Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

Fallos de Fábrica: ¿Qué Hacer Con un Coche Nuevo Defectuoso?

Coche nuevo defectuoso

¿Hace poco que estrenaste un coche y ya te está dando problemas? Si se trata de defectos graves, lejos de ruedas pinchadas o alguna rotura de lunas, lo más probable es que, desafortunadamente, se trate de un defecto de fábrica. Pero, cómo puedes saberlo y, lo que es más importante; ¿qué derechos tienes y a qué están obligados los fabricantes si te han entregado un coche nuevo defectuoso? A continuación, te lo explicamos. 

 

Qué hacer si mi coche nuevo es defectuoso de fábrica

En los últimos años, todos los fabricantes y marcas de automóviles han mejorado considerablemente sus controles. Sin embargo, también ha aumentado la complejidad de los mismos gracias al desarrollo de nuevas tecnologías aplicables o cambios para adaptarse a ciertas regulaciones. Esto hace que también pueda ser más fácil que existan más probabilidades de que se presente algún fallo o defecto. 

Si bien es cierto que estos controles se realizan antes de que el modelo salga al mercado, también se siguen realizando a posteriori, para continuar la comprobación de que estos siguen garantizando la seguridad de los usuarios. En ocasiones, estos controles detectan algunos elementos o fallos de fábrica por los que se aplica el protocolo con el que se llama a los compradores a pasar revisión con sus vehículos para ver si también presentan el fallo. 

Sin embargo, existen defectos de fábrica que no son detectados de forma genérica sino que se dan en un coche concreto y no se sabe hasta que estos han comenzado a circular y hecho cierto número de kilómetros. 

 

La antigüedad, un factor clave 

Los defectos excepcionales, en los que el automóvil entra en un ciclo de averías que parece no acabar nunca pero que nadie sabe porqué suceden, son casos menos frecuentes. Como propietario, estarás protegido por la garantía del mismo que tiene una duración aproximada de entre dos o cinco años, generalmente.

Durante la garantía legal de, pongamos dos años, el fabricante estará obligado a reparar todas las averías y problemas que se produzcan.  Eso sí, el tiempo que pase desde que el coche salió del concesionario o taller, será clave. 

 

  • Menos de seis meses. En este supuesto, se supone que es un defecto de fábrica por lo que si la marca quiere eludir sus responsabilidades legales, deberá ser ella quien demuestre que el fallo del vehículo se ha producido por un mal uso del mismo durante sus primeros meses de vida. 
  • Más de seis meses. Aquí se complican las cosas para el comprador, que es quien tendrá que demostrar al fabricante que se trata de un fallo de fábrica. Para ello, la forma más sencilla es conseguir un informe pericial del daño donde se menciona que este es de origen. 

 

Cómo reclamar fallos de fábrica en un coche

 

¿Qué puedo reclamar si mi coche nuevo es defectuoso?

Ten en cuenta hacer una revisión al comprar un coche, y si finalmente detectas algún defecto de fábrica, se pueden exigir diferentes actuaciones. Las dos principales, y a las que se debería optar en primer lugar, es que nos reparen el vehículo de forma gratuita o bien, nos lo sustituyan por otro. En cualquiera de estos dos casos, siempre que no exista una alternativa escogida desproporcionada o imposible para el vendedor. Es decir, si optamos por una reparación pero después de esta el daño o fallo prevalece, podremos reclamar la sustitución y viceversa. 

Después, existen dos opciones más: exigir una rebaja del precio o una resolución de contrato. En ambos casos, siempre que no se pueda ni reclamar la reparación ni la sustitución por ser desproporcionadas/imposibles para el vendedor, o que no se haya realizado en un plazo acorde o se hayan generado inconvenientes extras. 

 

Si se opta por una rebaja en el precio por coche defectuoso

Implica que nos vendan el coche por el precio que realmente tiene con el fallo. Si ya está pagado, deberán devolver la parte correspondiente. 

 

Resolución del contrato por defecto de fábrica

En el caso de una resolución se trata de devolver el automóvil al concesionario y este, devolvernos el dinero. Para este último, el daño debe ser considerado grave. Como última opción, y también como añadido a las anteriores, se podrá reclamar una indemnización si el defecto ha producido algún perjuicio o daño concreto. 

 

¿Cómo tengo que hacer la reclamación?

La reclamación se debe presentar por escrito siempre y con dos ejemplares: uno firmado y sellado por el vendedor, para el propietario, que se lo tiene que guardar como justificante en caso de tener que llegar a vía judicial, y otro para el concesionario, que deberá hacérselo llegar a la marca.

Eso sí, hay que tener en cuenta que hay dos meses de plazo desde que se detecta el fallo en el vehículo para reclamar por vía judicial o extrajudicial. 

Una vez sobrepasado este plazo, aunque no pierdes tus derechos como consumidor, no podrás reclamar daños y perjuicios que hayan sido provocados por el propio retraso en la comunicación, siendo así responsables de los mismos que se le provoquen al vendedor. Finalmente, si el coche contaba con un plazo de garantía adicional, normalmente conlleva un pago mayor en el contrato, se dispondrá de seis meses desde la finalización del plazo de garantía para reclamar el cumplimiento de la misma. 

Deje un comentario

Post Similares