OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Qué diferencias hay entre un SUV, un todoterreno y un todocamino

Diferencias entre SUV y todoterreno
Existen diferentes tipos de coches dependiendo de la función que esperamos de él. Por ejemplo, son muchas las personas que necesitan un vehículo para trasladarse por la ciudad, mientras que otros sienten pasión por conducir por el medio del campo. Evidentemente, dependiendo de lo que necesites, tendrás que apostar por un modelo u otro. Si la naturaleza es lo que más llama tu atención y lo que más se asemeja a tus necesidades, entonces una buena opción es conocer la diferencia entre SUV y todoterreno

Diferencias entre un Suv y un todoterreno

Cuando hablamos de un todoterreno, nos estamos centrando en un vehículo que todos conocemos y que todos tenemos en mente. Es decir, aquel que está adaptado en menor o mayor medida para poder circular por terrenos con complicaciones, como sería la poca adherencia.  La razón por la que posee esta posibilidad es porque presume de una tracción total, una suspensión elevada, una caja de cambios específica con reductora, unas ruedas de perfil más alto con menor presión de inflado y unos bajos reforzados. Asimismo, a lo anterior se añade que posee ayudas electrónicas, entre las que se encuentran el control de descenso de colinas y un ángulo de ataque mayor para poder abordar desniveles.  Por otro lado, nos encontramos con el todocamino, es decir, la acepción española de SUV. Se trata de la abreviatura: Sport Utility Vehicle. En líneas generales, podemos decir de este vehículo que no es un todoterreno, a pesar de que su apariencia trate de decirnos lo contrario.  Asimismo, posee características similares a este último, como la suspensión, que la tiene más alta respecto a otro tipo de vehículos. En definitiva, un SUV no es ningún coche que se pueda meter por caminos montañosos sin correr un peligro alto de quedarse atascado a lo largo del trayecto. Ahora, lo que sí que permite es, por ejemplo, subirse a una acera sin rozar los bajos o partir la llanta. Al menos, el objetivo de sus diseñadores es este.  Cómo sabes las diferencias entre suv y todoterreno

Cómo diferenciar un SUV de un todoterreno

La diferencia entre SUV y todoterreno es bastante evidente. Sin embargo, aquellos que no entienden mucho de coches suelen confundir ambos modelos. Cuando llega, por ejemplo, la época de nevadas, hay personas que apuestan por comprar un coche que las permita moverse sin problema independientemente de las inclemencias meteorológicas. Ahora, por falta de información, y por el hecho de que la estética entre un SUV y un todoterreno se asemeja, hay quien hace una mala compra, adquiriendo un coche que no le permite cumplir con sus expectativas y con los objetivos que tenía marcados:
  • Si hay un componente que marca la diferencia entre un SUV y todoterreno, esta es la reductora. En el caso de que el vehículo presuma de ella, estamos hablando de un todoterreno. Sin embargo, si no la tiene, claramente nos encontramos ante un coche SUV. Tanto es así, que muchos SUV solo cuentan con tracción delantera. Es decir, tan siquiera tienen dos ejes motrices. Esto último sería lo básico para poder usar el coche en pistas complicadas o en carreteras afectadas por el tiempo, como sucede en invierno con el hielo y la nieve. 
  • Otra gran diferencia que podemos destacar entre el SUV y el todoterreno es el chasis. El que posee un todoterreno suele estar formado por travesaños, que son más resistentes fuera del asfalto, y por largueros. Sin embargo, si nos centramos en el bastidor de un SUV, podemos destacar que es de tipo monocasco. Esto significa que es una pieza única. Sin embargo, existen algunas excepciones, como sería el caso del Land Rover Defender. 
  • En relación con las suspensiones, no existen muchos puntos en común respecto a la que tiene el todoterreno con la que posee el SUV. La de este último vehículo destaca por ser independiente entre ambos ejes. Sin embargo, en un todoterreno habrá un eje rígido trasero. Este es capaz de provocar que el coche no pierda contacto con el suelo, es decir, que las ruedas no queden descolgadas. Ahora, eso sí, es menos confortable. 
  • Por otro lado, tenemos que destacar que la dirección de ambos coches es diferente. La que suelen llevar los SUV es la de cremallera con asistencia eléctrica. Sin embargo, en los todoterrenos se suele emplear la de recirculación de bolas. Esta última está totalmente pensada para el campo, mientras que la del SUV se adapta mucho mejor para ciudad.
Con todo, podemos decir que el SUV es perfecto para ciudad, presumiendo de una mayor resistencia respecto a otros vehículos. Con él, podremos hacer maniobras más bruscas sin que el coche sufra ningún tipo de daño. Ahora, si lo que quieres es adentrarte en la naturaleza o viajar en cualquier época del año, haga frío o calor, sin ningún temor, entonces apuesta por el todoterreno, sentirás que cualquier tipo de sendero se ha diseñado para ti.
Deje un comentario

Post Similares