OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Gorilla Glass quiere dar el salto del Smartphone al parabrisas

parabrisas gorilla glass

¿Te suenan los cristales para Smartphone de la marca Gorilla Glass? Si es así, sabrás que se trata de unos vidrios que protegen al móvil o Tablet de golpes y caídas. ¿Qué te parecería si te decimos que esta tecnología se utilizará también para fabricar parabrisas?

Gorilla Glass es el nombre que recibe el cristal desarrollado por la empresa Corning Inc. Steve Jobs seleccionó este cristal en el momento del lanzamiento del iPhone despues de una búsqueda por todo el mundo para localizar el cristal más resistente para su célebre dispositivo. Actualmente, y a pesar de utilizarse básicamente en dispositivos tecnológicos, desde hace algún tiempo ha empezado a conquistar otros segmentos de la industria.

El vidrio de Gorilla Glass se compone sobre todo de aluminio, silicio y oxígeno. Con esta combinación se obtiene un cristal que se caracteriza por su ligereza, su reducido grosor y su resistencia.

Gorilla Glass en los parabrisas de los coches

Los nuevos parabrisas no estarán diseñados de la misma forma que los protectores para la pantalla de los dispositivos móviles, ya que la luna delantera de los vehículos necesita una resistencia más elevada para soportar estoicamente los golpes y al mismo tiempo, los cambios de temperatura e incluso la acción de la lluvia, la nieve, el granizo, etc.

Sin duda, los coches que estén equipados con los vidrios de Gorilla Glass serán mucho más ligeros y gozarán de una mayor aerodinámica, ya que según afirma la compañía, este cristal es hasta un 30% más ligero que los que incorporan habitualmente los vehículos.

De momento, la tecnología de Gorilla Glass sólo se utilizará para fabricar parabrisas, aunque la compañía ya ha mostrado un ejemplo de cómo sería un coche con todos los cristales de la marca (parabrisas, ventanillas, luna trasera, techo solar e incluso la pantalla del sistema de infoentretenimiento).

Los antecedentes de Gorilla Glass en la industria del automóvil

A pesar de lo novedoso de esta noticia, la marca de protectores de pantalla ya comenzó a ser utilizada en el sector de fabricación de vehículos hace algunos años. En concreto, el primer coche que incorporó una versión del cristal de Gorilla Glass en sus lunas fue el Ford GT que se empezó a comercializar en 2016.

Los creadores de este modelo utilizaron este tipo de vidrio para el parabrisas y la luneta trasera con el objetivo de aportar ligereza en las lunas y reducir así el peso del conjunto para incrementar el ahorro en combustible.

A diferencia de los parabrisas tradicionales, el del Ford GT está compuesto de una capa interior a base del vidrio Gorilla Glass reforzado y otra exterior de vidrio recocido. En el medio de ambas se incluye un estrato de plástico, por lo que gracias a esta estructura se consigue una luna entre un 25 y un 50% más fina lo que provoca que se ahorre en combustible.

Teniendo en cuenta todos estos beneficios ¿dónde está el “pero”? Encontramos dos objeciones:

La primera es el precio. Esta tecnología es novedosa y, como siempre ocurre con las innovaciones, son caras. Un parabrisas Gorilla Glass incrementará sensiblemente el precio final del automóvil, lo que inicialmente lo limita a los modelos de más alta gama.

Y la segunda es que no hay garantía de que un cristal no se rompa ante un fuerte impacto. Es esencial que el usuario sepa que el parabrisas no puede ser 100% irrompible. Seguro que en alguna ocasión has protegido tu móvil y su pantalla se ha roto ante un impacto. “¿Cómo puede ser, si lo tenía protegido?” habrás pensado. Y es que hay que tener muy claro que este tipo de cristales ofrecen una mayor protección, pero no están exentos de la posibilidad de sufrir fisuras o roturas.

En resumen, la industria de la automoción mantiene su firme apuesta por mejorar la seguridad en la conducción y en los elementos de los vehículos, entre los cuales se encuentran, por supuesto, las lunas. Sin embargo, toda innovación requiere de un período de análisis y prueba, antes de su paulatina introducción en el mercado, en el caso de superar los tests de resistencia.

No sabemos si el día de mañana estos cristales llegarán a extenderse en mayor o menor medida en el mercado. Pero lo que sí sabemos seguro es que en Carglass seguiremos estando allí, a tu entera disposición para resolver con rapidez y eficacia cualquier problema en las lunas de tu coche.

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares