Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

¿Cómo regular las luces del coche?

Cómo regular las luces del coche.

Las luces son un elemento de seguridad fundamental de cualquier vehículo y si estas fallan, la conducción se vuelve temeraria. Por ello, es necesario comprobar periódicamente el estado de todos los faros, así como su óptima alineación. Llevar las luces del coche demasiado bajas reduce tu campo de visión en la calzada y llevarlas demasiado altas puede cegar a los conductores que vienen de frente. 

Es muy probable que hayas conducido de noche y que el coche de enfrente te haya deslumbrado o que otros conductores te hayan dado las largas quejándose de que tú los deslumbras a ellos. Otras veces, te habrás dado cuenta de que no ves lo suficientemente bien en carreteras poco o nada iluminadas. Estas situaciones se deben a que tus luces y las de los demás vehículos no están correctamente alineadas, lo que puede provocar graves accidentes en la carretera. 

Podemos ayudar a minimizar estos efectos gracias al tratamiento antilluvia y antimosquitos, que evita que las condiciones climatológicas adversas creen males mayores en la seguridad y además, facilitan la visión del exterior durante la noche.

En este post vamos a enseñarte a regular tú mismo las luces del coche para poder conducir de noche de una forma segura y para cumplir con las exigencias de la Inspección Técnica de Vehículos.

Alinear los faros es muy importante para optimizar la intensidad de la luz y multiplica la distancia iluminada en la vía. Para ello, es necesario consultar el manual del fabricante de cada vehículo, donde aparecerán las distancias óptimas para llevar a cabo el ajuste. No obstante, el paso previo a  regular las luces del coche es comprobar la alineación de las mismas:

  • Asegurate de que las cubiertas de los faros están en buen estado. En caso contrario, es necesario pulirlos hasta recuperar la transparencia del cristal o del plástico. 
  • Comprueba que la presión de los neumáticos es la correcta, que los amortiguadores no están dañados y vacía el maletero de objetos pesados. Todos estos pasos son necesarios para mantener el vehículo está completamente recto. 
  • Estaciona el vehículo en una superficie completamente llana y frente a una pared blanca a unos 30 centímetros de distancia para comprobar la alineación de los faros. 
  • Enciende las luces y, con cinta aislante, marca con una “T” la parte más iluminada en la pared.
  • Aleja el coche 10 metros de la pared: si el centro del área iluminada se ha desviado de la línea vertical o la línea horizontal ha descendido más de 5 centímetros, entonces necesitas regular los faros del coche. En caso contrario, tus luces están correctamente reguladas.

Regular las luces del coche.

Si has seguido todos estos pasos y has comprobado que los faros no están alineados ¿cómo debes regular las luces del coche?

  • Busca un destornillador para manipular los tornillos de regulación de las luces. Encontrarás un tornillo para regular la altura del faro (vertical) y otro para regular la dirección (horizontal). 
  • Cuando regules un faro, tapa el otro para conseguir mayor precisión.
  • Guíate por las marcas que realizaste en la pared y ajusta las luces hasta hacerlas coincidir. 
  • Vuelve a comprobar la alineación de los faros usando las mismas marcas de la pared.

Con estos pasos ya puedes estar tranquilo, tus luces no cegarán a nadie y tendrás el campo de visión adecuado para una conducción nocturna segura. No obstante, recuerda volver a revisar el estado de los faros cada 12 meses, ya que pequeños baches, golpes al aparcar o maniobras bruscas pueden desajustarlos, provocando inseguridad en la carretera.

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares