Conduce seguro

En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

¿Sabrías usar la zona de frenado de emergencia?

zona de frenado de emergencia

Hay elementos de seguridad en las carreteras que, por si necesitáramos alguna vez, es recomendable conocer cómo se usan. Uno de estos elementos es la zona de frenado de emergencia. Si eres de los que no saben cuál es la manera de utilizarla para que te pueda salvar la vida, sigue leyendo.

¿Qué es la zona de frenado de emergencia?

Estos sistemas de seguridad repartidos por todas las carreteras de nuestro país son zonas, elevadas en caso de las rampas de frenado de emergencia, que como su nombre indica, nos permiten realizar un frenado de emergencia en caso de ser necesario. Sirven para turismos y camiones que experimentan problemas con los frenos para detenerse.

Es un espacio con grava y un talud al final del mismo, que es lo que hace que el vehículo se detenga de una manera segura.

En nuestro país, estas zonas de seguridad tienen una longitud de más o menos cien metros y una anchura que oscila entre 4 y 5 metros. Una pared hecha de hormigón detiene el coche o el camión y hace que se mueva hacia la grava del suelo. Esta zona de grava es su parte final de medio metro de profundidad, y hace que el vehículo vaya poco a poco perdiendo la inercia con la que llega al hundirse progresivamente y parando.

¿Cómo usar las rampas de frenado de emergencia correctamente?

Originariamente, las zonas y rampas de frenado de emergencia estaban destinadas a los camiones, porque es más complicado manejarlos, aunque cada vez son más coches las que las utilizan.

En el mismo momento en el que ves que los frenos no funcionan como deben es el momento de entrar en ellas frenando de forma intensa y con pisadas cortas para aprovechar al máximo lo poco que te quede del freno. Y es muy importante que entres en la zona de emergencia con el volante sujeto muy firmemente, de manera que no se mueva.

Si bien el tiempo que tarde tu vehículo en pararse por completo dependerá de la velocidad a la que vayas, en todo momento debes ser capaz de mantener la calma.

Algunos consejos que debes tener en cuenta

Al no tener frenos, tendrás que frenar utilizando el motor, para lo que tendrás que reducir de marcha progresivamente hasta perder velocidad y pararte. Colócate siempre en el carril de la derecha para no causar problemas y poder salir de la carretera en cuanto veas una de estas zonas.

Como decíamos antes, para entrar en una zona de frenado de emergencia debes sujetar fuertemente el volante hasta que el coche se pare, y, si llevas un camión, trata de enderezar su trayectoria para que no te vuelques hacia un lado. Para salir de la zona de frenado necesitarás una grúa que te lleve a un taller.

Y recuerda: no utilices bruscamente el freno de mano si no quieres perder el control del coche. Resulta preferible tirar de él poco a poco para ir frenando de manera progresiva y con total seguridad. 

La zona de frenado de emergencia puede salvarte la vida a ti y a los tuyos, ¡Comparte este artículo de Carglass con ellos!

Compartir en

Deje un comentario

Post Similares