Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

Descapotable de capota rígida: ¿Cuáles son sus ventajas?

las ventajas de un coche de capota rígida

Cuando llega la hora tan esperada de elegir un coche nuevo, es posible que lo estemos buscando descapotable de capota rígida por aquello de sentir el aire en la cara y los rayos del sol cuando conducimos. Todo es idílico en nuestra imaginación: la carretera, un mundo por delante para conducirlo y nuestro descapotable acaparando las miradas del resto de la gente. Pero…¿cuáles son las principales ventajas de este tipo de coches?

Y es que son varias las ventajas de un descapotable de capota rígida si tenemos claro que queremos ser poseedores de uno. Algunas son más obvias que otras, pero está claro que este tipo de coche cuenta con muchas bondades dignas de mención. ¡Vamos a verlas!

Amplitud y libertad

¿Cuántas veces hemos visto en películas esa imagen de la sensación de libertad del protagonista mientras conduce un cabrio? Esa es la principal ventaja de este tipo de vehículos cuando alguien piensa en hacerse con uno: saborear cada instante de libertad que te proporciona el hecho de conducir con el cielo como techo y el aire natural como climatizador. Y eso no es todo… ya que podrás incluso oler o escuchar al natural cada lugar por el que conduzcas. Apetece, ¿verdad?

¡Eso sí! Mucho cuidado con el sol en verano: no está de más tener a mano en la guantera un poco de protector solar para protegerte de sus rayos cuando conduzcas con la capota recogida.

Acaparan miradas

Nunca está de más el hecho de poder presumir de coche delante de los demás, y un descapotable de capota rígida es un vehículo que claramente nos permite hacerlo con naturalidad. Mientras ellos tienen que bajar las ventanillas para poder sentir un poco de aire natural, tú tan solo tendrás que accionar el mecanismo de la capota para poder tener a tu disposición esa sensación de libertad de la que hablábamos en el punto anterior. 

También se usan en invierno

No te creas a aquellos que te digan que el invierno no es época para un descapotable de capota rígida: la tecnología de los vehículos cabrio actuales ha evolucionado mucho y son perfectamente utilizables también con las bajas temperaturas. Obviamente, si llueve, te verás obligado a llevar la capota puesta y un buen tratamiento antilluvia en el parabrisas, pero no debes preocuparte por el frío.

En la actualidad, este tipo de vehículos cuentan con sistemas de climatización especialmente adaptados para poder usarlos también en las estaciones más frías, lo que unido a otras tecnologías, como los asientos calefactados, nos permiten disfrutarlos cuando hace frío.

Están bien aislados

Los descapotables de capota rígida cuentan con una ventaja clara frente a los de tela, y es que su aislamiento térmico y acústico es muchísimo mejor. Están prácticamente al mismo nivel que un coche convencional cuando la capota está cerrada: no notarás ninguna diferencia ni de temperatura ni de ruido en cuanto al viento a la hora de conducir. Y, por supuesto, su aislamiento contra el agua de lluvia o a la hora de lavarlo está perfectamente asegurado cuando (obviamente) no llevemos desplegada la capota.

¿Y con la capota abierta? Pese a que obviamente tendrás una mayor cantidad de ruido que con ella cerrada, también se ha mitigado con el avance de los años ese exceso de aire indeseado a través del diseño.

Precio contenido

Sí, somos conscientes: el precio de las variantes cabrio en un vehículo siempre es mayor respecto al modelo convencional en un concesionario. Sin embargo, esto se ha contenido mucho con el paso del tiempo, ya que ya no son ese elemento inalcanzable para el resto de los mortales. 

A la hora de elegir un descapotable de capota rígida hay que tener en cuenta que contamos con un elemento susceptible de seguir un mantenimiento en el taller para que se conserve en perfecto estado de funcionamiento durante toda la vida útil del vehículo.

¿Ya lo tienes claro? Recapitulemos: las ventajas principales de conducir un coche de capota rígida son la libertad y amplitud que proporcionan, la opción de conducirlos también en invierno, un buen aislamiento respecto a los de tela y un precio contenido actualmente si lo comparamos al de hace años. Aunque si quieres comprobarlo en primera persona ya sabes lo que toca: ¡a por él!

Deje un comentario

Post Similares