Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

Por qué uno o ambos intermitentes van muy rápidos

Luces intermitentes van rápido.
Los vehículos de hoy en día cada vez incorporan más medidas, prestaciones y demás elementos que hacen que la seguridad del conductor, de los otros conductores y de los viandantes sea cada vez mayor. Pero también hay elementos que han estado ahí casi siempre y que son esenciales para una circulación vial armonizada y segura para todos. Hablamos de los intermitentes. Estos sirven, por supuesto, para señalizar y advertir a los demás conductores de nuestras intenciones al volante. Con ellos podemos indicar que en el próximo cruce giraremos a la derecha o que en una rotonda tomaremos la segunda salida. También sirven para avisar de que vamos a aparcar. No usarlos puede suponer la diferencia entre sufrir un trágico accidente o no sufrirlo. Por esta razón son tan importantes y todos los conductores deben usarlos siempre en todo momento. ¿Pero qué pasa si los intermitentes van muy rápidos? Eso es algo que a no pocos les ha sucedido. De la noche a la mañana, las luces de los intermitentes van más rápido de lo normal, es decir, emiten un parpadeo más rápido, lo que supone una anomalía de la que es importante preocuparse. Si tu coche tiene lo que se conoce como un intermitente rápido, es importante que lo trates a tiempo, ya que es un indicativo de que hay algo que debe repararse. Es esencial que lo hagas, por tu propio bien como conductor, por la seguridad de los demás y por si quieres pasar la ITV cuando vayas a hacerla. En este artículo conocerás las posibles causas del intermitente rápido y cómo solucionarlas.

¿Por qué los intermitentes son tan importantes?

Responder a esta pregunta es muy sencillo. Simplemente piensa en el trayecto más habitual que hagas con el coche y recuerda todas las veces en las que el intermitente es necesario. El intermitente se usa para cambiar de carril cuando adelantamos, cuando tenemos que indicar que nos salimos de una rotonda, cuando estamos en una intersección, cuando estamos aparcando, cuando vamos a tomar la salida de una autopista, etc. En la inmensa mayoría de casos, es sumamente importante usarlos a conciencia, ya que los conductores y vehículos de atrás no tienen por qué adivinar nuestra ruta o nuestros movimientos al volante. Según la Dirección General de Tráfico, el uso inadecuado o, directamente, la ausencia de uso de los intermitentes, es una de las principales causas de siniestralidad en España.

Causas por las que los intermitentes parpadean muy rápido

Tras ver que los intermitentes son uno de los elementos de mayor importancia en la seguridad vial, es lógico pensar lo importante que es que los intermitentes de tu coche estén en buen estado y funcionen a la perfección en todo momento. Algo que no es así si tus direccionales led parpadean muy rápido.  Conviene entender por qué un intermitente parpadea más rápido que el otro o por qué ambos van muy rápidos. En primer lugar, basta con comprender que se trata de elementos eléctricos, y que por tanto, los problemas se deben casi siempre a fallos eléctricos. Estas son las principales causas.
  • La bombilla: es una de las principales causas. La bombilla del coche se ha roto y los interruptores reaccionan a esta anomalía abriendo y cerrando el circuito eléctrico más rápidamente de lo normal.
  • Fallo en la tensión: es posible que las bombillas estén en perfecto estado, pero aun así parpadean muy rápido. El problema podría estar en una mala combinación en los interruptores. Al no recibir el voltaje adecuado, el circuito se abre y se cierra más rápidamente provocando así el intermitente rápido.
  • La toma de tierra: otra causa puede estar relacionada con la toma de tierra. Es un elemento muy importante, pues evita descargas por electricidad estática en el vehículo. Si este elemento está con suciedad acumulada o mal conectado al circuito eléctrico, puede ser otra razón que explica el intermitente rápido.

Cómo solucionar el problema y pasar la ITV

Es posible que a estas alturas estés pensando que un intermitente rápido no tiene por qué suponer un peligro para la seguridad vial. Después de todo, sigue funcionando. Pues bien, eso no es lo que piensan las autoridades de tráfico. El funcionamiento de los intermitentes es algo que deberas revisar antes de pasar la ITV, así como el estado de la batería, niveles como el del aceite o el estado de los cristales, para reparar o sustituir la luna si fuese necesario. El hecho de que los intermitentes de tu vehículo parpadeen a menos de 60 o a más de 120 pulsaciones por minuto, es motivo de sanción y multa. Y por supuesto, también es motivo para no pasar la ITV al tratarse de una falta grave. Eso supone un indicativo de que se trata de un problema que precisa de una rápida solución una vez se ha detectado. Lo cierto es que no hay motivos para retrasar la reparación o cambio de repuesto de las luces intermitentes de tu coche si estas presentan algún problema. El precio por reparar o cambiar las luces no es para nada elevado y se considera un arreglo muy sencillo. En caso de que tengas ese problema, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu taller de confianza para que identifiquen el problema y lo resuelvan cuanto antes. De ese modo no tendrás inconvenientes para superar la ITV y evitar así posibles sanciones en el futuro.
Deje un comentario

Post Similares