OMGlass!
Prepárate para quedarte con la boca abierta y sorpréndete con nuestras curiosidades sobre el mundo del motor. En Oh my glass! encontrarás información, historias y datos alucinantes sobre el automóvil. ¡No te lo pierdas!

¿Las multas de tráfico prescriben?

¿Prescriben las multas de tráfico?

Cuando una persona es “pillada” cometiendo un acto que es contrario a la normativa de circulación, lo más probable es que reciba una multa de tráfico. Pero, desde el mismo momento en el que cometes esa infracción, el tiempo empieza a correr para la prescripción de esa multa.

¿Y qué quiere decir que las multas de tráfico prescriben? Que la multa va a caducar. Sí, has leído bien. Esto significa que no se va a proceder al cobro de la multa en caso de que no seas notificado por la Administración, en un plazo concreto. Este va a depender de la gravedad de la infracción. Si quieres saber más sobre la prescripción de las multas de tráfico, o de si todavía estás a tiempo de librarte de esa multa que sabes que te debería llegar, lee este artículo para salir de dudas.

Plazos para informar de una multa

Los plazos van a depender de la infracción que se haya cometido, si es leve o es grave. Según el artículo 112.1 de la Ley de Seguridad Vial, el plazo de prescripción de las infracciones previstas, será:

  • De tres meses para las infracciones leves.
  • De seis meses para las infracciones graves y muy graves.

Pero eso sí, lo más importante de este artículo viene ahora: “El plazo de prescripción comenzará a contar a partir del mismo día en que los hechos se hubieran cometido”.

Esto quiere decir que dentro de ese plazo de tres meses o seis meses, vas a tener que ser notificado por la Administración. Por lo tanto, si sabes que vas a recibir una multa, lo mejor es que no hagas nada. Si ya ha pasado ese tiempo y no has recibido ninguna notificación, puedes estar tranquilo, ya que la multa ha prescrito.

¿Y cómo compruebo que tengo una multa de tráfico pendiente?

Si piensas que has superado la velocidad permitida y te han hecho la foto que te enviarán posteriormente, o te has metido por una calle prohibida, lo más probable es que pronto te notifiquen una infracción. Pero, ante la duda, también tienes herramientas donde consultar si has sido multado o no:

  • Por un lado, tienes El Tablón Edictal de Sanciones (TESTRA), donde podrás comprobar las sanciones que tienes pendientes. Solo tienes que poner tu nombre y apellidos, además de tu DNI y matrícula del coche, para conocer si tienes alguna infracción que pagar.
  • Por otro lado y si lo prefieres, puedes dirigirte a Dirección Electrónica Vial, que es un servicio gratuito y voluntario, por donde la DGT te va a informar de las multas a través del correo electrónico o un SMS. Pero eso sí, vas a necesitar un certificado digital para poder tener acceso.

Algunos sistemas ADAS, como el sensor de reconocimiento de señales de tráfico pueden ayudarte a evitar sanciones por exceso de velocidad.

El plazo de prescripción de las multas, ¿se puede interrumpir?

Sí, el plazo de prescripción de las multas se puede interrumpir. El truco de la carta extraviada o notificar otro domicilio ya ha sido muy utilizado.

Por ese motivo, el plazo de prescripción de las multas puede paralizarse durante un periodo de tiempo, mientras la Administración busca la identidad de la persona que ha cometido la infracción.

Pero esta interrupción, por lo general, no durará más de un mes. Por ello, no es factible que devuelvas las cartas certificadas ni des una dirección falsa, ya que, al final, la Administración no restará ese tiempo que tarda en localizarte.

Me ha llegado la multa, ¿la puedo recurrir?

Por supuesto puedes recurrir la multa una vez que has sido notificado, siempre que no estés de acuerdo con la infracción o, directamente, se trate de un error.

  • En caso de que quieras presentar alegaciones, vas a contar con un plazo de 15 días laborables para presentar las pruebas en la dirección que se te indica en la notificación o en cualquier oficina de Correos. No olvides que es importante contar con esos documentos para la posible anulación de la infracción económica. Esos 15 días empiezan a correr desde el momento en el que recibes la notificación.
  • Sin embargo, en caso de que se te pase el plazo y ya no puedas ni acogerte a la prescripción, lo que te queda es pagar la infracción. ¡Ojo! Porque si lo haces durante los primeros 20 días, la cuantía de la multa se va a reducir a la mitad.

Pero te queda una última oportunidad. Si persistes en que esa multa ha sido un error, tienes el derecho a presentar un recurso de reposición. Sin embargo, en caso de ser desestimado, vas a tener que abonar el importe de la multa en unos 15 días, pese a que presentes un recurso más allá y vayas por la vía judicial.

Me han cobrado una multa que ha prescrito, ¿qué hago?

Aunque sea una situación extraña, podría ocurrir. Si recibes una multa que ya ha prescrito, no tendrás que pagarla. En caso de que lo hayan hecho, debes consultar ante la autoridad competente si los plazos de prescripción son los correctos y, en caso de que no quieras acudir a ellos, puedes apoyarte en tu aseguradora para que te asesoren legalmente.

No te la juegues…

Recuerda que al final eres una persona contra una administración entera. En caso de persistir en no pagar la multa de tráfico, pueden comenzar los embargos y los registros en ficheros de morosos. Por eso, lo recomendable es asumir (siempre que sea verídica) la multa y pagar a tiempo.

Deje un comentario

Post Similares