OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Te explicamos qué es un vehículo mixto

Qué es un vehículo mixto

¿Qué es un vehículo mixto? Se trata de una pregunta que se han formulado numerosas personas que no tienen muy claras las catalogaciones de los automóviles. Hemos detectado dudas incluso en personas familiarizadas con el mundo del automóvil, pero a las que les cuesta distinguir las particularidades de esta clase de vehículos. 

A continuación, profundizamos en las características que hacen especial este tipo de automóvil. En el siguiente artículo de Carglass te lo contamos todo, sigue leyendo. 

Una definición de vehículo mixto

En primer lugar, hemos de señalar que, cuando se trata de ofrecer una definición de vehículo mixto, vale la pena referirse al más común de ellos: el adaptable. 

Suele ser muy utilizado a nivel profesional y se caracteriza por servir tanto para el transporte de mercancías como para el de personas. Estos transportes, por otro lado, pueden ser simultáneos.

Por consiguiente, uno de estos vehículos mixtos puede valer, por ejemplo, para que un fontanero cargue los materiales que necesita camino de su trabajo o un grupo de amigos se desplace a ver un partido de fútbol de su equipo favorito a otra ciudad.

En virtud de las actuales normativas de tráfico, podrán ser transportadas hasta nueve personas en su interior. Asimismo, algunos asientos podrán ser retirados para dejar más espacio a los ocupantes. 

¿Qué normas de circulación les afectan?

Ten en cuenta que los nuevos radares empleados por la Dirección General de Tráfico (DGT) en 2019 son capaces de distinguir las clases de vehículos que rebasan la velocidad máxima permitida, lo que supone una circunstancia que antes no influía en los vehículos mixtos. Toma nota de los límites de velocidad que se les imponen a este y otros vehículos en España.

– Autovías y autopistas: 100 km/h.

– Carreteras convencionales con un arcén pavimentado de más de 1,5 m de ancho: 90 km/h.

– Otras vías que se encuentran fuera de poblado: 80 km/h. 

– En transporte de niños, escolares o mercancías peligrosas: reducción de 10 km/h.

– Vías urbanas y travesías: 50 km/h (40 km/h cuando se transporten mercancías peligrosas).

Los pros y contras de estos vehículos

La primera ventaja que tenemos que recalcar es la relativa a que resulta muy útil disponer de un vehículo que posibilita el transporte tanto paralelo como alternativo de mercancías y personas.

Además, no se trata de uno de la gama todoterreno, lo que hace más funcional su utilización en el medio urbano. Cuenta con una altura de, al menos, 1,8 m y destaca por su comodidad. 

Entre otros beneficios de su uso, remarcamos que te podrás ahorrar el impuesto de matriculación. Según su actividad económica en el Censo de Actividades Empresariales, sus deducciones del IVA pueden llegar a un mínimo del 50 %. 

En cuanto a los inconvenientes a tener en cuenta, has de valorar que la periodicidad de las visitas para pasar la ITV se reduce a la mitad del tiempo que se exige para los turismos. Aparte, no podrás cambiar la titularidad de estos automóviles, salvo que abones el impuesto de matriculación del que te habían eximido, a lo largo de sus primeros cuatro años de uso.

En definitiva, ya sabes qué es un vehículo mixto, por lo que está en tus manos rentabilizar su uso. 

 

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares