¡Buen Viaje!
¿Te gusta viajar? ¿Eres de los que se lanzan a la aventura de explorar nuevos lugares? En ¡Buen viaje! te ofrecemos rutas y planes en coche, trucos de ahorro y consejos de mantenimiento para disfrutar de un viaje inolvidable.

La música para conducir y cuál es el mejor estilo

Música para conducir en el coche.

Seguramente coincidamos en que lo primero que hacemos al subirnos al coche es poner la radio, un CD o conectar un dispositivo para escuchar la música que más nos apetece. Lo cierto es que la música es medicina para el alma porque libera dopamina, la hormona de la felicidad, y siempre es bueno dedicar unos minutos al día para disfrutar de ella. ¿Qué mejor lugar que la carretera para escuchar tus canciones favoritas?

Para disfrutar de un viaje en coche en verano no hay nada mejor que elegir tu música favorita y mantener el interior del vehículo fresco. Para no gastar en exceso en aire acondicionado, instala el laminado de lunas y que nada te incomode.

La mejor música para conducir depende en gran parte del estado de ánimo

Hay días en los que preferimos un estilo musical a otro; y esto se debe a nuestro estado de ánimo. Asimismo, una canción puede cambiar la actitud de una persona porque la música actúa directamente sobre las emociones humanas. Hay canciones que nos traen recuerdos, nos transportan a momentos vividos y, en definitiva, nos acompañan a lo largo de nuestra vida. En este post te contamos cuál es el mejor estilo para conducir en función del estado de ánimo. ¡Toma nota y crea tu playlist!

Música para animarse. 

No hay mejor forma de comenzar el día que con música alegre, con mucho ritmo y con letras positivas. Estaremos más cerca de la felicidad con canciones como “Happy” de Pharrell Williams; “Viva la vida” de Coldplay; “Dancing Queen” de Abba; “Walking on Sunshine” de Katrina and the Waves. O canciones más actuales como “Dosis” de Dvico; “Fuera de mi mente” de Lérica y Juan Magán; o “Lo que me da la gana” de Dani Martín, entre un sin fin de opciones más. 

Música para motivarse 

Este tipo de música acoge canciones igual de alegres que el punto anterior pero con un punto más de ritmo y fuerza. Los estilos que mejor encajan son el rock, el hip-hop, el techno y la música electrónica y dance. Canciones como “Out Of Balance” de Charlotte de Wite; “Titanium” de David Guetta; “One Kiss” de Calvin Harris y Dua Lipa; “Don’t stop me now” de Queen; o “Wake me up” de Avicii. 

Asimismo, los ritmos latinos están de moda y son grandes aliados para levantar el ánimo y coger energía: “Despacito” de Luis Fonsi; “La Bicicleta” de Shakira; “La plata” de Juanes; “Con altura” de Rosalía con J Balvin; o el álbum “Colores” de este último. Para este verano nada mejor que conducir con el interior del coche fresco gracias al laminado de lunas y disfrutar de los kilómetros con tu música preferida.

Música para relajarse

La música afecta al ritmo cardiaco y, por eso, cuando buscamos relajarnos o nos apetece escuchar algo más tranquilo, es muy efectivo escuchar música clásica y pop. Favorecen la relajación porque son melodías simples y repetitivas y no nos obligan a pensar porque ya las tenemos retenidas en nuestra memoria. “Las cuatro estaciones” de Vivaldi es una buena opción, así como las melodías de Tchaikowsky o de Beethoven. 

Si queremos escuchar música española más actual que nos ayude a estar tranquilos podemos escuchar los temas de Pereza, Leiva, Rozalén o Pedro Pastor. Asimismo, la música indie como “Copenhague” de Vetusta Morla; “Qué bien” de Izal; o “La tormenta de arena” de Dorian también ayudan a relajar la mente. En el plano internacional, “No one” de Alicia Keys o la mítica “Bohemian Rhapsody” de Queen, entre otras. 

Para evitar el enfado

La música estridente como el heavy metal, el hip-hop o el hardcore es perfecta para liberar toda la hostilidad, irritabilidad y el estrés que se pueda sentir. Además, escuchar estos estilos favorecerá la aparición de una sensación de felicidad para continuar el día con un buen ánimo. 

Entre las canciones más cañeras del estilo metal se encuentran “Blackout” y “Rock You Like a Hurricane” de Scorpions; “Shadow of your Love” de Guns N’ Roses, “Run to the Hills” de Iron Maiden, “Back in Black” de AC/DC. 

En el hip-hop se pueden escuchar canciones de Eminem como “Godzilla” o “The real slim shady”. En el hardcore, podemos desfogarnos con “Back in the days” de D-Ceptor; “Dead Man Walking” de Re-Fuzz; “Diabolic Dice”, de Angerfist o “Underground Riot” de Grind Killer. 

Para aliviar la tristeza

Escuchar canciones lentas y con letras melancólicas es positivo para el organismo y para el alma. Es cierto que todo el mundo dice que lo mejor es poner música alegre para evitar la tristeza, pero la realidad es que escuchar música triste o lenta beneficia la comprensión de las emociones y facilita que fluyan. En definitiva, dan consuelo y ayuda a regular los estados de ánimo. 

La canción más melancólica por excelencia es “Someone Like You” de Adele; o los innumerables éxitos del cantante español Pablo Alborán. Asimismo, las canciones como “Vuelve” o “Lo siento” de Beret son también una buena opción para dejar fluir todas las emociones. En realidad, hay muchos artistas españoles que en su repertorio cuentan con canciones de tinte más triste, como Álex Ubago, Malú o Dani Martín, entre otros. Elijas la música que elijas, recuerda usar siempre el sentido común y preparar la playlist que acompañará tu viaje antes de iniciar la conducción. Asimismo, pon la música a un volumen adecuado que te permita seguir atento a todo lo que ocurre en el entorno mientras conduces. Además, si notas que hay canciones que te aceleran mucho el pulso y te desconcentran, descartarlas para escuchar en el coche. ¡Espera a aparcar y ponlas a todo volumen, así las disfrutarás mucho más!

Compartir en
Deje un comentario

Post Similares