Conduce seguro
En Conduce seguro te ofrecemos información sobre seguridad vial; puntos negros, radares, revisiones, trucos y consejos para una conducción segura. Viaja con la garantía de un trayecto sin ningún imprevisto.

¿Cómo arrancar un coche sin batería?

Cómo arrancar un coche sin batería
La batería es uno de los componentes claves de un coche, pues permite el funcionamiento de los distintos sistemas eléctricos instalados. Una de sus tareas esenciales es la de encender el motor para que este pueda arrancar. Sin embargo, con frecuencia la batería puede descargarse o incluso dejar de funcionar por completo, requiriendo en este último caso su sustitución. Si te encuentras en la situación de que se ha descargado, podrás emplear algunos trucos como solución para aprender a arrancar un coche sin batería y así salir rápido de este tipo de situaciones. 

¿Cuándo puede un coche quedarse sin batería?

Es frecuente que un coche se quede sin batería, pues este componente tiene una vida útil de entre tres y cinco años. Durante dicho periodo puede ser que se descargue si se usan otros componentes con el motor apagado, como por ejemplo, dejarse las luces del coche encendidas o usar la radio. Cuando el motor está en funcionamiento, el alternador envía constantemente energía a la batería, lo cual la mantiene cargada. Por el contrario, empezará a descargarse si el motor está apagado y no recibe energía de vuelta. La batería puede durar menos de lo previsto no solo por poco uso o por dejar encendido algún sistema eléctrico, pues las altas temperaturas también pueden hacer que se descargue por la lentitud en el proceso de la reacción química. Ten en cuenta que toda la instrumentación y tecnología, como los Sistemas ADAS, dependen de la batería.

Consejos para arrancar un coche sin batería

Qué hacer cuando la batería se descarga es una de las preguntas que muchos se hacen y lo mejor ante ello es estar preparados. Una de las opciones es llamar al seguro del coche que, de tenerlo cubierto, te enviará una grúa que podrá socorrerte si no tienes muchos conocimientos de mecánica. Si, por el contrario, estás muy apurado y no tienes mucho tiempo para esperar, puedes poner en práctica algunos trucos para arrancar un coche cuando se quede sin batería.

Arrancar el coche con pinzas

Conectar pinzas para cargar una batería es una de las opciones más usadas y rápidas. Solo necesitas un juego de pinzas y un vehículo auxiliar que servirá para recargar la batería. Es importante que sean de buena calidad y que sus cables sean gruesos para evitar algún cortocircuito.
  1. Debes colocar un coche junto al otro y asegurarte de que ambas baterías sean del mismo voltaje (tensión). Ten cuidado y no permitas que haya ningún tipo de contacto entre los dos vehículos, sobre todo en las partes metálicas, pues se pueden producir cortocircuitos.
  2. Posteriormente, debes arrancar el motor del coche que te auxiliará para no descargar su batería y encender las luces para redirigir hacia ellas los picos de tensión, en lugar de hacia la central del coche.
  3. Para efectuar la conexión, primero empalma el cable positivo (rojo) en el terminal positivo del coche auxiliar, mientras que llevas el otro extremo al borne positivo del vehículo a cargar. Posteriormente, debes conectar la pinza del cable negro (negativo) en el borne negativo del coche auxiliar. En este caso, el otro extremo debe hacer contacto sobre alguna pieza de hierro pero alejada de la batería, ya que la chispa que genera puede ser tan fuerte que puede llegar a dañar el sistema o inflamar el hidrógeno.
  4. Espera unos minutos e intenta arrancar el coche. En caso de que no encienda, no repitas la acción para así evitar sobrecargar los cables. En cambio, si ya enciende, puedes quitar las pinzas en el orden contrario al que fueron conectadas, es decir, primero el extremo negativo del coche descargado y el lado negativo del coche auxiliar, después el lado positivo del vehículo que ya se cargó y termina con el extremo positivo del coche que prestó la ayuda.
  5. Espera unos 30 minutos con el vehículo encendido para asegurarte de que la batería se cargue completamente.
Arrancar un coche con pinzas es una opción muy común que te ayudará a encender rápidamente tu coche sin mayores complicaciones.

Arrancador portátil de batería

Esta opción es aún más sencilla que la anterior y muy práctica si no tienes un coche que te preste apoyo, puesto que comprar un arrancador portátil cumplirá la función del vehículo auxiliar. Lo que debes hacer es conectar el cable positivo en tu batería, después el cable negativo y encender el arrancador para que tu batería empiece a cargarse. En unos minutos, intenta arrancar como indicamos anteriormente. Si ya está cargada la batería, apaga el arrancador y retira los cables siempre en el orden opuesto en el que fueron conectados.

Empuja tu coche

Como tercera opción está empujar el vehículo o dejar que caiga por una pendiente para que coja velocidad. Es fundamental que te asegures de que todo el sistema eléctrico esté apagado. En el caso de ser de transmisión manual, quita el freno de mano, ejecuta el contacto, mete segunda y pisa el embrague. Debes ayudarte de otras personas para empujar el coche llegando aproximadamente a una velocidad de 15km/h, cuando podrás soltar el embrague teniendo pisado el acelerador al mismo tiempo.

Usa una cuerda y un gato hidráulico

Si tu coche es de diferencial abierto puedes aplicar este método, ya que necesitas que solo se mueva una de las ruedas. Ahora, levanta con el gato una rueda y coloca la cuerda alrededor. Posteriormente, enciende el contacto, mete la marcha y tira de la cuerda con fuerza hacia adelante para que la rueda venza la resistencia y pueda arrancar el coche. Es muy común que la batería de tu coche se descargue, por lo que es esencial que conozcas algunos mecanismos que te podrán ayudar a salir de apuros si tu vehículo no arranca. Ten siempre unas pinzas, un gato hidráulico y una cuerda a mano. Además, siempre que te ocurra, recuerda realizar a tu coche una revisión.
Deje un comentario

Post Similares