Coche a punto
¿Quieres que tu coche esté en perfectas condiciones? En Coche a punto ponemos a tu disposición todas las respuestas sobre el mantenimiento de tu automóvil, revisiones y aspectos técnicos de interés. ¡Preocúpate solo de disfrutar de tu viaje!

Clasificación de las sillas infantiles del coche por edad y peso

clasificación sillas infantiles

¡Qué quebraderos de cabeza nos da el tema de las sillas infantiles del coche! Si somos padres primerizos nos preocupamos por desconocimiento y si somos padres experimentados siempre tenemos la duda de si habrá cambiado la normativa. Y es que principalmente nos preocupa la seguridad de nuestros hijos y sentirnos tranquilos de que viajan protegidos ante cualquier imprevisto.

El cuerpo y las condiciones físicas del pequeño cambian según crecen y es por ello por lo que la ergonomía de las sillitas infantiles debe ir modificándose al mismo ritmo. Pero, aquí viene la pregunta del millón: ¿En qué debemos fijarnos a la hora de elegir la sillita infantil para un niño? ¿En la edad, el peso o la estatura? En la actualidad, conviven dos normativas que establecen parámetros diferentes para clasificar los sistemas de retención infantil y que pueden dar lugar a confusión si no se está muy familiarizado con estos elementos.

Debido a que la seguridad de los más pequeños durante los desplazamientos en coche es crucial, debemos informarnos adecuadamente de los distintos tipos de sillas homologadas que existen y de cuál es el modelo que mejor encaja con las características físicas del menor.

Clasificación según la normativa ECE 44/04

Esta es la norma más antigua que existe y que conocemos desde el año 1982. Según la misma, las sillitas de coche para niños se clasifican según el peso en 5 grupos. Aunque aparezca un rango de edad para cada tipo de silla, éste se establece a modo orientativo, ya que esta normativa dispone que la silla de coche infantil se debe elegir en función de los kilos que pese el niño.

  • Grupo 0: peso de 0 a 10 kilos (edad orientativa entre 0 y 12 meses)
  • Grupo 0+: peso de 0 a 13 kilos (edad orientativa entre 0 y 18 meses)
  • Grupo I: peso de 9 a 18 kilos (edad orientativa entre 9 meses y 3 años)
  • Grupo II: peso de 15 a 25 kilos (edad orientativa entre 3 y 6 años)
  • Grupo III: Peso de 22 a 36 kilos (edad orientativa entre 5 y 12 años)

Nueva normativa R-129 o i-Size

La homologación más actual que entró en vigor en el 2013 establece una nueva clasificación de las sillas infantiles en función de la altura del niño en lugar de su peso. Debido a que ambas normativas van a coexistir durante el año 2018, en el caso de que sea necesario adquirir una sillita es recomendable hacerlo según esta última norma.

Una de las principales novedades de la homologación i-Size en comparación con la anterior radica en una diferenciación de sillitas para niño según dos rangos de altura: de 40 a 75 centímetros y hasta 105 centímetros. De esta forma, se eliminan los distintos grupos de la norma antigua fijados según los intervalos de peso, aunque seguiremos viendo un número máximo de kilos en cada una como recomendación del peso máximo de los niños que pueden usarla.

Además, esta normativa también contempla otros aspectos que incrementan la seguridad de los menores en el coche, como, por ejemplo, el examen al que se someten las sillas con esta homologación para choques laterales o la posibilidad de que el pequeño pueda ir sentado en el sentido contrario a la marcha durante más tiempo (hasta los 15 meses de edad), ya que está demostrado que esta posición ofrece una mayor protección en caso de accidente.

Con las nuevas sillas infantiles i-Size es menos probable que la instalación se haga de manera incorrecta, ya que se adaptan perfectamente a los puntos de anclaje ISOFIX del coche sin realizar casi ningún esfuerzo.

Por último, otra de las novedades que introduce la normativa R-129 hace referencia a que las sillas elevadoras deben incorporar un respaldo para que puedan ser utilizadas por niños que midan menos de 125 centímetros.

Teniendo en cuenta toda esta información podemos estar tranquilos de que nuestros hijos viajan con todas las garantías de seguridad. Ahora solo preocúpate de disfrutar de tus vacaciones en familia, ¡buen viaje!

Deje un comentario

Post Similares