Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

Cómo evitar dormirse al volante: consejos útiles para mejorar la seguridad

Cómo evitar dormirse al volante.

Una de las principales causas de los accidentes de tráfico es la fatiga y el cansancio. Madrugar demasiado, dormir mal por las noches o realizar viajes largos sin descanso, son factores que inciden directamente en la conducción. En este post te compartimos algunos consejos sobre cómo evitar dormirse al volante y, así, garantizar tu seguridad y la de todos los conductores y usuarios. ¡No te quedes dormido, toma nota!

Lo primero que hay que asimilar es que la lucha contra el sueño es siempre una batalla perdida. Nuestro cuerpo tiene límites y llega un punto en el que los párpados pesarán más que las ganas de llegar al destino. Partiendo de la base de que lo mejor para no dormirse al volante es dormir bien la noche anterior, si sientes cansancio y no puedes evitarlo, lo mejor que puedes hacer es buscar una vía de servicio o un arcén seguro para estacionar el coche y descansar. 

Consejos para evitar dormirse al volante

No obstante, el aburrimiento, la monotonía de la conducción y la fatiga pueden darte una sensación de sueño irreal que afecta igualmente a la concentración sobre la carretera. A continuación dejamos una serie de recomendaciones para evitar quedarse dormido al volante

  • Enciende la radio y ponte a cantar. La música es un estimulante natural y más aún si tiene fuerza como el rock o la música electrónica. Sube el volumen si así lo necesitas y ponte a cantar. No solo evitarás la sensación de sueño, sino que mejorarás tu estado de ánimo. Asimismo, si viajas acompañado, mantén una conversación que te mantenga despierto. 
  • Cómete un chicle o un caramelo. Estos productos te obligan a estar todo el rato masticando o moviendo la boca. Los sabores fuertes como la menta harán que te despejes. Nuestro consejo es que los dejes a mano para evitar distracciones cuando quieras tomar uno. 
  • Haz paradas cada dos horas. Esto te permitirá estirar las piernas y activar tu cerebro hacia otra actividad. Camina un rato alrededor del coche y aprovecha para lavarte la cara y despejarte. 
  • Toma bebidas energéticas o estimulantes, como el café, y mantén tu cuerpo siempre hidratado. Es mejor que las tomes cuando realices las paradas, para evitar distracciones en la carretera. Asimismo, si tienes hambre, come algo ligero para evitar que las comidas copiosas te causen sueño.
  • No obstante, las bebidas energéticas no son milagrosas. Por eso, si no puedes evitar el sueño, para en un lugar seguro y échate una siesta de 20 o 30 minutos. Parece poco tiempo, pero ayudará a que tu mente y tu cuerpo descansen y se relajen. 
  • Evita conducir de madrugada. Asociamos la noche a la hora de dormir, y nuestro cerebro lo sabe. Por eso es más fácil quedarse dormido al volante en esta franja horaria. Es mejor conducir de día aunque el aburrimiento y la fatiga nos acechen, ya que es más fácil lidiar con ellas que con el sueño. 
  • Adecúa la temperatura del coche. La sensación de calor nos provoca adormecimiento, por eso es recomendable bajar las ventanillas o accionar el aire acondicionado para que el frescor nos mantenga despiertos. Si tienes pensado coger el coche en horas de calor, sistemas como el laminado de lunas ayudan a mantener el interior del vehículo fresco sin gastar en aire acondicionado.

Con el avance de la tecnología, existen en el mercado sistemas que detectan si el conductor parpadea más de lo habitual. En caso de ser así, emite señales acústicas que ponen en alerta al conductor, quien deberá usar el sentido común y seguir las recomendaciones anteriormente explicadas. ¡Por una conducción segura!

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares