Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

¿Tienes olor a gases de escape dentro del coche?

Eliminar el olor a gas dentro del coche.

Con la falta de desplazamientos largos y si nuestro coche pasa mucho tiempo parado, es más necesario que nunca realizar revisiones exhaustivas en los vehículos, para asegurar que todo funciona de forma correcta. Una de las deficiencias que se pueden detectar de forma rápida es el olor a gases dentro del coche. ¿A qué se debe?

Razones de por qué el coche tiene olor a gases de escape dentro

Lo primero que debes hacer antes de nada es identificar de dónde proviene el olor, ya que de ello dependerá si deberás llevarlo al taller inmediatamente o simplemente ventilar para eliminar el mal olor en el coche. Además, si intentas identificar el olor, aunque no sea exacto, toda información va a ser de ayuda para saber con qué urgencia es necesario repararlo. Aquí algunas razones de porqué tu coche tiene olor a gases de escape en su interior:

  • Exposición a los vapores de gas y derrames: Si aparcas en una gasolinera, el humo de las bombas puede entrar en tu vehículo cuando se abren las puertas o ventanas. El derrame de gasolina dentro o cerca de tu coche también puede provocar que el automóvil tenga un fuerte olor a este componente. Si tienes alguna sospecha de que el olor puede provenir de algún tipo de gas externo, presta atención a en cuánto tiempo desaparece de tu coche. Si el olor no desaparece, lo más probable es que tengas algún problema más serio. 
  • Olor a gas en vehículos viejos: Está demostrado que los coches fabricados en el 1980 o incluso antes, emiten un leve olor a gas una vez se apagan. El porqué está en que una vez apagado, el combustible hierve en la cubeta de flotación del carburador. Los coches nuevos no producen este olor, ya que cuenta con un sistema de emisiones evaporativas diseñado para prevenir eso. 
  • Fugas de combustible: Una fuga de combustible puede pasar en muchos puntos a lo largo de todo el sistema de combustible. Una línea de combustible con fugas puede ser descubierta buscando charcos de gas en tu vehículo cuando está aparcado. Una línea de inyección de combustible también puede tener fugas, se puede detectar con el olor de los vapores de gasolina cuando estás conduciendo o justo cuando apagas el coche. Una manguera de ventilación del depósito de combustible también puede tener fugas, provocando que el gas no quemado salga del sistema de combustible en forma de vapor. Las fugas deben ser reparadas lo antes posible, un charco de gasolina puede ser muy peligroso si se sitúa cerca de tu vehículo.  
  • Presión irregular de combustible: Un regulador de presión de combustible malo puede hacer que tu coche queme demasiado combustible. Cuando se quema el gas en exceso, puede provocar que aumente la presencia de gases en el escape. Cualquier persona que se encuentre fuera y cerca del vehículo notará ese olor a gas que lo invade. Si el escape se cuela por el sistema de ventilación a través de una fuga, el interior también puede empezar a oler a humo de gas. Otros síntomas de que el regulador de presión de combustible no tiene un correcto funcionamiento es si hay una disminución de la potencia y una menor eficiencia de combustible en el coche. 

Llevar a cabo una revisión de todos los componentes del vehículo en la fecha marcada por el fabricante es fundamental para evitar problemas relacionados con el olor a gases de escape, así como otras posibles averías derivadas de otras reparaciones. Otro de los mejores ejemplos para ilustrar la importancia de revisar el vehículo tras una reparación está en el recalibrado de los sistemas ADAS del vehículo después de la sustitución del parabrisas: la recalibración de los Sistemas de Ayuda a la Conducción por parte de manos expertas es indispensable para que la seguridad siga siendo del 100%.

 

Ten en cuenta todos estos puntos para intentar deshacerte del olor a gases dentro del coche, pero si aún así este persiste, no dudes en hacer una visita al mecánico para una revisión más profunda. Tampoco te olvides de poner a punto las ruedas,  comprobar los niveles y estado de los diferentes líquidos del vehículo, así como reparar o sustituir la luna o aquellos cristales que hayan sufrido impactos, para aumentar la seguridad al máximo.

Deje un comentario

Post Similares