OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Cómo ser probador de coches: te lo enseñamos

Como ser probador de coches

Si eres amante del motor, seguro que alguna vez te has preguntado cómo ser probador de coches. Por si no sabes la respuesta, en este artículo de Carglass te vamos a dar los detalles. 

Se trata, sin duda, de una de las profesiones más interesantes para quienes disfrutan de la conducción, así que toma nota de lo que hace falta para dedicarse a ello. 

La formación de un probador de coches

En primer lugar, te confirmamos que, como podías imaginar, no nos estamos refiriendo a una profesión multitudinaria. Son pocos los que consiguen el privilegio de hacer estos test a los automóviles que poco después podremos conducir todos los demás.

Hemos aludido al privilegio que supone este trabajo no solo por las buenas condiciones (salariales, vacacionales, etc.) y características de este empleo, sino también por el hecho de que ejercerlo implica haber demostrado una auténtica pasión por el ámbito del automóvil. 

Solo con esta implicación podrás fijarte en las necesidades de un vehículo e idear las alternativas para perfeccionarlo. Aunque no te la van a exigir, siempre es importante contar con una preparación académica que te proporcione conocimientos sobre los automóviles.

En este sentido, se valora especialmente haber cursado Ingeniería Mecánica. Aparte de contar con un buen expediente, va a ayudar la acreditación de la realización de cursos de conducción deportiva o mantenimiento y reparaciones.

Por otro lado, además de este tipo de formación, se dan por hechos unos conocimientos de mecánica digital solventes. Ten en cuenta que los coches actuales requieren cada vez más la introducción de elementos de software y asistentes virtuales, por ejemplo, los relacionados con la realidad aumentada. 

Asimismo, te conviene complementar tu formación principal con el estudio de idiomas. El inglés, por la necesidad de viajar que posteriormente te comentaremos, es imprescindible, ya que no deja de ser la lengua franca actual de nuestras sociedades.

Ten en cuenta que, si quieres ser candidato a trabajar para alguna firma en concreto, vas a tener que aprender el idioma de su país de origen, así que no podrías optar a este puesto en Ferrari sin saber italiano o en Porsche sin hablar alemán.

Finalmente, participar en algún deporte de motor contribuye a captar ideas prácticas de mejora de los automóviles.

¿En qué consiste el trabajo de un probador de coches?

Ya te habíamos avanzado que estos técnicos se encargan de comprobar el funcionamiento de los vehículos que posteriormente serán comercializados.

Como las marcas no se pueden permitir ningún fallo en los coches que saquen al mercado, los habrán de probar en condiciones extremas, tanto de altura como de frío y calor. Esta circunstancia obliga a los probadores a viajar a los rincones más extremos del planeta.

Aparte de evaluar el comportamiento del coche en estas circunstancias extremas y asegurarse de que están en condiciones de soportarlas, este tipo de técnicos sugiere componentes para desarrollar las posteriores versiones evolucionadas de los modelos, desde la colocación de nuevas piezas a la inclusión de asistentes técnicos. 

En definitiva, ahora que ya sabes cómo ser probador de coches, puedes ir completando la cualificación oportuna.

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares