Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

El park assist: Tu asistente de aparcamiento

El Park Assist.

Ha llegado el momento de hablar de una de las partes de la conducción que más nos estresan: aparcar. La teoría que nos enseñan en la autoescuela para estacionar es muy útil cuando tienes tiempo, circulas por una zona con el suficiente espacio para dejar el coche y para mirar si hay algún hueco libre. Pero la realidad es otra. Gracias a los numerosos problemas que esto causa, se han creado los sistemas de ayuda a la conducción, ADAS, que hacen la conducción mucho más segura, aunque por ahora no están disponibles en todo tipo de vehículos.

Aparcar supone un rompecabezas para muchos conductores y los niveles de estrés pueden alcanzar máximos históricos. Puede que este no sea tu caso y que, en cambio, seas muy buen conductor y aparcar no tenga secretos para ti. No obstante, seguro que hay alguna situación en la que te hubiese encantado una ayudita, como cuando has querido aparcar en una curva o en un espacio muy ajustado para tu coche. 

Seas el tipo de conductor que seas, el park assist será tu gran aliado para estacionar tu coche en esos casos en los que la maniobra se te complica. El park assist es el gran descubrimiento del sector del automóvil y ¡ha llegado para quedarse! Nosotros te contamos qué es, cómo funciona y de qué forma te simplificará la vida. 

¿Qué es el sistema de ayuda de aparcamiento?

Es una tecnología aprovechada por los fabricantes de coches para facilitar a los conductores la maniobra de aparcamiento. En concreto, se trata de un sistema activo de asistencia al conductor en el momento de estacionar el coche. Aunque nos encantaría, no realiza un estacionamiento automático o autónomo, sino que requiere que el conductor maneje los pedales y las marchas. 

En definitiva, esta nueva tecnología toma el control de la dirección de tu coche y, gracias a su visión periférica, es capaz de detectar los elementos que rodean al vehículo, ayudándote a aparcar con mayor precisión. 

Gracias a esta nueva tecnología aparcar en curvas, en espacios muy ajustados, en batería, en línea, a la izquierda o a la derecha ya no será un imposible. Se acabó eso de abandonar el hueco que habías visto por la presión de los coches que vienen detrás o por agobio. 

Para no tener problemas de visibilidad, además de la ayuda del park assist, lo ideal es contar con el tratamiento antilluvia que nos permita calcular las distancias sin impedimento.

¿Cómo funciona el sistema de ayuda de aparcamiento?

Este sistema suele venir integrado en el equipamiento de serie de los coches nuevos y funciona con sensores de proximidad en la parte delantera, trasera y en los laterales de los mismos. El asistente de aparcamiento se acciona pulsando un botón, momento en el que los sensores escanean objetos, examinan el lugar donde se desea aparcar, memoriza el espacio y ejerce la maniobra. 

Cuando el sistema está accionado y ya está localizado el espacio, el park assist nos indica cómo debemos colocar el coche (en paralelo, por lo general) y nosotros solo tenemos que ocuparnos de acelerar, frenar, poner marcha atrás y poner primera o D si se trata de un automático. De lo que sí puedes olvidarte es del volante y de mirar por los retrovisores: el sistema se hace con la dirección e irá moviendo el coche hasta aparcarlo a la perfección. 

Todo este proceso se lleva a cabo a una distancia de 1,5 metros y a una velocidad de 30 km/h, por eso sigue siendo importante el ojo avizor del conductor para encontrar algún hueco libre en la gran selva que suponen las ciudades (y los pueblos). Recuerda que el park assist no aparca por ti, pero te facilita mucho el estacionamiento. 

Aunque el asistente de aparcamiento es muy útil para situaciones complicadas resulta lento, y no hay nada que nos moleste más que perder tiempo. Por eso, debe quedar bajo el juicio de cada uno cuándo accionarlo. No es necesario utilizarlo en cada maniobra que queramos realizar porque hay estacionamientos que son realmente sencillos. No obstante, si te surgen dudas durante el estacionamiento, pulsa el botón y deja que te facilite la vida. 

En algunos coches el park assist ha dado un paso más allá hasta convertirse en Asistente de Aparcamiento Automático Totalmente Asistido, un sistema que además de controlar la dirección, controla la selección de marchas y la dirección del vehículo. Este avance permitiría que el conductor pueda estar dentro o fuera del coche, ya que el ordenador de abordo se encargará de hacer todos los cálculos y acciones necesarias.

Aparca con la cámara trasera de tu coche

Otro accesorio que nos ha dado la tecnología automovilística y que también nos hace la vida mucho más fácil a la hora de aparcar es la cámara de visión trasera. Consiste en una cámara situada en la parte trasera del coche, que se activa cuando tienes la marcha atrás puesta. Te permite visualizar todo lo que hay detrás de tu coche y así evitar chocar contra cualquier obstáculo que no veas a través de los retrovisores. Este nuevo sistema de aparcamiento a través de una cámara de visión trasera, puede evitar daños en el parachoques y hasta atropellamientos de personas o animales. 

En resumen, la maniobra para aparcar dejará de ser la asignatura pendiente de muchos gracias a este tipo de avances automovilísticos, que nos hacen la conducción cada vez más fácil y más segura.

Descubre todos los Sistemas de Ayuda a la Conducción que puede tener tu coche.

Deje un comentario

Post Similares