OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

Coches de ocasión o seminuevos y sus ventajas

coches de ocasion

Si quieres saber más sobre los coches de ocasión y en qué se diferencian de los coches usados o de segunda mano… ¡Este es tu sitio!

¿Coche nuevo o de ocasión? ¿Coche de kilómetro 0 o de segunda mano? Estas son algunas de las preguntas que generalmente surgen cuando nos planteamos adquirir un coche. Barajamos mil y una opciones para ver cual es la que más se ajusta a lo que nosotros buscamos. 

Actualmente los concesionarios nos ofrecen muchas opciones para que compremos vehículos nuevos, como por ejemplo el renting, el leasing o los servicios de uso compartido. 

Pero si que es verdad, que hay personas que prefieren realizar la compra de una manera más tradicional.

 

¿Qué son los coches de ocasión?

Si hablamos estrictamente de vehículos de ocasión en el concesionario, también conocidos como coches de ocasión, son aquellos que no superan los dos años de antigüedad ni los 25.000 kilómetros recorridos antes de volver a ser vendidos a un nuevo conductor. 

Su garantía puede llegar hasta los dos años más allá del año obligatorio. Se trata de vehículos poco utilizados con una larga vida útil por delante, que en ocasiones pueden proceder de servicios de alquiler de larga duración o renting. Generalmente su precio también tiene un precio inferior al de un coche nuevo.

 

Ventajas de los coches de ocasión

Comprar un coche de ocasión te ofrece muchas ventajas. En primer lugar, la devaluación del vehículo es menor en comparación a un coche totalmente nuevo. Generalmente son vehículos que han sido utilizados durante un menor tiempo o por personal de la propia empresa y que por lo tanto están como nuevos. Además, suelen ser modelos que contienen muchos extras en el equipamiento, por lo que si comparas relación precio te saldrá rentable.

¡Olvídate de esperar! Los trámites administrativos y los plazos de entrega son mucho más cortos. Como el vehículo ya ha sido utilizado, tampoco tendrás que pagar el impuesto de matriculación.

En el caso de necesitar un nuevo vehículo a un precio bajo, rápido y en buenas condiciones te recomendamos que contemples esta opción. 

 

Diferencias entre un coche de ocasión y otras modalidades de coche 

A continuación os vamos a explicar diferentes opciones que existen como alternativas a los vehículos de ocasión:

 

vehiculos de ocasion

Coche nuevo

Podríamos decir que es el concepto más simple. La persona acude al concesionario y configura el coche a su gusto (color, motor, acabados, posibles extras…). Al encargar un coche a nuestra medida, el proceso de obtención es mucho más largo y complicado, ya que el coche se produce desde cero. 

 

Coches de stock

Los coches de stock son aquellos que las marcas “obligan” a vender a los concesionarios para dar salida a los vehículos que salen diariamente de las fábricas. Generalmente, estos modelos tienen las prestaciones más demandadas a un precio menor, permitiendo así a los concesionarios ofrecer precios atractivos y competitivos a sus clientes. 

El mayor inconveniente para el comprador es que el vehículo tiene los acabados que tiene y la personalización es más complicada. Destacar que el coche se matricula por primera vez para la persona que vaya a comprarlo, algo que no ocurre con los coches seminuevos o de ocasión.

 

Coches de kilómetro cero

En este caso, se tratan de coches ya matriculados con escasos kilómetros. Hay veces en las que los concesionarios no pueden vender todos los coches de stock y se ven obligados a comprarse sus propios vehículos para poder llegar así a los objetivos marcados. Por lo tanto, estos vehículos ya están matriculados por lo que se debe realizar un cambio de titular. Se consideran coches seminuevos de segunda mano, pero generalmente tienen muy pocos kilómetros e incluso hay algunos que ni siquiera han salido del concesionario.

 

Coche de gerencia

También existe esta opción, son vehículos con pocos kilómetros usados por trabajadores de la misma marca durante algunos meses para desplazarse en trayectos cortos relacionados con la actividad empresarial. Como norma general, estos vehículos no superan los 6 meses de antigüedad y no tienen más de 15.000 kilómetros recorridos. 

Los coches de gerencia también están matriculados al igual que los coches de kilómetro cero, por lo que además de tener un precio inferior al resto, también puedes ahorrarte ese impuesto. En ocasiones, estos vehículos también son considerados como coches de ocasión.

 

Coche de segunda mano

Para finalizar el listado encontramos los coches de segunda mano. En este caso son vehículos que han sido usados por lo menos por un propietario y han tenido un cierto desgaste. Suelen tener más de dos años de antigüedad y su kilometraje puede variar mucho. Suelen ser más baratos que los vehículos de ocasión.

Estos coches ya han tenido una vida útil, por lo que seguramente no tendrán las mismas prestaciones que uno nuevo. En este caso, ni la garantía del fabricante ni el estado del vehículo estará en perfectas condiciones

Siempre es recomendable que cuentes con un seguro que te proteja en caso de que haya algún fallo en el vehículo. Además, es importante que compruebes que las lunas de tu coche están en perfecto estado, pues una simple grieta puede convertirse en una rotura mayor. ¡Tu seguridad es lo primero!

Deje un comentario

Post Similares