OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Coche y perro: ¿cómo viajar seguros a su lado?

llevar a tu perro en coche

Coche y perro siempre serán dos compañeros perfectos de viaje. El primero porque nos aporta una libertad total para viajar y descubrir el mundo, y el segundo por ser el mejor compañero de viaje que una persona puede encontrar. Sin embargo, a veces no encontramos la mejor manera de llevar al perro en coche con la seguridad de que viajará igual de seguro que nosotros. 

Y es que, en 2020, una encuesta del RACE (Real Automóvil Club de España) nos desvelaba que 1 de cada 3 conductores aseguraba que prefería viajar con su animal de compañía en su propio vehículo. Sin embargo, más del 11% no utilizaba ningún sistema de seguridad para proteger a sus compañeros peludos o llevaba al perro en el maletero. Mayoritariamente perros, pero también gatos o en menor medida pájaros o reptiles. ¿Cuáles son las mejores recomendaciones para que viajen seguros?

 

Consejos para llevar al perro en el coche con seguridad

Existen varias recomendaciones para aumentar la seguridad de nuestros fieles compañeros a la hora de viajar y evitar posibles accidentes. Por si esto no fuera suficiente (y siempre debería ser lo prioritario), seguir este tipo de consejos también evitará posibles multas si los agentes de la autoridad dan el alto al ver un animal en el habitáculo. ¡Apunta!

 

No dejar al perro suelto

Si un perro está suelto en el habitáculo, en situaciones normales ya supone un peligro para la conducción y un riesgo muy alto en cuanto a seguridad vial. En caso de accidente, no solo el riesgo de que sufra daños es mayor, sino que puede dificultar el trabajo de los servicios de emergencia si hubiera que llevar a cabo un rescate. Además, este hecho es sancionable con hasta 100 euros para el conductor.

 

Utilizar un sistema de retención homologado

Un arnés de sujección es una de las mejores maneras de asegurarte de que transportar al perro en el coche es totalmente seguro. Así, tendrá libertad para acomodarse en el asiento trasero y moverse con tranquilidad, pero en caso de una frenada de emergencia, dicho arnés actuará de cinturón de seguridad. Tampoco está de más hacer uso de un separador de espacios entre asientos delanteros y traseros para evitar que el perro intente moverse hacia delante.

 

Acostúmbrale al arnés

En línea con la recomendación de un sistema de retención adecuado, también es muy buena idea acostumbrar al perro a viajar convenientemente. En ocasiones, si están acostumbrados a viajar sueltos en el habitáculo y empezamos a utilizar un sistema de sujección, se pondrán nerviosos ante el cambio de situación.

 

transportar perro en coche

Evitar objetos sueltos en el habitáculo

Una situación de emergencia como una frenada, que en situaciones normales no supondría peligro añadido para el animal, puede ser muy peligrosa si hay objetos que salgan despedidos en el habitáculo. Por ello, lo mejor es despejarlo y viajar seguros a la hora de llevar el perro en el coche.

 

Nunca dejar al perro solo dentro del habitáculo

Nunca jamás se debe dejar solo a un animal dentro de un vehículo, ni siquiera en condiciones de sombra o con las ventanillas ligeramente abiertas. 

 

Realizar paradas cada 2 horas

Esto no es solo recomendable para el conductor con el objetivo de evitar el cansancio y la fatiga que provoca la conducción, sino que la mezcla de coche y perro lo exige: así el animal podrá hacer sus necesidades, estirar las piernas o beber agua. Además, es fundamental contar con un Help Flash para poder estacionar rápidamente en carretera en caso de cualquier imprevisto que surja con tu mascota. De esta forma, estacionarás de forma segura al ser visto y señalizado por el resto de conductores.

 

Controlar el mareo

Los perros, igual que las personas, pueden ser propensos a marearse a la hora de viajar en coche. Para evitarlo, lo más recomendable es consultar con un profesional veterinario las mejores prácticas con el objetivo de que el animal viaje lo más cómodo y seguro posible. 

Además de lo mencionado anteriormente, te recomendamos que veas nuestro espacio de consejos para conducir de forma segura

 

Riesgos de transportar al perro en coche de forma inadecuada

Transportar en coche a un perro suelto es un riesgo tremendo no solo para su propia seguridad, sino también para la del conductor y la del resto de ocupantes del vehículo. Según un estudio del RACE, un perro de 20 kilos multiplicaría su peso por 35 en un accidente a tan solo 50 km/h, llegando a pesar 700 kilos.

Además, si un agente de policía observa que el animal va suelto durante la conducción, podría multarte amparándose en el Reglamento General de Circulación. Éste establece que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción”. Así como “la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”. La multa es de 80 euros sin riesgo de puntos.

Y pese a que sea una imagen idílica y la veamos en muchas imágenes, que el perro saque la cabeza por la ventana durante la conducción tampoco es una cuestión recomendable. Los riesgos de sufrir un accidente son muy altos, así como de que el aire o elementos ambientales dañen sus ojos o su sistema respiratorio.

Deje un comentario

Post Similares