el causante de muchas de las averías que puede sufrir un coche. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones no es esta pieza la que origina los problemas. La única avería que tiene un caudalímetro se produce cuando se pierde la comunicación con el sensor. Lo que ha podido pasar es que los cables hayan perdido contacto, o que el sensor corra riesgo de fundirse debido a las altas temperaturas.

El caudalímetro del coche es un elemento muy delicado que, si se rompe, no tiene arreglo, por lo que hay que comprar otro. Los primeros síntomas de que puede tener problemas, aparecen cuando la potencia se ve reducida. Además, hay otras situaciones por las que hay que empezar a preocuparse por la “salud” del caudalímetro:

  • Al acelerar, el humo que sale por el tubo de escape es mucho más negro de lo habitual.
  • Las revoluciones por minuto del coche en ralentí no son las habituales.
  • Se produce un tapón en el sistema de admisión por culpa de la suciedad.

Consejos de mantenimiento del caudalímetro del coche

El caudalímetro del coche es un elemento muy sensible que requiere de una serie de cuidados fundamentales:

Suciedad y limpieza

En primer lugar, al tratarse de una pieza que se halla justo después del filtro del aire, es clave que este último se halle limpio de impurezas para que no pasen al caudalímetro y lo estropeen. Por eso, se recomienda sustituir el filtro de aire antes de que el vehículo llegue a los 15.000 kilómetros. A partir de ahí, ya puede ser un riesgo.

Al tratarse de una pieza muy delicada, si se desea limpiar el caudalímetro del coche o hacer una revisión, es mejor acudir a un taller especializado. Allí podrán realizar una limpieza en seco, usando algún producto específico profesional. De lo contrario, si lo manipulamos nosotros, se puede caer en el error de no limpiarlo bien o modificar algunas de sus funciones.

Aprovechando el momento, puedes ponerte también a limpiar el coche a fondo, tanto por dentro como por fuera, y así mantener su estado y buen funcionamiento.

El agua y el aceite

Al mismo tiempo, es muy importante mantener el caudalímetro alejado del agua. Este elemento puede afectar en gran medida al caudalímetro, especialmente si vivimos en una zona costera o en un lugar en el que llueve mucho.

Por último, hay que prestar atención al aceite que se emplea para el coche. Es recomendable que este cumpla siempre las exigencias marcadas por los fabricantes, atendiendo siempre a los plazos establecidos para el cambio.

En definitiva, el caudalímetro es una pieza fundamental en nuestro vehículo. Un sensor que mide algunas características del motor que son básicas para que el coche pueda funcionar correctamente. Se requiere, pues, de un buen mantenimiento del mismo, para que todo esté siempre a la perfección.

Deje un comentario

Post Similares